viernes, 24 de diciembre de 2010

Wishlist

Iba a decir que el post sobre mi lista de deseos es todo un clásico en este blog, lo que pasa es que al buscarlos me he dado cuenta de que solo lo he hecho dos veces y una de ellas fue en mi cumpleaños, así que va a ser que no. Casi mejor. Con ustedes, un post casi totalmente original (para los que no hayan leído las ediciones anteriores están aquí y aquí).

Estas son las cosas que me gustaría tener este año de regalo y que va a ser que no, pero yo al menos los pongo aquí y me hago ilusiones. Pero vamos, si este año os decidís a juntar pasta y regalármelos, yo encantado...

iPod Touch.

La verdad es que ya tengo un iPod mini (de hace dos versiones) y sigo pensando que para una cosa que vas a llevar encima a menudo (en mi caso, siempre) y al final se va a caer al suelo alguna vez (llámame patoso) es mejor que sea lo más robusto posible. Lo que pasa es que hay que reconocer que esto es una monada. Además, yo nunca sé lo que voy a escuchar, así que los 16Gb del mio se me quedan cortos. El touch tiene una versión de 64 que es lo que yo me pediría (todavía se comercializa el Classic de 160Gb, que ya es una locura, lo que pasa es que tiene un aspecto muy fromthepast)

Este además tiene la ventaja de que si quieres marcarte un vacile, te lo pones en la oreja y haces como que hablas con él (claro que es mejor que no te llamen entonces al teléfono de verdad y saques uno de esos que te regala Vodafone...)


Harley-Davidson Forty-Eight

Esta moto me enamoró en cuanto supe de ella. Es cierto que mi Harley favorita siempre ha sido la Fat Boy, pero hay que reconocer que es un bicho enorme. Esta tiene la ventaja de ser mucho más manejable... y bueno, valer menos que un coche (cosa que no pasa con la otra)



Mini Countryman

Los minis me han gustado desde que salieron, lo que pasa es que tienen el mismo defecto que los iPhones, todos los pijos se los han pillado y ya da un poco de rabia tenerlo. Éste al menos es original, y supongo que se verá menos. Que no os engañe su aspecto intimidante en foto, es la nena de los todoterrenos. Lo conocía de imágenes por internet, pero ayer lo vi en 3D y decidí que me gusta.

Sé que a mucha gente no le gustará, que yo tengo un gusto raro para los coches, pero vamos, que más  da. Total, ni vosotros ni yo lo vamos a disfrutar...





La chica.

Ah sí, la chica. Bueno, los que no hayan visto los otros post de navidades la costumbre es pedirme una chica. En esta ocasión me voy a pedir a Ana Morgade. Que vale, igual hay chicas más guapas por ahí, pero siguiendo la sabiduría popular (concretamente la sevillana 'Me casé con un enano pá jartarme de reír') he decidido que esta vez quiero una chica que me divierta, que estoy harto de salir con supermodelos y actrices. Que vale, estarán muy buenas pero al final son un coñazo y la mitad de veces no me pillan los chistes.


El sitio.

También es costumbre pedirme un sitio. En mi primer post igual me fui un poco arriba y me pedí el mundo, que igual para pedirlo de regalo de navidades es un poco demasiado. El segundo decidí ser más modesto y me pedí Luxemburgo, que pensé que igual era más asequible, y tampoco hubo suerte. Pues nada, vamos a bajar un poquito más el nivel. Mira, si no juntáis pasta para pillarme esto yo ya no sé, ¿eh?



No tengo ni idea de como es, pero es que me gusta el nombre, que suena como a superhéroe chungo.

Bueno, pues con eso estaría todo.

Ala, felices fiestas y que no os atragantéis con las cenas familiares un polvorón.

lunes, 20 de diciembre de 2010

Venden por 30€ un Chillida a un chatarrero.

La obra de Chillida valorada en 800 mil Euros titulada 'Topos IV', que fue sustraída el pasado 27 de noviembre junto otras obras de diversos autores que venían de ser expuestas en Alemania, fue recuperada el pasado sábado en una chatarrería de la capital, que la adquirió al sorprendente precio de 30€. La fiscalía no ha decidido todavía medidas contra los responsables del suceso por no estar seguros de si se trata de un simple acto de delincuencia común o de algún tipo de performance vanguardista que trata de ironizar sobre el mercado de arte actual.

Varios expertos en arte han calificado el suceso como 'el 11-S' de los críticos de arte y vaticinan un desplome general de los precios. "Es que claro, a ver como colamos ahora que esto vale casi un millón de Euros cuando en el mercado real se puede comprar a peso", declaró desolado un galerista.

Mañana a primera hora está previsto que se reúnan el Ministro de Justicia y la Ministra de Cultura para decidir si se toman acciones legales contra los ejecutores del acto o se les concede una subvención. "Probablemente las dos cosas", sentenció un ordenanza ministerial.


En la imagen, la obra Topos IV, a la que el chatarrero se refirió al conocer su valor real como "Topotamadre". 
"¡Jonatan, traite el suplete, que vamo' a abril una galiría!" comentó el chatarrero.

En una noticia relacionada, los responsables de la web del noticias humorísticas El mundo Today, han anunciado que de seguir publicándose este tipo de noticias en medios convencionales, iniciarán medidas legales. "No, es que si ellos empiezan a meter noticias de cachondeo, apaga y vámonos. Con lo que nos cuesta a nosotros que se nos ocurran chorradas" declaró uno de los responsables.

(La noticia original, aquí)

miércoles, 15 de diciembre de 2010

Aviso sin ningún interés

Durante los próximos días un par de proyectos personales (a los que me referiré con los nombres en clave de #volveratenervidaen3D y #conquistarelmundoestavezenserio) probablemente me tengan algo ocupado y no pueda atender este blog tanto como me gustaría. Lo digo para que no penséis que finalmente me han localizado los de la CIA la mafia telecinco el fisco loquesea o que me ha tocado la lotería y me he retirado a una isla paradisíaca rodeado de mujeres exóticas (esto tiene que pasar antes o después, ya lo aviso).

Lo más probable es que vuelva en enero sin haber hecho nada de lo que pretendía -que yo me conozco- o incluso que antes de eso termine colgando tonterías por aquí. Pero vamos, que si veis que no contesto comentarios o cuelgo nada en ese tiempo no es que me hayan contratado como guionista de Buenafuente o para poner bronceador a la selección danesa de vóley playa* (casi prefiero lo segundo, que la vida de guionista tampoco da grandes satisfacciones).

Durante este tiempo es bastante probable que tampoco me conecte al Twitter, que es una cosa que mola mucho pero ocupa muchísimo tiempo (es que la gente está muy aburridita y se pone a colgar tonterías todo el rato sin ningún criterio). Lo digo para los tres que me siguen por allí.

Otra cosa, ni se os ocurra empezar a montar grupos en Facebook para que vuelta, hacer trending topics en Twitter o todavía peor manifestaciones cortando la Castellana (que yo creía que era un anís, pero se ve que es algo que la gente corta cuando hace manifestaciones) que ya me estoy viendo los titulares en la prensa:

"Grandes disturbios ocasionados ayer por nueve descontrolados y un perro. Se desconocen los motivos". 

Es que iba a ser casi peor...


Jugadora de vóley playa marcando jugada. Esta en concreto se llama 'Ay omá que rica'. La jugada, digo, no la jugadora. La jugadora creo que es Miranda Cuenta Teponía, no sé si la conocéis. Que no, que es una animadora, que os lo creéis todo... Por cierto, el mono de la documentación sigue de vacaciones, pero no se está notando nada ¿no?


*Femenina, claro, que me he metido en google y resulta que también hay una masculina. Y digo yo ¿para qué? Si no hay necesidad...

lunes, 13 de diciembre de 2010

Quejándome de mi vida (que es una cosa que hago porque me sale bien)

¿Por qué cuando alguien se acerca demasiado para hablar nunca es una tía con los pechos enormes?* El otro día estaba pensando en esto mientras sufría en silencio a Jotaeme. Jotaeme es un amigo de mi amigo Jota** con el que suelo coincidir de tanto en tanto tomando cervezas o en algún concierto. La verdad es que no siempre ha sido amigo de Jota. En realidad, cuando yo lo conocí (allá por el jurásico) me lo presentaron como amigo de Pe (esta forma de abreviar nombres me empieza a parecer absurda, en serio). No sé si esto es indicativo de lo que cambian las relaciones con el tiempo, de que se lo van pasando como una pelota, o simplemente de que quedamos pocos de la pandilla que sigamos haciendo las cosas de antes (de hecho Pe es uno de mis amigos que han desaparecido en combate; las mujeres han causado más bajas en mi grupo de amigos que el Vietcong***).

Tengo que decir, que hace poco llegué a la conclusión de que Jotaeme es una de esas personas de veinte minutos. Sabéis como son, ¿no? Todo el mundo conoce alguna. Es esta gente que conoces un rato y te parece maja, e incluso divertida, pero en cuanto estás con ella media hora te das cuenta de que te ha saturado y llevas diez minutos deseando que cierre la boca.

Por supuesto, de esto he tardado bastante en darme cuenta, porque al ser un amigo indirecto no suelo coincidir mucho con él, y cuando lo hago siempre es poco rato. Ha sido recientemente, y debido a un aumento en la intensidad del trato, que he descubierto que aúna varios de los defectos que más me pueden molestar en una persona. A saber:

1. Habla TODOELRATO. Esto tengo que decir que al principio no me molestaba, porque hay mucha gente así, y yo no necesito hablar siempre, así que cuando pasa, me callo y escucho (o desconecto y pienso en mis cosas, si es mi madre). Lo que pasa es que resulta que yo cuando salgo a tomar algo también me gusta intervenir en las conversaciones (de hecho salgo por eso, que si no igual me quedaba bebiendo en casa), así que si está mucho rato, termino por mosquearme. Antes no era problema porque llegaba, se tomaba dos cervezas de trago y se largaba, pero ahora se queda más y noto que me cuesta encontrar huecos para meter frases (suelo aprovechar cuando bebe, porque no parece que pare a respirar; tengo que investigar si es posible que tenga branquias).

2. SIEMPRE tiene la razón. Esto sí que me toca bastante los huevos en la gente. Es decir, yo conozco a una persona que siempre tiene la razón (pero siempre, siempre) y da un poco de rabia porque sabes que diga lo que diga al final va a resultar que estaba en lo cierto, pero no le doy mucha importancia (a fin de cuentas es una excepción en el mundo, es como tratar de ganar a Nadal a tenis). Pero este es de los que tiene que tener la razón por deporte. Eso implica que para tener razón, sea en lo que sea, tiene que demostrar que tú te equivocas. Yo soy relativista y bastante poco de discutir, así que procuro no meterme en estos líos. Y menos aún si veo que no va a ser una discusión sino como jugar al frontón solo y pretender ganar (no importa lo bien que juegues, una pared va a cansarse mucho más tarde que tú). Vi que había sobrepasado mi límite cuando me descubrí diciéndole: "¿Pero quieres dejar de llevarme la contraria? AHORA te estaba dando la razón, capullo". Es muy difícil conversar con alguien que discute por deporte...

De la unión de estos dos defectos supongo que es inevitable que el tercero sea:

3. Habla de él TODOELRATO. ¿Conocéis gente así? Son estos que no pueden decir una frase que no empiece por YO o A MÍ. Que hay veces que son inevitables, pero cuando son todo el rato así, al final a mí me dan ganas de sacar la recortada. No me canso de repetir que la conversación es un arte que no todo el mundo domina. En un mundo ideal, dos hablantes medianamente educados tratarían de encontrar un tema de conversación que interesara lo suficiente a ambos, o al menos tratarían de alternar las intervenciones (ahora hablo yo un poquito, ahora hablas tú un poquito). A no ser que seas, no sé... Punset, Isaac Asimov o Indiana Jones, es probable que tu tema de conversación "cómo me molo" me termine aburriendo. Claro que puede ser mejor. Y con eso vamos al fantástico cuarto punto.


4. Ahora habla también TODOELRATO de su niño. Aquí hay un tema. Y voy a tratar de no ponerme muy burro en esto. No soy de esos tíos a los que emociona ver a un niño tirando babitas o diciendo 'gu-gu'. Si me gustaran los niños, posiblemente me planteara tenerlos (o comprarlos, que creo que también se puede). Con todo, entiendo que a los padres de los niños les parece muy impresionante todo lo que estos hacen. Tengo una noticia para ellos: a mí, no. Si me cuentas que tu niño de cinco años ha compuesto una ópera, probablemente te diga que no soy mucho de ópera, pero es posible que me impresiones. Si me cuentas que sabe decir green y yelow, no. Yo ya sé decir todos los colores y no voy presumiendo. Eso sí, cuando llegue al third conditional me avisas, que igual podemos practicarlo juntos.

De todas maneras ¿no nos estamos pasando con lo de tener lado femenino? Quiero decir, joder, me parece estupendo que tengas un niño y que disfrutes de él pero ¿ves madres por aquí? Estamos en un bar tomando cerveza, deberíamos estar hablando de las tetas de la camarera. En serio, que tu niño se lo haya comido todo, no me parece un tema. Si fuera la camarera, todavía****...

Pues bien, el sábado advertí un último defecto que no había descubierto aún, supongo que porque normalmente nos encontramos en un bar, sentados cada uno en su silla.

5. Es de los que se acercan MUCHÍSIMO para hablar. Qué rabia me da esto, en serio. Quiero decir, si eres Megan Fox, seguramente no me importe que te acerques tanto que la ropa te impida acercarte más (y en ese caso, igual hasta me parece buena idea eliminar ese impedimento) pero si eres un tío, probablemente no me quiera acercar más de lo necesario para hablar. Si puedo escucharte, ya estás bastante cerca, no necesitas acercarte más. Además, prefiero tener una vía libre por si tu conversación me aburre demasiado poder salir corriendo (¿os habéis fijado que todos los que se acercan mucho para hablar te pueden matar con su aliento o con su conversación? Se acercan tanto porque descubrieron que si no, la gente se les escapaba...)

A pesar de todo, tengo que reconocer que por algún motivo, Jotaeme no es de las personas que me irritan en el mundo. Jota dice que es porque es muy buena persona (es cierto que lo es) aunque para mí, decir esto de alguien es como cuando dices que una película tiene "buena fotografía" o que una chica "es simpática" (¿sabéis lo que quiere decir que una chica "es simpática" verdad? No me hagáis explicarlo, en serio...). Supongo que lo conozco tanto tiempo que cosas que en otro ser humano harían que le arrancara un brazo y le matara a golpes con él, en este solo hacen que me moleste un poco a veces. Somos raros los seres humanos...

Y supongo que este tipo de entrada es lo que explica que no pueda salir del armario y tener un blog público que pueda leer todo el mundo. Más que nada para cuando me apetece pelarlos y quedarme a gusto...


El mono de la documentación tiene el día libre. A pesar de todo he tratado de buscar una imagen que sea de su estilo. No se si lo he conseguido...


* De hecho una vez sí que conocí a una tía así. Tenía halitosis. En serio.

** Jota es un amigo del que he hablado alguna vez. Es la única persona que conozco de antes de tener el blog (es decir, en persona) y que sabe que lo tengo. Le molesta bastante que le mencione, así que creo que esta entrada le va a dar por culo doblemente. Supongo que no importa demasiado, porque en realidad no suele leerme. Es normal, ya está bastante harto de que le cuente mis paranoias en 3D como para tener que leerlas aquí también... 

***Esto es literalmente cierto. Ninguno de mis amigos ha sido baja por una emboscada del Vietcong, así que las mujeres van ganando. Ahora, molaría todo que hubiera pasado aunque solo fuera para poder recordarlo cuando nos juntamos ("¿Y os acordáis de aquella vez que salimos del bar y nos emboscaron los Vietcongs?") en lugar de recordar historias mías de borracheras, mamones*****.

****Pido disculpas a todas las personas (chicas, supongo) que se ofendan por este comentario. Pero vamos, somos tíos y nos juntamos en un bar. Hay veces que no hablamos de poesía francesa...

*****No, no pienso contar ninguna. En serio. 

sábado, 11 de diciembre de 2010

Rock and roll star.


Yo podría ser estrella de Rock and Roll. Podría ser un gran artista. Podría haber sido un gran pintor o un director de cine. No me culpéis por haber tratado de ser decente y formar una familia. No fue mi culpa, seguí un mal consejo de mi padre.

No nos engañemos papá, somos bohemios. Allá donde haya una botella de whiskey y alguien con ganas de juerga, allá estaremos nosotros. Que jodan a las nóminas y a la familia.

Somos libres papá. Nunca lo olvides.

Te quiero, papá. Seguro que hasta mamá te echa de menos a veces.

Dice que cada vez me parezco más a ti.

Me empieza a gustar como suena.

viernes, 10 de diciembre de 2010

Tema del Viernes: es un buen momento.

Hace un montón que quiero poner este tema pero nunca encontraba un buen momento. Creo que hoy pega.

Bueno, en realidad la que yo quería poner era la original que es un cañonazo, pero no he encontrado el vídeo (la inserto más abajo en audio; espero que funcione, porque en mi guarida secreta no la puedo probar). En cualquier caso ésta desenchufada tampoco está nada mal.

M-Clan - Un Buen Momento



jueves, 9 de diciembre de 2010

Alarma, excepción y sitio

Hace tiempo que no hago seguimiento de la actualidad. Esto es así, en parte porque como ya he dicho un par de veces, yo la actualidad la sigo más bien poco y de lejos, y en parte porque desde que tengo twitter, veo que hay un montón de gente que la domina más que yo, así que paso. Con todo, como al final de algo tengo que hablar, y yo tengo este blog para hablar de lo que me apetece, hay un par de temitas que me apetece tocar. Ahí vamos. Ya aviso de que igual me queda el post largo, el que se canse, que pare de leer y siga el miércoles (a todo esto, ¿a qué día estamos? es que con tanto festivo ando perdidísimo...).

1. La cosa de los controladores.

Me parece que estaremos todos de acuerdo en que los controladores aéreos merecen todos la muerte por el procedimiento de estirarles de un padrastro y pelarlos completos ¿no? Lo digo porque ¿quién coño se creen que son estos putos privilegiados que cobran una pasta para venir y joderme un puente que pensaba irme con mi churri a un hotel en la Toscana a no salir de la habitación en cuatro días?* ¿Qué quieren, encima que cobran más que yo, cabrearme jodiéndome el puente?

Bueno, yo como de casi todo lo demás, de esto no tengo ni puta idea. Todo lo que sé, es que el portavoz de los controladores salió hace un tiempo en BFN** (un tal César Cabo, lo conoceréis quizás porque medio Facebook se lo quiere zumbar) y no recuerdo que hablara de que quisieran cobrar más. De hecho creo que les han reducido el sueldo por decreto. De lo que sí que creo que habló, es de que son pocos para hacer lo que hacen. Eso quiere decir, que son ellos los que no se pueden ir de vacaciones. Vamos, ni eso ni casi ni descansar porque están doblando turnos desde ni se sabe. Lo bueno que tiene este país, es que cuando tienes a la demagogia en contra, es muy difícil demostrar que tienes razón. Pues bueno, ellos hacen las huelgas como los barrenderos o los conductores de metro, cuando jode. Con la diferencia de que como a ellos no les dejan hacer huelga, tienen que ponerse malos, pero viene a ser lo mismo. Ahora, vosotros dadle la razón al gobierno, que se está colgando medallitas a base de hacer linchamiento público de esta gente. El día que uno de estos se zumbe de verdad y estrelle un 747 contra la torre de control, a ver que dice el ministro de turno...

Ahora, como yo de esto ya digo que no tengo ni puta idea, os voy a poner un par de frases de otro blog:

"(...)que cada cosa que vosotros tenéis por ley yo tengo que ganarla en los tribunales y eso si tengo suerte, que si no me jodo, porque soy controladora y no se me aplica ni de coña la misma justicia que a vosotros lo creáis o no."

"Me decís que pobrecitos vuestros parientes, que no podéis ir a verlos. Yo he tenido UN fin de semana libre en nueve putos meses. Han operado a mi madre tres veces y la he visto cinco días.
Y os atrevéis a decirme que vuestras familias son más importantes que la mía."

"Haceos controladores vosotros y así os curráis los puentes unos a otros y tan ricamente. Os va a encantar."

Esto está sacado del blog de una controladora a la que le han puesto dos expedientes por tener un blog, que eso son cojones. Este post en concreto, tiene 5002 comentarios, que son al menos tres o cuatro más de los que yo tengo. Pues aun así, me parece que a esta gente no les escucha nadie, porque les han caído hostias, pero bien.

Si alguien quiere una versión más objetiva, también tengo una del blog de un guionista. Ahí se explica incluso más de las causas del conflicto.

(todo esto vía El Mundo, quienmeloibaadeciramí)

Pero vamos, que a mí me da igual, como cobran mucho merecen la muerte. Estos, Fernando Alonso y la mitad de los futbolistas. Y los Diputados, que también cobran un huevo*. He dicho.

Con todo, reconocer que el Gobierno ha manejado esto magistralmente. Solucionarlo utilizando una vía que permite la constitución y que no se había utilizado nunca me parece un golpe maestro. Ha resuelto la crisis en el menor tiempo posible (porque sustituir a los controladores aéreos civiles por militares como amenazaron con hacer, no se puede) y encima han quedado como reyes poniendo los cojones encima de la mesa, que eso es una cosa que en España gusta mucho. Si, este es el país donde el Jefe de Estado (y máximo representante de nuestra diplomacia, por cierto) le dijo a Chávez 'por qué no te callas' y todo el mundo hizo palmas con las orejas. Que Chávez puede gustar o no (y ya os digo yo que a mí, no) y se lo podría merecer o no (que se lo merecía) pero para eso no necesito a diplomáticos que cobran una pasta para que les intercepten cables (huy, que me paso de tema) y al final resuelven los problemas como si estuvieran en una tasca.


Bueno, en resumen, que no me extrañaría que el Gobierno ganara algún puntito con todo esto (claro, que igual ya les va a dar lo mismo) pero al final lo que tiene pinta que hay detrás de todo es una privatización acojonante que los del PP cuando lleguen van a fliparlo (es que no les va a quedar nada ya para vender).


2. Lo de Wikileaks.

De esto quiero hablar desde que se empezaron a ver chistes en twitter y lo tuve que buscar en la wikipedia porque no me enteraba. Luego me lo fui dejando y para cuando me quise dar cuenta el tema ha había llegado a los periodistas y a las tertulias de radio, lo que quiere decir que en calle la gente... sigue sin tener ni puta idea. 

Vale, pues yo tampoco. O sea, que no voy a explicarlo (y si alguien quiere, que lo busque). Solo quiero decir sobre esto que me sorprende muchísimo que la gente flipe con lo que está saliendo. Igual yo voy muy de listo, pero hasta que no saquen lo del ovni del Área 52 (que eso sigo sin creérmelo) o las fotos de Elvis de vacaciones en Maui con Hittler, a mí creo que no me van a pillar mucho por sorpresa con nada. De todo lo que he visto por ahora (y no es que lo esté siguiendo mucho, la verdad) a mí lo único que me me ha sorprendido que los americanos piensen que Zapatero es un gran estadista y que lo mismo hasta sabe inglés pero prefiere hacerse el tonto, que es una cosa que me da risa solo de pensarla (y que da una idea de cómo están los servicios de inteligencia del mundo). ¿Que resulta que Sarkozi es un ególatra y Berlusconi putero? Po fale. ¿Que los árabes montan orgías? Pues qué bien. ¿Que la CIA y el dinero manejan el mundo? Qué sorpresa. Cuando lleguéis a cosas que no hayan salido ya en chistes de Buenafuente, me avisáis.

Que igual yo es que he leído muchas novelas de espías, pero que a mí todo esto me sorprende poquito. Igual a la gente le escandaliza que desde las embajadas y consulados hablen de los políticos en cierto tono, pero si lo pensáis bien, lo único que hacen es lo que siempre han hecho los servicios secretos de todo el mundo: resumir los periódicos y mandarlos a sus jefes. Mientras tanto, toman copas en recepciones de hoteles con sus homólogos de otros bandos y como mucho, consiguen fotos comprometidas de diplomáticos rivales para tener cosas con las que negociar las fotos comprometidas que les han sacado a sus diplomáticos... pero ¿de verdad tengo que explicar todo esto? A mí lo único que me extraña es que a estas alturas, Assange no se haya caído accidentalmente 58 veces sobre un cuchillo o algo le haya entrado algo en un ojo como una bala del .38, que le impida seguir. Me dicen que está muy tranquilo porque seguramente tenga algo muy gordo guardado por ahí (que esto va a ser la receta de la Coca-Cola o el nombre del cirujano de Belén Esteban como mínimo, porque ya tiene que ser gordo si está seguro contra la CIA) pero vamos, que ya aviso yo de que en las cárceles se ahorca mucha gente, seguramente por depresión. Especialmente la gente que interesa que no hable.

Otra cosa que sí que es cierta, y que no vi hasta que me la explicó una amiga, es que igual es cierto que todo esto que ya sabíamos pero que ahora está demostrado. Bueno, pues vale. Como lo de que la tierra es redonda y que hay formas de vida que pueden sobrevivir con arsénico. O como que los balones de Nike los cosen niños en Tailandia. Ya veréis que pronto nos acostumbramos. Ahora, la movida que se está montando en internet sí que me parece de estar la gente muy aburridita. Que lo de los hackers de tumbar las webs de Visa y Mastercard es como el final de 'El club de la lucha', pero en versión 2.0 (por si alguien no se acuerda, hacen lo mismo pero de verdad). Que vamos a hacer un 'día sin twitter' como protesta, po fale. Mira,  yo voy ahora mismo a hacer un grupo en facebook para protestar por las minas antipersonas. Total...

¿Mayo del 68? Ja. Yo puedo actualizar mi estado desde el móvil, chuparos esa, revolucionarios del paleolítico...

*Estoy poniendo un caso hipodérmico. Mi plan para el puente era arreglar el trastero, que lo tengo bueno. Sí, mi vida es apasionante, sé que me envidiáis...


**Una vez más, gracias Globitodechicle. La mejor manera de ver Buenafuente en internet.

***Otro día si queréis hablamos de que tenemos los políticos que tenemos, precisamente porque como en la privada pagan más, los listos se van allí. En la política se quedan los tontos que se quieren hacer ricos. Ains...

martes, 7 de diciembre de 2010

Último minuto

Se supone que cuando vas a morir, ves pasar toda tu vida ante ti. Creo que eso no debe ser del todo cierto. Cuando descubro que mi vida va a terminar, lo único que veo pasar ante mí es una carretera, dando vueltas alrededor de mi coche, y un guardarraíl cada vez más cerca. Al principio pienso que me voy a estampar contra un árbol y ahí acabará todo. Luego veo que voy a pasar justo por un hueco entre dos árboles. "Mucho mejor" pienso "voy a caer por el terraplén, fantástico; al menos va a ser espectacular". No puedo dejar de pensar en si el coche explotará como hacen en las películas, o simplemente se quedará boca abajo, echando humo, con las ruedas en movimiento hasta que finalmente se detengan. A mí me dará igual, claro, porque asumo que habré muerto antes de eso por el impacto y no me enteraré.

Entonces me doy cuenta de que todo pasa muy despacio. Quiero decir realmente muy despacio. Todavía no he alcanzado el guardarraíl y parezco llevar aquí una hora pensando en mis cosas. Voy tan despacio que parece que cuando vaya a chocar contra él, el coche simplemente se detendrá sin hacer ruido. Y sin embargo esto no sucede. Cuando finalmente lo alcanza, éste se deshace como si fuera de mantequilla, apartándose mansamente a su paso. Sin hacer ningún ruido, eso sí. Es curioso lo silencioso que está todo.

Trato de recordar como he llegado hasta aquí, pero no soy capaz de hacerlo. Como si de un sueño se tratara, no soy capaz de recordar el principio. Eso me hace pensar que quizás que sea un sueño, pero descarto en seguida la idea porque todo es muy real. De hecho, demasiado real. Soy capaz de oler los pinos a los que me acerco como si estuvieran debajo de mi nariz. Incluso puedo oler un fondo de goma quemada -de los neumáticos, supongo- que por lógica debería estar demasiado detrás de mí como para poder olerlo. Puedo contar las gotas de agua que hay en el cristal delantero, e incluso las que brillan en las agujas de los pinos. Sus cortezas tienen grietas que parecen tener metros de profundidad, y en ellas puedo ver hormigas, paradas, expectantes ante mi suerte. Si fijo mi mirada en el horizonte veo las nubes como si estuvieran a un metro de mí. La realidad parece mucho más definida de lo normal, como si mi cerebro supiera que va a ser la última imagen que va a captar y tratara de aprehenderla hasta el último detalle. Es divertido que perciba el mundo mucho más real que nunca justo antes de dejar de percibirlo para siempre.

Trato de distraerme moviéndome hacia atrás en el tiempo para ver si así soy capaz de descubrir cómo ha pasado esto. Recuerdo haber perdido el control del coche, aunque no sé cómo, y que noté como las ruedas dejaban seguir la trayectoria de la carretera justo antes de que el coche comenzara a girar como una peonza. Recuerdo haber pensado que menuda suerte que no hubiera nadie en el otro carril, hasta que me doy cuenta de que si sigo dando vueltas ese será el menor de mis problemas, porque la carretera presenta una curva unos metros más adelante y mi coche sigue girando sobre sí mismo mientras se dirige a ella en línea recta. Me llama la atención no marearme, aunque supongo que todo pasa demasiado deprisa para eso.

Antes de eso, recuerdo haber conducido como un loco. Los vehículos pasaban a mi lado como si estuvieran parados mientras los adelantaba. Los que iban en el sentido contrario casi ni los veía. No recuerdo haber tenido tanta prisa, al parecer estaba furioso. ¿Qué puede haberme puesto tan furioso? ¿Importa ya? Lo dudo. En estos momentos abandono la carretera entre los árboles y paso a gravedad cero. Pienso que el impacto va a ser inminente, aunque diría que el tiempo pasa cada vez más despacio. ¿Es así la muerte? ¿Quizás sea esto el purgatorio? Aparentemente voy a pasar los próximos años de mi vida (¿siglos, tal vez?) viendo cada vez más lentamente como me estrello contra el suelo por mi propia idiotez. Tiene sentido, claro.

Me pregunto qué dejo detrás de mí. ¿Tenía familia, amigos? ¿Un buen trabajo? ¿Algún secreto que me hubiera gustado que no se supiera y que se descubrirá inevitablemente en cuanto alguien se ponga a mirar en mis cosas? Lo desconozco. Solo existe aquí y ahora. Como siempre debería haber sido, supongo.

Ahora me arrepiento de haber sido tan imbécil. ¿Deseaba mi propia muerte? Supongo que sí ¿Qué sentido tiene eso? Ahora que mi mente se aferra a cada nanosegundo entiendo el valor de la vida. Sé que no volveré a ver un amanecer, o una puesta de sol, estar en una playa, o escuchar un pájaro. Y me alegro de poder oler estos pinos, esta carretera mojada. Me gustaría poder estar aquí siempre, a falta de algo mejor. ¿Por qué siempre nos damos cuenta de las cosas tarde? Tendríais que ver esta vista...

jueves, 2 de diciembre de 2010

Cherokee

Cuando la conocí, yo acababa de salir de una relación larga -la cuarta de mi vida- y no estaba buscando a nadie. Mi definición de relación larga en aquel momento era toda aquella que pasaba de los tres años y no llegaba a los cuatro. El hecho de que pusiera el corte en los tres no es tan significativo como el de que no tuviera un nombre para una relación que pasara de los cuatro. Probablemente no veía necesario tener un nombre para ello, teniendo en cuenta que seguramente nunca la alcanzaría. Lo cierto es que empezaba a plantearme que quizás el problema sí que fuera yo de verdad -como siempre les decía- y no ellas -como realmente pensaba.

Cuando llegó a la oficina destacó en seguida. Al parecer se dedicaba a algo relacionado con el diseño gráfico, motivo por el cual, tanto la jefa de recursos humanos como el director pasaron por alto lo excéntrico de su imagen. Sospecho que incluso pensaron que le daba un toque 'cool' a la empresa. Para mí no era 'cool' en absoluto. Más bien parecía que salía un bar de motoristas. De darles una paliza, probablemente. Aquí supongo que tendría que matizar que a mis compañeros les pareció en seguida una chica muy guapa. Bueno, así es como lo voy a expresar yo. Ellos utilizaban otro tipo de expresiones acompañadas a menudo con gestos bastante gráficos. Digamos que lo primero que supimos de ella es que la chica era llamativa. Lo segundo fue que no le agradaban demasiado los elogios de su belleza. Al menos no en los términos en los que acostumbraban a realizarse en mi oficina -un antro casi exclusivamente masculino más cargado de testosterona que la sala de pesas de un gimnasio. Y que no le importaba utilizar el lenguaje de una manera creativa para cortar aquel tipo de conducta. Por lo que me comentaron, sus respuestas fueron de lo ingenioso a lo cruel, pasando por algunas expresiones que habrían hecho enrojecer al portero de un club de carretera. Supongo que eso desanimó a la mayoría de mis compañeros, aunque un par de ellos siguieron haciéndolo no sé ya si por seguir intentando o por la emoción de aprender nuevas expresiones que poder utilizar luego en el bar.

Se ganó casi inmediatamente el sobrenombre de Cherokee, que yo inocentemente achaqué a su aspecto. Tiempo después alguien empezó a decir que era porque si le parecía que la habías mirado mal era capaz de arrancarte la cabellera, aunque yo sospecho más bien que siendo vasca y borde, a alguien le pareció apropiado ponerle el apodo de un Etarra. La gente es así de simple.

Por lo demás, a pesar de que no era mucho de mi estilo, tengo que reconocer que la chica cuando estaba callada -es decir, cuando no estaba soltando veneno por la boca- era bastante guapa. Supongo que tendría que decir más bien muy guapa, teniendo en cuenta que lo era de un modo totalmente natural -y casi se diría que a su pesar- ya que no se molestaba lo más mínimo en resaltar su belleza. Llevaba una larga melena que le llegaba casi hasta el final de la espalda -creo que su única concesión a la estética- de un cabello castaño casi negro, que parecía liso natural -era difícil imaginarse a esa chica levantándose antes de lo normal para alisárselo solo para tener mejor aspecto. Sus ojos eran color miel y era bastante alta. Su piel tenía un bonito color bronce y un tatuaje bastante grande que comenzaba en el hombro y se perdía debajo de la camiseta. No voy a hablar de sus curvas porque me parece que sería incorrecto. Me limitaré a mencionar que estaban ahí, y en las localizaciones adecuadas. Nunca se maquillaba y su modo normal de vestir eran unos tejanos negros desgastados y rotos, camiseta negra sin mangas, botas de montar y chupa de cuero. En alguna ocasión le vi cambiar los tejanos negros por otros azul claro y la camiseta por otra igual pero blanca y reconozco que a pesar de la ausencia de alardes estilísticos, era difícil resistirse a seguirla con la mirada.

Yo la verdad es que siempre mantuve las distancias con ella. Su trabajo no tenía nada que ver con el mío, así que era difícil que nos cruzáramos más allá de alguna vez en la fotocopiadora o en la máquina de café. No tenía ningún interés en jugar al mismo juego que mis compañeros y la verdad es que mi trabajo me absorbía bastante en aquel momento -o yo quería que fuera así. Un día, coincidimos en la máquina de café. Pensé que nos limitaríamos al típico 'hola' de cortesía.

-¿Se puede saber por qué tú no has intentado nada conmigo?

-¿Yo? Pues, no sé, la verdad. Supongo que no eres mucho mi tipo -me estudió detenidamente como si no supiera como tomarse aquello.

-¿En serio? -pareció dudar.

-Creo que no. Demasiado agresiva. He visto como tratas a mis compañeros.

-Tus compañeros son idiotas -no pude evitar reírme.

-En eso te doy la razón. Yo al menos no tengo que aguantar que me acosen- Esta vez fue ella la que se rió.

-¿Entonces tú no vas a intentarlo?

-No, quédate tranquila, en serio. Creo que con ellos tienes bastante -me estudió de nuevo como si no supiera en que especie clasificarme y se fue con su café.


Durante los siguientes días cuando nos cruzamos empezamos a hablar algo. A menudo comentarios intrascendentes. A veces bromas tontas. Finalmente otro día se plantó ante mi mesa.

-¿Tienes algo que hacer el viernes?

-Bueno... -dudé un poco- Tenía un par de películas para ver. ¿Por qué lo dices?

-Te vienes conmigo. Te recojo a la salida del curro. Y no hace falta que cojas coche, conduzco yo -y se fue sin darme tiempo a decirle que de todos modos, no tenía.


El viernes cuando apareció, me dio algo parecido a un orinal pero en color negro mate y con una cruz gris estampada que me sonaba vagamente haber visto en alguna película antigua de guerra.

-¿Qué es esto?

-Tu casco. Espero que te venga bien.

-¿Vamos a ir en moto?

-Claro. No me dirás que te dan miedo...

-Vale, no te lo digo.

Al acabar la jornada, me llevó al parking de la empresa.

-¿Tienes plaza de garaje? Pero si eres la última que ha llegado...

-No, lo que tengo es una tarjeta de aparcamiento que nadie reclama. Bueno, ¿estás listo?

-Creo que no -dije al ver aparcada una moto algo más grande de lo que esperaba. Bueno, ya había supuesto que no manejaría un ciclomotor, pero no estaba seguro de que una chica de su peso fuera capaz de manejar aquello, y menos conmigo encima. No se lo dije, claro.

-Vale. Pero no corras mucho, no tengo tanta confianza contigo como que me escuches gritar como una niña -aquella idea pareció hacerle mucha gracia.


Me llevó a un bar ante cuya puerta había un completo muestrario de motos, donde todo el mundo parecía conocerla y muchos de los parroquianos la saludaban chocando el puño con ella como hacen los jugadores de rugby en las películas americanas. Noté como varios de ellos me miraban con desconfianza. Al llegar a la mesa, vino una camarera rubia de grandes pechos a tomarnos el pedido.

-A mí ponme un tanque y un tequila. ¿Tú que vas a tomar?

-Coca cola, gracias -las dos me miraron con cara de sorpresa. -Bueno, no soy mucho de beber ¿pasa algo?

La camarera se dirigió a ella y le dijo: "tía, cada vez te traes a gente más rara".

-Ya te digo...


Bueno, al final sí que me tomé un par de cervezas. Y creo que un par de tequilas, también. No lo recuerdo todo de aquella noche, la verdad. Solo sé que cuando nos levantamos para irnos a casa me dijo:

-¿Hay alguien a quien tengas que avisar de que no vas a dormir a casa?

-No, vivo sol... ¿no voy a dormir en casa?

-No. A menos que eso suponga un problema.

-Tienes una manera rarísima de decir las cosas. ¿Ya no es costumbre preguntar antes si tengo novia o algo así?

-Me importa una mierda si estás casado o vives con tu madre. Es tarde y he bebido bastante, así que no me apetece llevarte a tu casa. Lo único que no quiero es que alguien llame a la policía porque no has aparecido en toda la noche... Eso sí, no te hagas ilusiones. Que duermas en mi casa no te garantiza que me vaya a acostar conmigo.

-¿No me garantiza? -pregunté yo, cada vez menos seguro de nada.


Podría contar que cuando llegamos a su casa le arranqué toda la ropa y le hice el amor violentamente, pero seguramente no me creeríais. Supongo que os lo creeríais mucho más si os digo que fue al revés. Da igual, porque yo soy un caballero y no voy a hablar de eso. Solo digamos que... estuvo bien.

Durante las siguientes semanas nos vimos más veces. A menudo el plan era parecido. A veces me recogía el sábado y entonces era imposible saber lo que iba a pasar. Podía acabar en una barbacoa rodeado de 40 moteros o haciendo puenting. Tengo que decir que durante ese tiempo no me aburrí demasiado. Yo no le preguntaba que hacía cuando no estaba conmigo y ella no lo hacía conmigo. Supongo que era bastante obvio para los dos que su manteníamos una relación (si es que se le podía aplicar ese nombre) abierta. Aunque probablemente su parte fuera más abierta que la mía.


Un día que saqué el tema me confesó que había dejado de ver a nadie más.

-¿En serio? -dije sinceramente sorprendido.

-Si -pareció ligeramente incómoda- Al parecer, tengo suficiente contigo. ¿Para qué complicar las cosas?

-Y entonces ¿por qué no nos vemos más? -pregunté yo.

-Bueno... no soy una chica acostumbrada a que me monopolicen. Supongo que he estado evitando meterme en una relación demasiado tiempo.

Creo que durante todo ese tiempo cada día que no la veía trataba de no pensar -pero pensaba- que cuando no estaba conmigo estaba por ahí de bares acostándose aleatoriamente con el tío que le apeteciera esa noche. A veces es curioso ver la imagen que nos construimos de la gente. A menudo malinterpretamos a la gente por no preguntar las cosas.

-Estás sonriendo -dijo.

-Perdón.

-No, me gusta. Me da un poco de miedo, pero me gusta.

-No estás muy acostumbrada a abrirte a los hombres.

-Bueno, eso...

-Quería decir a sincerarte, idiota -se rió. Me encantaba su forma de reír. Y de tomarme el pelo.

-No, supongo que no. No antes de ti.

-¿Es pronto para dejar un cepillo de dientes en tu casa, o que tú dejes uno en la mía?

-Mmm... espero que no estés pensando en presentarme a tu madre...

-No entres en pánico todavía. Solo he dicho lo que he dicho.

Supongo que es difícil hacer que dos personas que no creen en las relaciones establezcan una, así que nos limitamos a ir viendo que pasa. No sabemos realmente lo que somos. Cuando hablamos el uno del otro lo hacemos por nuestro nombre, puesto que no estamos seguros de que ninguno de los apelativos de 'pareja' existentes nos sienten bien. Bueno, tengo que reconocer que cuando hablo de ella con amigos suelo decir 'mi india', pero espero que no se entere nunca o me dará una paliza.

Reconozco que nunca tuve muchas esperanzas de que no me diera la patada en cuanto descubriera que estaba con alguien, pero la cosa es que seguimos adelante. Y cada vez me gusta más.

Al final sí que averigüé como se llamaba un periodo de más de tres años con un alguien. Se llamaba Ainara. Y no sé cuánto tiempo dura, pero espero que dure más de eso...

Tema del viernes: Love will tear us appart



Joy Division- Love will tear us apart.

Iba a buscar la letra para traducirla, pero he encontrado un blog genial que lo hace por mí. Os lo recomiendo vivamente.

También iba a explicar algo sobre el grupo, pero está todo en la wikipedia. Tan solo comentar que para cuando este tema se convirtió en el mayor éxito de Joy Division, el autor llevaba dos meses muerto, ahorcado en su propia cocina, al parecer debido a una depresión provocada por su divorcio y por unos ataques de epilepsia que cada vez le hacían más difícil tocar en directo. Después de eso se convirtieron en un grupo de culto. De las cenizas de este grupo surgiría New Order.

El tema de Los Planetas 'Desorden' hace referencia al suicidio de Ian Curtis.

(Por cierto, por si alguien no lo sabe, en este blog es viernes cuando a mí me da la gana)

viernes, 26 de noviembre de 2010

Tema del viernes: Que no sea Kang, por favor

Para lo buenos que son Los Planetas (bueno, hasta que les hicieron efecto todas las drogas que estaban tomando y empezaron a tocar lo que ellos creen que es flamenco) pongo pocos temas suyos.

Este en concreto es de los lentos, que suelen gustarme menos, pero ayer por algún motivo me dió por escucharlo hasta que me dió bajón, que se ve que me pilló sensible. En cualquier caso es un tema precioso, con una letra tan infantil que da ternura. Eso sí, no os recomiendo escucharlo en bucle, porque al final sienta mal.

Está extraído del magnífico 'Unidad de Desplazamiento'. Por si alguien quiere entender lo que dice (que no se entiende) he añadido la letra al final.

Los Planetas - Que no sea Kang, por favor.



Si por casualidad alguien oyera esto
y dentro de mil años existiera algún invento
que le permita desplazarse por el tiempo,
que venga a salvarnos mientras pueda hacerlo.

Pero mis palabras se las habrá llevado el viento
y no habrá servido de nada todo el esfuerzo.
O bien no queda nadie en el futuro para hacerlo
y Kang es el señor de todo el universo,
y tiene a la antorcha humana
en un bloque de cemento.
Ni siquiera la alianza
ha podido detenerlo.
Y se acaba la película
y los malos van venciendo.
Y si alguien del futuro
casualmente oyera esto,
que venga a salvarnos,
que me salve a mí primero,
que me salve a mí primero.

miércoles, 24 de noviembre de 2010

Web 2.0.: pensabas que internet era para el porno, ¿verdad? Pues te vas a cagar...

Como ya sabrán aquellos lectores que me sigan por twitter -y lean todo lo que escribo, que ese sería otro tema- mi ex me ha localizado por Facebook. Bien, supongo que no le fue difícil, porque estuvimos juntos tres años y medio, así que a pesar de que yo soy de natural reservado, en algún momento le tuve que decir mis apellidos (ahora se demuestra que fue una mala decisión; si es que a una novia no hay que contárselo todo...).

Reconozco que el feisbuc es una cosa que ya me fascinaba antes. Quiero decir, es un sitio donde te apuntas, pones todos tus datos -incluyendo cosas que no haría falta dar para pedir una hipoteca como dónde estudiaste o qué gente tienes en tu cuenta de correo- y te empiezan a llegar notificaciones de gente que quizás conoces y que quiere que la agregues. Esto ya es un tema. En primer lugar si no agregas, parece que eres tremendamente maleducado. En segundo lugar, quizás sea cierto que no los conozcas. Entonces ¿para qué coño les ibas a agregar? ("Papichulo666 quiere ser tu amigo" po fale, que me regale una playstation). Y en cualquier caso ¿de verdad necesitas agregar a alguien que conocías de vista en el instituto o que no te acababa de caer bien en tu antiguo trabajo?

El caso es que como te descuides, terminas teniendo agregado un extraño conglomerado de amigos, compañeros de trabajo, familiares y gente que no acabas de saber quienes son. Que esto a mí ya me parece raro, porque igual un día me apetece comentarle a un colega "tío, esta noche vamos a quemar XXX*, mal se tiene que poner para que no acabemos en la comisaría" y tu tía Enriqueta dice que "le gusta esto" (porque seguramente no hay un botón de "se lo voy a contar a tu madre, golfo"). O un día decides relajarte un poco jugando al billar y te terminas picando para ver si puedes batir a un coreano (¿que esta gente no tiene vida o qué? Qué barbaridad de puntos, Diosss) y un colega te pone en el muro "¿Tú no se supone que estás currando ahora mismo? Porque llevas ya cincuenta partidas seguidas, macho". Fantástico, ya digo.

Pero ahora, gracias a mi ex, he descubierto algo mejor. Feisbuc tiene el equivalente 2.0 de la llamada borracho de las tres de la mañana. Sabéis como es, ¿no? Son las tres de la mañana, te lo has bebido todo y de repente te das cuenta de que quieres mogollón a tu ex y necesitas que ella lo sepa instantáneamente. Es algo como "de guiedo bogollón, día, gue esgue edes de buta baddre. Y gue te beredes sed felid ¿sabed? borgue yo era un gabdón, y dú lo gue nedesidas es un dío gue de güide de veddad..." Que ella contesta "Sí, lo tengo aquí a mi lado, ¿te lo paso, o ya hablas con él cuando te  busque para darte una paliza?". Bueno, pues eso me ha pasado a mí. Que de repente recibo un mensaje de mi ex preguntándome cómo me va y que espera que me vaya todo estupendamente y que sea muy feliz. Que igual yo soy muy desconfiado ¿eh? que sé que lo soy. Pero a mí esto me suena más a "¿todavía haces eso que hacías? Porque ahora mismo tengo aquí un hueco para rellenar...". Pero vamos, que lo mismo es cosa mía.

Yo de todas maneras tengo que reconocer que el Facebook no lo gasto para nada. Me limito a tenerlo, pero poco más. Es que no le veo la gracia. Para colgar tonterías ya tengo el blog, y para tonterías cortas el twitter (que eso sí que me apasiona). No doy para más tonterías. Y lo del tumblr ya directamente no lo entiendo; vale, es mono, pero ¿para qué vale? Bueno, supongo que el verdadero sentido de Feisbook es colgar fotos y que las vea todo el mundo (¿alguien recuerda flickr?), pero -llamadme raro si queréis- a mí no me gusta dejar fotos mías por ahí a disposición de todo el mundo. Y vale, tiene mensajería instantánea, pero hasta gmail ya tiene eso. Igual la gracia es tenerlo todo junto, pero yo no lo veo. Y más teniendo en cuenta que ahora mismo lo primero que hacen los de recursos humanos es ver lo que encuentran tuyo colgado por ahí. Que a mí no creo que me vaya a pasar, pero plantéate tú si lo que van a encontrar no es una foto tuya de borrachera, en bikini o ambas cosas (mira, en ese caso igual hasta te cogen).
 
 Mira, yo no tengo nada que objetar si quieres colgar fotos así en internet. Ahora, yo esta no la pondría en el currículum para una entrevista de trabajo... Bueno, según de lo que sea, claro. Esta en concreto corresponde a una campaña de marketing viral de Facebook, así que supongo que ella sí que lo hizo (o sea que, lo siento, no es real; bueno, la foto, la chica supongo que sí)


Sé que vais a preguntar "y si no te gusta, ¿para qué te lo hiciste?". Pues bueno, en primer lugar esto es como todo, si no lo pruebas, no sabes si te va a gustar. Y en segundo lugar, lo mismo que todo el mundo. Supongo que tenía que tener una cuenta por si un día se ponía nostálgica la maciza de mi instituto, o la de la facultad, o la del curro...

Pues no: ha sido mi ex.


Aquí pensaba poner alguna imagen real de las que la gente pone en facebook, pero me ha dicho el mono de la documentación que ni de coña, que en cuanto se descuida aprovecho para colgar fotos de tías en bikini. Pues nada, ahí va una imagen aleatoria. Totalmente aleatoria, de hecho.



*Por si no lo sabéis XXX es la ciudad donde vivo. Supongo que la conocéis como la capital mundial del porno**. Sí, es un sitio divertido para vivir...

**Chiste cedido amablemente por una lectora a la que llamaré mi negra. Más que nada por mantenerla en el economato. Bueno, y porque suena a mulatona caribeña, que me gusta.

jueves, 18 de noviembre de 2010

Top five de ocasiones perdidas

El otro día, en lo que se puede considerar un acto de inmodestia injustificada (causado probablemente por una inconsciente necesidad de negar la evidencia de que soy feo como un orco) conté los intentos extraños, por parte de mujeres, de ligar conmigo (algo extraordinariamente extraño, tengo que reconocer). Hoy lo justo sería que hablara de mis propios intentos extraños de ligue, pero claro, de eso no puedo hablar porque donde pongo el ojo meto la p como soy un ser timido y sensible, raramente me acerco a las mujeres con esa intención (bueno, en ocasiones pienso en hacerlo, pero solo les miro fijamente a los pechos mientras babeo un poquito; eso sí no digo nada por no incomodarlas).

Mucho mejor, creo que voy a hacer un autoescarnio de mis mejores ocasiones perdidas. Son esas chicas que por un motivo u otro se me pasaron y que ahora mismo recuerdo.

5. La maciza del instituto. Vale, ya se deduce del contexto que yo era un polluelo sin experiencia, pero la verdad es que me gustaba hasta ese punto en que consideras que no eres digno ni de hablar con ella y ya te parece una pasada que te considere amigo y se ría de tus chistes. Lo cierto es que la vi años después y me di cuenta de que era totalmente humana (hasta donde pude apreciar) pero en aquel momento no me lo parecía. El bonus está en que justo antes de que el capitán del equipo de rugby la descubriera y se la quedara para siempre, salía con lo más parecido a Golum que había en clase. Hasta que la dejó (¡él!). Que si yo hubiera sido un más poco más rata almizclera listo, aquél hubiera sido un momento estupendo para empujar un poquito poner el hombro para que llorara en él, pero la verdad es que ni lo intenté. Una pena, era un encanto de chica (tiempo después supe que medio instituto estaba enamorado en secreto de ella; y yo pensando que era original). 

4. La maciza de la facultad. Vale, aquí voy a reconocer que no tenía ni la más mínima posibilidad. Es como si hubiera estudiado con Megan Fox o Eva Mendes (que seguramente son humanas y conocían gente antes de ser megafamosas). Esta no se ha hecho famosa, pero estaba a ese nivel. Lo que pasa es que era lo que los americanos llaman 'chica de la puerta de al lado' es decir, totalmente normal e incluso simpática (si, lo siento, pero los tíos no estamos acostumbrados a que las chicas muy guapas se comporten normalmente; yo llegué a la conclusión de que la belleza extrema volvía locas a las chicas; ahora tengo otra teoría, pero no la pienso contar*). Por una de esas casualidades era camarera los fines de semana en el local al que yo iba (juro que yo ya iba antes allí) y la primera vez que me dijo 'huy, tú vas a clase conmigo, ¿no?' casi me da un infarto. En una peli hubiera sido la frase de entrada para una bonita relación, pero yo en aquel momento solo fui capaz de saludarla cuando la veía y cruzar comentarios ocasionales en su barra. ¿Sabes cuando crees que estás en otra liga? Ahora creo que es un poco chorrada, pero entonces eso era como si hubiéramos sido de especies distintas...

3. La maciza del curro. Esto fue tiempo después en un curro de mierda que tuve hace tiempo. Un curro en el que había muchísima gente y la mayoría -aplastante- mujeres, así que por pura estadística tenía que haber alguna muy guapa. Había muchas, la verdad, pero una en concreto era un escándalo. También era simpática -yo es que soy raro, las tías malencaradas no me caen bien, de entrada- y un compañero mío de entonces y yo nos dedicábamos a tontear con ella, aunque la verdad es que de la manera más inocente (yo al menos; sospecho que él un poco menos inocente). Aquí reconozco que hubiera estado feo intentar nada porque mi novia curraba en la misma empresa y lo sabía todo el mundo. Si, currar allí era como trabajar en una pastelería y estar a dieta... (vale, exagero; siempre he sido fiel como un perro, la verdad es que ni me lo planteaba; lo pienso ahora).

2. La compañera de academia. Este es un caso especial. No se trataba de que fuera maciza, es que por algún motivo la encontraba irresistiblemente atractiva. En realidad no debería estar en esta lista, porque no me arrepiento, yo tengo una preocupante tendencia a que me atraigan las mujeres manifiestamente locas y sospecho que esta lo estaba. De hecho, estuvimos a una cerveza de que pasara efectivamente. Hubiera sido raro, ella estaba a punto de casarse con un tipo que había ido a clase conmigo. Vale, al final no pasó y seguro que fue mucho mejor para los dos. Pero a veces aun me acuerdo de ella... 

1. La amiga del instituto. Volvemos atrás para retomar a una de la que ni entonces me di cuenta. Tardé años descubrir de que me hubiera encantado salir con mi mejor amiga del instituto. Me di cuenta porque al final el tipo de chicas que me atraían era muy similar a ella, sí no físicamente, sí en cuanto a carácter. Todo lo que puedo decir es que fuimos súper amigos y no sufrí nada por ello, incluso a pesar de que me contaba cada desengaño o cada conquista. Diez años después me hubiera dado cuenta de que en realidad yo no la quería como amiga, pero en aquel momento ni me enteré (si alguien piensa que no nos liamos porque no estaba buena, tengo que decir que sí que lo estaba, lo que pasa es que yo la veia más como amiga; en cualquier caso ella a mi también, hubiera dado lo mismo, supongo).


NOTA: si a alguien le molesta el término 'maciza' lo puede sustituir mentalmente por 'chica guapísima', que vale igual y parece que ofende menos. Podría decir 'persona maravillosa' pero temo que no iría con el tono de este post...


*Vale, como sé que lo vais a pedir, la cuento: las macizas se portan como perras porque pueden. Y antes de que me peléis en los comentarios pensadlo un poco y reconoceréis que habitualmente es así**.


**Excepto mis lectoras, que son todas diosas griegas de la belleza pero se portan como la prefecta chica de la puerta de al lado, claro...


 
En la imagen, una rata almizclera. El mono de la documentación, una vez más, resumiendo lo más importante del post en una sola foto...


lunes, 15 de noviembre de 2010

Búsquedas raras en Google 3.0

Y aquí viene la tercera edición de búsquedas raras en google, que es uno de esos posts que hace todo el mundo y que junto los memes son la prueba más palpable de que no se te ha ocurrido nada sobre qué escribir...

(Las preguntas están puestas tal cual, las faltas no son mías. Bueno, las que se me hayan colado a mí, sí, pero no las otras. Juro que no me he inventado ninguna búsqueda)



colegialas gravadas en las duchas. Joder, cuanto pervertido suelto. Ahora, no sabía que a nadie le pusiera palote que le cobren un impuesto a las colegialas por ducharse...

dibujos de gorilas enfadados. Pues mira, has venido al lugar indicado. De todas maneras no está enfadado, es su carácter (supongo que el gorila al que se refiere, es éste).

grandes pesamientos. No, aquí de eso no tenemos. ¿Seguro que no buscas tíos en duchas?

pastilla jabon ducha carcel. Mira, éste sí que sabe lo que quiere ¿Por qué le llamarán amor cuando quieren decir ducha?.

que invento mayer. Las salchichas. Vamos, creo.

el inventor julio mayer. Ah, vale. No, yo decía su hermano Oscar.

que se celebra el 14 de febrero pero explicado muy bien. Jajajajaajajajajj... pero qué mono, dios mío. Hay que ver cuánto daño hace internet a los niños. Y ¿éstos descerebrados van a pagar nuestras pensiones? Qué miedito...

quiero follarme a barbijaputa. Anda éste, como todo el mund... quiero decir, que yo igual empezaba por invitarla a cenar o algo. Ahora, que ponerlo en google igual también funciona. Ahora, ya te digo que cómo llegues a su blog y se entere de lo que vas poniendo por ahí, te va a canear.

quiero quitarme costillas de manera estetica. Puedes dar una voltereta al final. Ahora, cuidado con los puntos...

sintomas desorden endocrino. Se empiezan a hacer búsquedas raras en google. En serio ¿cuántos resultados de google te costó llegar a esta página? Porque no creo que yo salga entre los primeros...
 
temas musicales de vampiros. Hombre, yo solo me sé el Drácula ye-ye de Pajares, pero no creo que te guste

ventajas de las motos modernas. Pues que son en color. Y con sonido. Ahora, están empezando a salir unas en 3D, pero son un rollo porque hay que ponerse unas gafas para conducirlas.

vi al perro ir al jardin y estaba muerto. Ah, pues vale. Pero igual no se lo tienes que decir a google, lo mismo es mejor llamar a recogida de animales muertos...

videos guarros de duchas. ¿Qué quieres decir, de duchas sucias o qué? No, casi prefiero no saberlo. En serio ¿qué le pasa a la gente con las duchas? Bueno, tengo un montón de visitantes pervertidos, pero al menos les gusta la gente limpita...

ya no voy a poder ver culos. Joder, pues eso sí que es chungo. Y ¿por qué es, porque se te han roto las gafas o porque te has echado novia? Lo digo porque si es por esto último, sí que se puede. Hombre, un poco de reojo, pero sí. Se suele aprovechar cuando vas de tiendas con ella. Ellas se dan cuenta, pero lo pasan por alto para que les lleves las bolsas...

yo hago topless en familia. ¿Eso quiere decir en navidades y eso? Hombre, pues en principio no me parece mal. Bueno, según. Qué eres, ¿madre, hija, abuela? Porque la cosa puede cambiar un poquito... 

barbijaputa isb. Jajajjajajajaj... Barbi, no te lo vas a creer, pero un huevo de gente entra aquí buscando eso. Me temo que es una broma privada, no lo puedo explicar (es que entonces dejaría de ser privada).

ducati 999 4 cilindros pelicula porno. ¿EIN? Pero ¡esto es un despropósito! Todo el mundo sabe que las Ducati tienen dos cilindros. Yo es que me indigno... Mira, un día tengo que dar una clase magistral sobre motos. Si sigo sin ideas, puede que lo haga esta misma semana.

Hala, pues ya está. Ahora solo tengo que recordar la próxima vez que quiera hacer esto, buscar a partir de la fecha de hoy, para no tener que repasarme todo el historial.

sábado, 13 de noviembre de 2010

Vacas y trenes

Somos vacas.  Viendo pasar trenes. Comiendo pasto. No necesitamos más. Comemos pasto. Vemos pasar trenes.

Se acerca un tren. ¿Parará si me pongo delante? ¿Se detendrá, siquiera? ¿Debería seguir comiendo pasto, o tratar de que se detenga?

El próximo tren que pase va a ser el último que pase. Voy a detenerlo

¿Me arrollará? ¿Me llevará con él?

Voy a ser filetes. Lo sé.

¿Que más da? No hay ninguna diferencia...

viernes, 12 de noviembre de 2010

Tema del viernes: Creep

Un clásico de Radiohead: Creep

Radiohead - Creep



Lyrics.

When you were here before
couldn't look you in the eye
you're just like an angel
your skin makes me cry
you float like a feather
in a beautiful world
i wish i was special
you're so fuckin' special
but i'm a creep, i'm a weirdo.
what the hell am i doing here?
i don't belong here.
I don't care if it hurts
i want to have control
i want a perfect body
i want a perfect soul
i want you to notice
when i'm not around
you're so fuckin' special
i wish i was special
But i'm a creep, i'm a weirdo.
what the hell am i doing here?
i don't belong here.
She's running out again,
she's running out
she's run run run running out...
Whatever makes you happy
whatever you want
you're so fuckin' special
i wish i was special...
But i'm a creep, i'm a weirdo,
what the hell am i doing here?
i don't belong here
i don't belong here.


Traducción.

Cuando estuviste aquí antes,
No te podía mirar a los ojos.
Eres como un ángel
Tu piel me hace llorar

Flotas como la espuma
En un mundo hermoso
Ojalá fuera especial
Tú eres tan jodidamente especial…

Pero yo soy repulsivo
Soy un bicho raro
¿Qué coño estoy haciendo aquí?
Yo no pertenezco a esto

No me importa si duele
Quiero tener el control
Quiero un cuerpo perfecto
Quiero un alma perfecta

Quiero que te des cuenta
Cuando no esté alrededor
Tú eres tan jodidamente especial
Ojalá fuera especial...

Pero yo soy repulsivo,
Soy un bicho raro
¿Qué coño estoy haciendo aquí?
Yo no pertenezco a esto

Ella corre de nuevo
Ella huye
Ella corre
Corre
Corre
Huyendo...

Lo que sea que te haga feliz
Cualquier cosa que quieras
Eres tan jodidamente especial
Ojalá fuera especial

Pero yo soy repulsivo, soy un bicho raro
¿Qué coño estoy haciendo aquí?
Yo no pertenezco a esto
Yo no pertenezco a esto 

 

¿Quién no se ha sentido así alguna vez? Estoy seguro de que hasta a Eva Mendes le ha pasado.

Mmm... vale, a Eva Mendes no creo. Pero a su alrededor, todo el mundo. Seguro.

jueves, 11 de noviembre de 2010

El destornillador

Interíor, día. Entro en el despacho del técnico (también llamado la guarida) donde hay otro técnico (pero de otra cosa)

Yo -¿Mé podéis dejar un destornillador de cruz? ¿tenemos?

Técnico uno: Bueno, en realidad sería de estrella.

Yo: Lo que sea. Yo es que soy de letras.

Técnico dos: Aunque en realidad lo que has dicho tú está bien. Porque no tienen forma de estrella...

Yo: No, claro...

Técnico uno: Lo cierto es que se llaman Phillips. Tenías que haber pedido un destornillador Phillips.

Yo: ¿ME PODÉIS DEJAR EL PUTO DESTORNILLADOR, POR EL AMOR DE DIOS?

En mi curro están todos locos. Y me van a volver a mi.

miércoles, 10 de noviembre de 2010

La nueva ortografía

Tengo que pedir disculpas a mis lectores por la última reforma de las normas de la RAE. Al parecer cuento con varios académicos entre mis lectores, y conscientes de mis dificultades con la gramática han decidido evitarme la distinción entre solo y sólo. Que ahora resultará que todo el mundo la tenía clarísimo, pero yo cuando lo he tenido que consultar no parecía que hubiera muchas frases en las que hubiera duda posible.

(inserto aclaración del Diccionario Panhispánico de Dudas, que no hay manera de linkar solo la explicación)

3.2.3. sólo/solo. La palabra solo puede ser un adjetivo: No me gusta el café solo; Vive él solo en esa gran mansión; o un adverbio: Solo nos llovió dos días; Contesta solo sí o no. Se trata de una palabra llana terminada en vocal, por lo que, según las reglas generales de acentuación ( 1.1.2), no debe llevar tilde. Ahora bien, cuando esta palabra pueda interpretarse en un mismo enunciado como adverbio o como adjetivo, se utilizará obligatoriamente la tilde en el uso adverbial para evitar ambigüedades: Estaré solo un mes (al no llevar tilde, solo se interpreta como adjetivo: ‘en soledad, sin compañía’); Estaré sólo un mes (al llevar tilde, sólo se interpreta como adverbio: ‘solamente, únicamente’); también puede deshacerse la ambigüedad sustituyendo el adverbio solo por los sinónimos solamente o únicamente.

O sea, que con poner solamente valía. Pero vamos, que ahora va todo el mundo en plan Dámaso Alonso y se ve que molesta. Sin ir más lejos, ayer en BFN, Berto puso un ejemplo de una frase en la que según él, podía haber ambigüedad (que por cierto, yo juraría que la había leído antes en el twitter de ):


"He tenido sexo solo durante seis horas"

En mi opinión no hay ambigüedad posible en esta frase. El uso en la misma frase de las palabras "sexo" y "horas" denota que el hablante está en "modo fantasma" lo que aclara que en este caso "solo" significa "pero puedo darte más, nena; tú solo tienes que pedirlo"... y que es mentira. Si en lugar de eso quisiéramos utilizar el otro sentido, deberíamos utilizar la nueva formulación que aconseja la academia: "ayer me la estuve pelando como un mono", o incluso la más sencilla "ayer, lo de siempre".

Bueno, luego está lo de cambiar la "i griega" por "ye", que eso sí que ha sido un pelín de cagada. Yo lo que pedí es que cambiaran la "uve doble" por "we", que sería mucho más fácil decir direcciones web (es que decir uvedobleuvedobleuvedoblepunto es un coñazo).

En cualquier caso, si los de la academia me siguen leyendo que nadie se extrañe de ver en siguientes ediciones que se admite "hecho" como sinónimo de "echo", "havía" como "había" y en general cualquier cosa que tenga que ver con las haches, las uves y los acentos. Que conste que no es culpa mía, que yo no he pedido nada...

lunes, 8 de noviembre de 2010

La cosa de las motos

Este fin de semana se celebraba la cosa esa de las motos, supongo que os enteraríais. Como tengo un blog con mucho renombre y un montón de lectores (concretamente 2, según Delegación de Gobierno -30 mil según los sindicatos) la organización del evento fue tan amable de mandarme invitaciones para que fuera. Que no hacía falta, que yo soy muy fan a la cosa esta de las motos y lo hubiera seguido desde el sofá hubiera ido de todas formas. Lo que pasa es que claro, que la organización te regale entradas implica que tienes que hacer una crónica del evento. Que lo mismo la organización hubiera preferido que fuera el domingo por la tarde y con la lista de ganadores, pero bueno, a mí también me gustaría ser más guapo y me aguanto*.

Quizás a los más nuevos de mis lectores les extrañe que me regalen entradas para una cosa de motos, cuando yo nunca escribo sobre el tema. La verdad es que sí que lo hago, lo que pasa es que no lo publico, porque siempre sale otra cosa más urgente y se me quedan en borrador. Pero vamos, que yo he escrito un montón sobre motos. Alguna vez incluso lo he publicado (eso sí, hace mucho tiempo).

Lo primero que hay que advertir a cualquiera que vaya a un evento de este tipo es que va a haber muchos motoristas. Esto no es ni bueno ni malo, pero es mejor saberlo. Si no sabes diferenciar un dos cilindros en V de un cuatro en línea, es mejor que no hables con nadie porque no les vas a entender. Otra advertencia es que la mayoría de moteros que van llevan motos deportivas. Esto a mí ya me va bien, porque yo tengo una, pero cuando empiecen a correr ni se te ocurra decir "que monótono, son todas iguales ¿choppers no hay?" porque igual te miran raro.

Otra cosa es el tráfico. Bien, si no eres fan de estos eventos igual te sorprende ver la cantidad de gente que atraen (a fin de cuentas es como pararse en un arcén de la carretera y ver cómo pasan los coches) pero vamos, que atraen un montón de gente. Esto implica dos cosas: que es mejor ir prontito para no pillar atasco y que si llevas bebida y alimentos mejor, porque no se sabe cuánto tiempo vas a tirarte en el coche. Por ejemplo este año a la vuelta, a alguien se le ocurrió hacer la gracia de derivar el tráfico -al menos desde el parking donde tenía yo la moto- a otra carretera que no es la que pasa justo por delante del circuito, en un plan diseñado a medias por las Consellerías de Transporte y Turismo que se llamaba "ahora vais a conocer la comunidad por mis santos cojones". Que no es que se diera una vueltecita para volver, es que yo cuando me cansé paré la moto y decidí establecerme allí (ahora tengo una pequeña casita y crio vacas; lo malo es que no sé dónde, porque los locales son así tirando a oscuros y hablan raro, creo que son watusis).

Luego otra cosa. El circuito puede no parecer grande en la tele. Pero vamos, es grande de cojones. Especialmente para recorrerlo andando. Esto quiere decir, que a no ser que seas piloto (que no creo) o VIP (como es mi caso) vas a tener que aparcar en un parking que está a tomar por saco. Y luego, como seguramente no estés en la grada principal (a no ser que tengas mucha pasta) vas a tener que andar otro montón más. Es decir, mejor lleva calzado cómodo y un par de piernas de repuesto.

Yo, como a pesar de ser VIP (pero vamos, muchísimo; yo en realidad soy VIPPVDLH**) decidí que prefería acudir como el resto de los normales a la grada barata. Y me costó, que sabía que en la tribuna VIP iba a estar Buenafuente, que me lo dijo él por twitter -es más majo... un día os lo tengo que presentar- y que además ponen canapés y cócteles; lo que pasa es que con eso de la crisis temía que este año pusieran ganchitos y Fanta, así que preferí pasar. Además, las conversaciones de los VIPs tienden a ser más bien aburridas, yo prefiero mezclarme con la plebe, que soy de un campechano... vamos, como el Rey o más.

De todas formas, tengo que comentar que lo de seguir las carreras en directo es más complicado que en la tele. Porque claro, faltan los subtítulos para ver quién va delante. Se supone que hay megafonía, pero claro como las motos hacen ruido, pues mucho no se oye. Además dice cosas como 'Lorenzo trata de adelantar en la curva Nieto' y claro, como no sabes donde es eso, te quedas igual. Yo creo que les tendrían que poner un número encima de la cabeza que indique la posición, como en los videojuegos, que esto ahora con una pantalla de LEDs tiene que ser facilísimo. Y luego otra cosa, ¿no podrían correr sin casco? Es que yo me tiré 10 vueltas haciéndole fotos a uno pensando que era Pedrosa, y luego resulta que era otro con una moto igual, que Pedrosa iba detrás. Que también qué poca imaginación copiarse la moto, ¿no? Esto tenía que ser como en las quedadas de las quinceañeras, que se llamen antes y se pregunten "oye ¿tú que moto te vas a coger?" y así no coinciden, que para seguirlos es un lío.

Y bueno, ahora tendría que dar los resultados, pero ya los sabréis ¿no? En las motos chiquititas ha ganado éste con pinta de crio, en las gordas el que lleva el pelo cortito y luego en las de en medio el otro. Os daría más datos, que yo entiendo muchísimo de esto, pero es que ahora mismo me pilla mal. Si eso lo buscáis en Google, que seguro que alguien lo ha puesto...

Igual también debería colgar fotos, que hice un montón, pero la verdad es que no las he descargado de la cámara y creo que estoy cogiendo un ligero resfriado, así que no creo que me apetezca próximamente. Podéis buscarlas por ahí, que seguro que hay un montón. O si no buscar porno, que también distrae mucho.

Bueno, os dejo que me está apeteciendo meterme en la cama con mi pijama y un vaso de leche y eso en mí es síntoma inequívoco de estar poniendome chungo...


En la imagen Jorge Lorenzo saludándome en la vuelta 17 cuando se dio cuenta de que yo estaba entre el público, que se ve que es lector. Me saludaron más pilotos, pero no tengo ganas de subir más fotos, que bastante me ha costado subir ya esta.


(*) Es mentira, más guapo que yo no se puede ser. A mí lo que me gustaría es ser más rico, que eso sí que se puede.

(**) Very Important Person, Pero Very De La Hostia.

viernes, 5 de noviembre de 2010

Tema del viernes: Life on Mars?

Aprovechando que hoy es el cumpleaños de Bryan Adams, voy a poner un tema bueno. Lamentablemente, no va a poder ser de él, claro.

En esta ocasión va a ser un tema que probablemente conoce todo el mundo (este sí) pero que siempre merece ser escuchado una vez más. La versión que quería colgar era la de Keren Ann, que es preciosa, pero que lamentablemente no está disponible en goear ni youtube, y no tengo tiempo de subirla yo mismo. Buscadla por ahí, seguro que la encontráis*. En su defecto, voy a poner el tema original, que también es bonito. Además, así veis el vídeo que tiene un despliegue de medios inusitado para la época. Especial atención a los decorados y los efectos especiales del final.

David Bowie - Life on Mars?



Me vais a perdonar que no ponga la traducción, pero es que creo que si leo una palabra más en inglés, me va a estallar mi fucking head. Bueno, os dejo que en un rato tengo que ir a clase y todavía no he terminado los deberes.

(joder, estoy a esto de volver a la adolescencia, mierda de clases...).

*Bueno, vale. Puedo poner el enlace del Spotify, pero ya aviso que no funciona si no lo tienes instalado: Keren Ann – Life on Mars.

jueves, 4 de noviembre de 2010

Técnicas raras de ligue

Aunque es verdad que actualmente soy un hombre sabio en el ocaso de la vida, no es menos cierto que una vez fui un joven tonto y moderadamente atractivo. Entonces yo no lo sabía, claro (porque era tonto) pero esta combinación es irresistible para las mujeres. Al menos para las de menos de treinta, que luego algunas espabilan.

Por suerte para mi equilibrio mental, en aquellos tiempos -finales de la edad media, principios del renacimiento- las mujeres no solían atacar a los hombres. Seguramente ahora no podría salir a la calle sin que una adolescente me preguntara "¿quieres comprobar para qué me he puesto un piercing en la lengua?" dejándome profundamente turbado (yo es que soy tímido), pero en aquellos tiempos tales modos no eran frecuentes. A pesar de ello, tengo que decir que en un par de ocasiones, mujeres se acercaron a mí con intenciones sospechosas. Se me ha ocurrido hacer un repaso de algunas de las más extrañas. 

La que imitaba a Chiquito. Bien, tengo que decir en su defensa que eran los noventa. Todo el mundo imitaba a Chiquito. Excepto probablemente yo, que soy el peor imitador de la zona euro. Bueno, eso  y que Chiquito no me hizo gracia hasta que dejaron de dar la brasa con él (ahora mola porque es retro). En ese orden de cosas, ver a una chica que cada vez que coincidía conmigo gritaba mi nombre (blancohumanorrrr... jarl) digamos que no aumentaba mi libido. En serio, no creo que ni Megan Fox resultara sexy haciendo algo así.  

La que se lo dijo a mi madre. Esto fue mucho antes, yo era prácticamente un polluelo, pero reconozco que me hizo gracia. Poca, eso sí. Entrar a donde curraba mi madre y decirle que yo estaba "muy bueno" (además, no era cierto; tengo fotos que lo demuestran) quizás le pareció buena idea, pero no era un buen plan. Solo sirvió para que mi madre se cachondeara de mí una temporadita. 

La que me dijo "a mi amiga le gustas" en una discoteca. Y ahí ya no era un polluelo. En serio ¿por qué la gente hace esto? Creo que mi respuesta fue "¿Y qué pasa, no tiene lengua? Pues empezamos bien...", pero ahora diría más bien "tiene doce años, ¿verdad? Pues lo siento, no soy sacerdote" 

La que me hizo una llamada anónima (mientras mi novia de entonces estaba de acampada). La verdad es que me lo creí tan poco que pensé que era una trampa montada por una amiga de mi novia. Yo es lo que tengo, si una chica mira en mi dirección lo primero que hago es girarme para ver a quien mira, nunca me creo estas cosas. De todos modos tengo que decir que si una chica no está lo bastante segura de sí misma como para abordarme en persona, era poco probable que fuera a una cita a ciegas con ella. A mí es que me gustan las mujeres con carácter. 

La que me impidió hacerme la coleta porque dijo que estaba mejor con el pelo suelto (entonces lo llevaba largo). No, esta triunfó, solo quería mencionarlo porque me encantó. No tuvo más que quitarme la goma que me estaba poniendo y decir "así mejor". Tampoco sabía decir mucho más, la pobre, porque era inglesa y tenía un castellano bastante lamentable. Sí, es la chica de la que hablé tangencialmente en otra entrada, a la que todavía tengo que agradecer una pronunciación que hace que parezca que sé inglés (es mentira, no se). 

La que me ha invitado a ir en bicicleta. Solo para que no parezca que son todas de antes de la invención de la penicilina (que casi) pongo una de esta misma mañana. Por motivos que no vienen al caso he requerido la asistencia de mi anciana madre para un tema. Como otra cosa no, pero yo agradecido soy un rato, luego de eso la he llevado a la  playa aprovechando que hacía bueno a tomar un café (bueno, o un Chivas si le apetecía; total, lo iba a pagar ella). Casualmente nos hemos encontrado con unos amigos de ella de una de sus múltiples actividades sociales (os diría cuál, pero la verdad es que no escucho todo lo que cuenta, así que no lo sé; es que habla todo el rato, y claro, uno desconecta). Pero no unos amigos de edad avanzada como cabría esperar, sino un chico con aspecto de no trabajar habitualmente (por no necesitar el dinero, no por estar en el paro) y una chica con aspecto de dedicarse profesionalmente al fitness*, ambos de unos treinta y tantos y en ropa de pasear por la playa (que para los que no lo sepan, es parecida a la de footing, pero de marca y sin sudar). Tras un rato de conversación en el que el café se ha convertido en cervezas de medio litro, bravas y calamares, he llegado a la conclusión de que su relación era de amistad (desconozco de con qué nivel de intimidad, aunque sospecho que el tipo era un poquito gay) y no de follamigos como insistía en decir mi madre (que es mucho de decir cosas que pillan a contrapié a la gente; sí, se lo preguntó directamente "¿Vosotros sois follamigos, no? ante mi embarazo y su carcajada). Al cabo de un rato, no sé bien como, ha salido el tema de montar en bici (que yo he debido de decir que sabía montar en bici, no creo que haya dicho que lo haga habitualmente, porque yo soy poco de contar mentiras) y a la chica le han faltado segundos para pedirme el teléfono para la próxima vez que salga por ahí avisarme. Que mira, yo se lo he dado, pero vamos, si una chica me conoce y me invita a salir en bici en lugar de a una cerveza es que me está confundiendo con otro. Claro, que ahora que lo pienso, me ha sacado el teléfono ahí con mi madre delante, que tiene mérito. De verdad, la gente está desatada, yo no sé...

*bueno, al final era profesora de instituto, pero seguía teniendo aspecto de ser capaz de cascar nueces con los glúteos**.

**Nunca he entendido para qué nadie puede querer nueces cascadas con el culo. Lo he leído por ahí, pero a mí me sigue pareciendo raro...

martes, 2 de noviembre de 2010

Pensamiento etílico-filosófico

Este fin de semana he confirmado dos cosas que ya sospechaba: que el dinero no da la felicidad y que el Chivas no da resaca.

Supongo que una cosa compensa un poco la otra...

(Also available vía twitter)

sábado, 30 de octubre de 2010

Sé que algún día iré al infierno por esto

Esta historia se escribió en mi cabeza mucho antes de Trabajos de pintura, aunque terminé escribiendo aquella antes. Viene a ser otro punto de vista de la misma historia, aunque va un poco más allá. Para todos los que pidieron una segunda parte, y a pesar de que dije que no lo haría, aquí está. Antes tenía otro final, pero lo he cambiado en el último momento.

Sé que algún día iré al infierno por todo esto. O peor todavía, me colgarán. Nunca he pretendido ser la mejor persona del mundo, pero si cometí errores ya pagué por ellos. Ahora trato de llevar una vida decente. Me mantengo limpio, y no me meto en líos. Si acaso algo de jarana con los chicos en el bar, pero nada más.

Para una vez que encuentro algo limpio y puro, he tenido que corromperlo.

Desde que salí de Edgefield me dediqué a subsistir a base de pequeñas chapuzas. Un día Mich, el del bar, me dijo que si me interesaba pintar la casa de los Olsen. Dije que sí, claro. Era un trabajo sencillo y me venía bien la pasta. "No la cagues", me dijo Mich. No supe a qué se refería.

Cuando conocí a Frank, el señor Olsen, me pareció un tipo agradable. Aburrido, probablemente honrado. Uno de esos tipos con pinta de no haberse emborrachado en su vida. Acordamos un precio y me dijo cuál era su casa. Le pedí prestada la camioneta al gordo para llevar la pintura (la mía seguía en el taller, Samuelson decía que no me la pensaba devolver hasta que le pagara el arreglo) y me dirigí allí.

La casa era agradable. Uno de esos sitios donde vive la gente decente. Pensé que yo podría haber tenido una vida así. Pero a quién pretendía engañar, yo no era como el señor Olsen.

Descargué el material y fui a devolver la camioneta. Al rato volví en la moto y me puse a trabajar. Me extrañó un poco que nadie saliera a recibirme. Pensé que quizás la señora Olsen había salido a comprar.

Llevaba ya un rato trabajando cuando me pareció ver algo moverse en una ventana. Sin dejar lo mío fijé mi atención en la del salón. Cuando mis ojos se acostumbraron a la oscuridad, la vi. Escondida detrás de las cortinas como una niña pequeña que espía a hurtadillas como sus padres hacen el amor. Era la cosa más hermosa que había visto en mi vida. A pesar de ser toda una mujer, tenía la mirada inocente de una niña de seis años. Cuando la vi me di cuenta de que solo había conocido a mujerzuelas. Y sin embargo no era como esas beatas estiradas que veía salir de la parroquia los domingos. Esta era distinta a todo. Se le notaba que tenía fuego en la mirada. Y que necesitaba un buen polvo tanto como yo.

Inmediatamente recordé las palabras de Mich, "no la cagues", y entonces comprendí. El cabrón debía conocer a la señora Olsen y sabía dónde me estaba metiendo. Menudo hijo de perra. Lo que iba a disfrutar por la tarde riéndose de mí, debió de pensar. Por otro lado, tenía razón. Yo necesitaba el trabajo, y no era buen momento de meterme en líos. "No la cagues, Doug", me dije.

Así que un día tras otro, me limité a hacer a mi trabajo. Iba y lijaba, desmontaba, pintaba... lo que fuera. Como si ella no estuviera. Hacía mi trabajo y me largaba al terminar. Nunca salió a decirme nada. Pero la notaba como me seguía con la mirada todo el rato. Como un conejillo asustado mira a la zorra desde su madriguera, sin atreverse a salir ni a correr. Sabiendo que es presa fácil y no tiene escapatoria.

Juro que nunca tuve intención de nada. Lo pensé, es cierto. Cómo podía no pensarlo. Soy un tipo normal. Mi sangre hierve como la de los demás. Y desde que salí de Edgefield solo había estado con furcias. Sentir el deseo real detrás de aquellos ojos azules me estaba volviendo loco. Me preguntaba quién de los dos era realmente la presa.

Aun así, juro que entré por casualidad. Un día, cuando ya llevaba bastante allí, descubrí que no había llevado nada para beber. Estaba empezando a apretar el calor y me moría de sed. Me dije que no mil veces, pero al final no pude más. "Solo quiero un vaso de agua, no es nada malo", me dije. Cuando llamé a su puerta ni me di cuenta de que no llevaba la camisa puesta.

Bien, no soy un tipo que esté acostumbrado a contenerse. No sería el tipo que soy si supiera hacer eso. Si me gusta algo, lo cojo. Pero esta vez, no. Sabía que tenía algo delante que era único y no quería mancharlo con mis manos sucias. Me dije "solo vas a mirarla, Doug; te tomarás tu vaso de agua y te largarás". Y la miré. Vi el fuego en sus ojos. Supe que no iba a ser tan sencillo.

Antes de entrar me hizo ponerme la camisa. Esto me hizo avergonzarme un poco. No había pensado que hubiera nada pecaminoso en ello, hasta que lo mencionó. Me puso tan nervioso que no acertaba con los botones. Tuve que hacerlo muy lentamente. Ella me miró todo el rato como si fuera una maestra, para darme mi premio o mi castigo. Cuando terminé se dio la vuelta para buscar mi vaso de agua. No pude evitar recrearme en ella. Dios, era un desperdicio dejar pasar algo así. Por debajo de su vestido de verano se podía imaginar más de lo que yo era capaz de soportar...

Me dio mi vaso de agua y lo bebí de un trago, como si fuera la primera vez que bebía en mi vida. Cuando terminé me preguntó "¿desea algo más?" y creo que perdí el control.

La besé ¿qué hubierais hecho vosotros? Tuve que besarla. Y juro que si ella me hubiera pedido que parara, lo hubiera hecho. Pero respondió. Vaya si respondió.

Lo lamento por su vestido, que no tuve la paciencia de desabrochar. Y por lo que hubiera encima de la mesa de la cocina, porque algo debí de romper. Pero juro que nunca vi a una mujer tan lista para aquello. Su cuerpo lo estaba pidiendo a gritos. Sospecho que le hice cosas de las que el señor Olsen no había oído ni hablar. Pero necesitaba hacérselas. Todas y cada una. Creo que la besé en sitios que él no había visto nunca a plena luz del día. Sé seguro que nunca le habían besado de esa manera por el gritito de sorpresa que soltó cuando metí la cabeza debajo de su falda. No paré hasta que volvió a gritar. Luego la coloqué encima de la mesa y le arranqué lo que le quedaba del vestido. No creo que ella lo hubiera hecho nunca encima de una mesa, y aun así, creo que fue la primera vez que lo hacía de verdad. Nunca olvidaré el rubor de sus mejillas cuando terminamos. Y su sonrisa. De repente era otra mujer. Había dejado de ser una niña.

Aquella no fue la única vez, claro. He tratado de resistirme todo lo que he podido, no quiero meterme en líos otra vez. Pero es muy difícil decirle que no a una mujer, y menos a una así. Le ha cogido el gusto y cada vez quiere más. No sé decirle que no a nada. Si me pidiera que matara por ella, lo haría.

Sé que un día iré al infierno por esto. Pero ella está mucho más guapa ahora de lo que lo ha estado nunca.