jueves, 15 de octubre de 2009

De lectura...

Ayer me pedí el día libre para hacer unas gestiones. Bueno, para eso y porque siempre me dejo todos mis dias de asuntos propios para fin de año -en parte por si 'algún día me hacen falta', en parte para poder usarlos en diciembre para compensar de alguna manera lo feliz que me hacen las navidades- y este año no voy a poder porque mi contrato termina a final de mes y paso de que me los liquiden.

Pues bien, como sabemos el destino no está carente de ironia. Súbitamente y por motivos desconocidos -o bien por una conjunción de motivos conocidos que se han unido para conspirar- me ha sobrevino un dolor de espalda horroroso que me obligó a cancelar todo y tumbarme a no hacer nada. A la mierda mi lista de cosas por hacer.

Este dolor que me hace sentirme un poco como el padre de Mafalda (y no, este no pienso explicarlo) limita bastante mi capacidad de hacer el mal, y especialmente el tiempo que me puedo mantener delante de un ordenador, lo que resulta devastador a partes iguales para mi actividad laboral y para mi ocio internetero. Aunque la verdad es que mi productividad me la trae al viento, seamos sinceros. Eso si, lo otro es una pena, porque tenía unas ideas estupendas para postear sobre mi fin de semana pasado que seguramente querarán inéditas en cuanto se me enfríen.

Bueno, da igual, tampoco me quiero quejar demasiado. Una enfermedad que te obliga a no hacer nada manteniendo tus capacidades intelectuales intactas, es lo más parecido a unas vacaciones obligadas. Mejor que unas vacaciones en algunos aspectos, ahora que lo pienso.

Y la que lo va a agradecer es mi pila de cosas por leer, que la tenía bastante desatendida y ayer le dediqué practicamente todo el día. Hoy tiene pinta de ir por el mismo camino.

Bueno, con su permiso les dejo, que me canso. Luego si mejoro igual ya me conecto un rato. Suerte que la entrada de mañana ya estaba programada...

PD: Como a alguien se le ocurra comentar la edad como una de las causas probables del dolor de espalda, advierto que en este estado sigo siendo capaz de repartir patadas voladoras mejor que Chuck Norris. Avisados estáis.

8 comentarios:

Bichejo dijo...

La espalda del padre de Mafalda no hizo CRAC????

Pobrecito mío, que está ya medio viejuno y va teniendo achaques...como verás me da un pánico brutal la posibilidad de una patada giratoria...a tu edad y lisiado no hay manera!!!

Pues eso, que te recuperes, que leas mucho y que desengáñate, que lo que pesan sí son los años.

Besos!!!

ender dijo...

Yo iba a decir lo mismo que Bichejo sobre el padre de Mafalda. Jejejeje, pero bueno, me limitaré a recomendarte un libro llamado "Buenos Presagios", que creo que es de obligatoria lectura para todo frik... digooo señor del mal que se precie.

Solo eso. Cuidate, y consigue a alguien que te ponga cremita.

Jezabel dijo...

Lo de tu espalda sin duda son achaques de juventud.

Gárgamel dijo...

Ender, con lo fan que es el inválido de T.Pratchett imagino que ya se lo habrá leído. Si no, ya está tardando. Y cuando lo acabe que empiece con "Neverwhere".

Gárgamel dijo...

Yo también me iba reir de tus achaques de vieja (¿si tienes SPM se te puede aplicar el femenino?)pero teniendo en cuenta que llevo un mes yendo al fisio por lo mismo pues...

¡Si es que ya no tienes edad para según qué posturas!

Barbijaputa dijo...

Vale, ahora sí. Estás malito. ¿Lumbago? A mi padre le dan... Bueno, esto no quero decir que podrías ser mi padre, eh? Sólo que... bueno... a él pues... vale lo dejo.

Blanco Humano dijo...

Vaya, parece que todo el mundo recuerda la dichosa tira... la próxima vez que ponga una referencia de cómics va a ser de Daniel Clowes y así seguro que no la pilla ni dios... De todas formas, que conste que no la colgué porque me daba pereza escanearla y en internet no la encontré...

Bichejo: Me estás perdiendo totalmente el respeto, que lo sepas. Pero qué ingrata es la amistad... Y que conste que estoy como a tres años de convertirme en el nuevo Clooney. Cuando vaya por ahí acompañado de modelos veinteañeras, te arrepentiras de lo que me has dicho...

Ender: si algún día se hace una colecta para hacerme un regalo, quedas designado oficialmente para elegirlo. La última vez que estuve en la Fnac estuve a punto de llevármelo, pero no pude decidirme entre ese u la dichosa 'canción de hielo y fuego' (que tengo curiosidad por saber si está tan bien como dicen) y al final dejé los dos. Supongo que caerán ambos en la lista de las próximas navidades...

(PD: soy yo, o lo de la cremita lo has dicho en tono sucio?)

Jez: Ahí está, tú si que sabes. Achaques de juventud. Eso y el deseo sexual desmesurado. Tengo un extraño trastorno de pubertad infinita que produce estos extraños síntomas...

Gárgamel: pues la conocía pero no la había leido. Lo cierto es que estaba tratando de desengancharme de Pratchett que no me está dejando tiempo para nada más, pero se ve que no hay manera.

Y de Gaiman también he leído maravillas (bueno, en novela, en comic ya lo conoce todo el mundo), así que recibido y apuntado. Cuando me la lea ya te contaré...

Gárgamel II: por orden:

1. No, no se me puede hablar en femenino. Estoy muy orgulloso de mi lado femenino, pero no llego a eso. Además, yo soy mucho más de Eastwood, que de Beckam...

y 2:XDDDDDD... me ha encantado lo del fisio, francamente. Y ya me gustaría que hubiera sido por una postura, me temo que el estrés ha tenido más que ver...

Barbi: si es que hay que leerse los posts en orden...

Y lo de que podría ser tu padre me ha traído varias imágenes extrañas a la cabeza que probablemente sean punibles por la ley. Gracias a dios, no soy tan mayor como para que parecer tu padre y sentirme así de raro...

(Es curioso, a veces leo más cosas en tus puntos suspensivos que en lo que escribes; debe ser cosa de la medicación...)

ender dijo...

Ufff, Human, no me hagas hablar de Canción de Hielo y Fuego. Yo te la recomendaría si te gusta la Fantasía. Ahora, si empiezas a leerla, ten en cuenta una cosa. El escritor tiene setenta y pico años, es decir, es posible que no la termine. Yo te lo digo por ahorrarte el sufrimiento.

Ahora, merece la pena de aquí a Tokio.

Y si, lo de la cremita iba en tono sucio. ¿Acaso esperabas otra cosa?