martes, 3 de noviembre de 2009

Castigo

El nuevo trabajo bien, gracias. Pero no voy a explicar más por mantenerme en el economato. En lugar de eso voy a colgar una entrada que tenía congelada de mi puesto anterior, que si no la cuelgo ahora se me va a caducar.

Llegan unas chicas a presentar una reclamación. Muy jóvenes. Matizo esto porque la gente mayor, por algún motivo, cuando presenta una reclamación se encarga de representar un estado de indignación mayúscula como si eso puntuara doble. Éstas al menos parecían divertidas.

Chicas: Queremos presentar una reclamación contra la chica de [random oficina] (a coro, las chicas jóvenes siempre hablan a coro, no se por qué)

BH: Vale, rellenar este papel y explicáis bien lo que ha pasado.

-Pero, ¿le van a hacer algo? ¿Qué le va a pasar? Es que nos a tratado supermal...

-Pues creo que el procedimiento es fusilarla al amanecer, ¿no es así?- le pregunto sin inmutarme a mi jefe que no me puede contestar porque se está descojonando de risa. Cuando se recupera se limita a murmurar 'que cabrón', sin dejar de mirar la pantalla- Bueno, no sé, igual solo le llaman la atención, la verdad es que no estoy seguro...

Nota mental: cuando me preguntan algo no contestar lo primero que se me ocurra.

Actualización: Durante mi último día de trabajo, tengo que reconocer que me tomé las cosas con algo más sorna de lo habitual. Supongo que era por la alegría que me iba dando pensar que dejaba la ventanilla y pasaba a hacer algo presumiblemente más interesante. Bueno, eso y que como dice un conocido refrán inglés: for the time I rest in the convent, I shit inside (pa' lo que me queda en el convento... pues eso). Solo por poner un ejemplo, a una chica que presentó 25 solicitudes que me preguntó si le podía devolver copia de cada una, le dije que sí (y eso que no me dejan) Y luego mirando a mi jefe dije: Total, qué vas a hacer ¿despedirme? (respuesta de mi jefe 'Qué morro que tienes...')

Un cliente me pregunta en un momento dado si, como reza en cierto cartel que hay junto a mi ventanilla (y nadie termina de entender del todo) me puede presentar a mí algo dirigido a otra administración (para quien no lo sepa, hay más de una administración).

-Es justo al revés -le digo amablemente- Les puedes presentar a ellos algo que quieras que nos llegue a nosotros, pero nosotros no cogemos papeles para ellos. Es que somos guays*.

Cuando se va, le digo a mi jefe: el lunes voy a echar de menos poder contestar a la gente de coña.

A lo que me responde: ¿Por qué? ¿Es que no les estás contestando como siempre?

Bien mirado, igual si que somos guays.

*Coloquialmente, algo que está bien, que mola. En un sentido irónico, ir de diva.

8 comentarios:

Radagast dijo...

Seguro que echas de menos todo eso, neno.
Bueno, mientras estés a gusto en tu trabajo de 'puesto chungo'.
Saludos, majo.

ender dijo...

Uy, si a mi me dejaran atender a los usuarios con sorna me lo pasaría pipa.

Humano, muy bueno lo de no-me-dejan. Muy currado. Ya nos contarás que tal en tu nueva prisión.

P.D. Barbi, dame acceso a tu nuevo blog. Creeme, yo no soy de tu empresa.

Bichejo dijo...

Vamos, que te faltó lo típico del que le tocan los muchimillones: mear en la mesa del jefe!!!

Biónica dijo...

Qué bueno, me gusta tu punto xDDDD. Fusilarla al amanecer... xDDDD

Blanco Humano dijo...

Rad: es cierto que eso lo hecharé de menos, porque la verdad es que me divertía mucho. A cambio ahora voy a tener a cantidad de compañeros majos en lugar de una bruja que me putea, así que no voy a llorar todavía...

Ender: es lo malo de la privada, que oprime la espontaneidad...

La saga 'copias' termina aquí, y debería ser leida de un tirón, pero no la he puesto porque no iba realmente sobre copias. Aquél fue uno de esos lunes muy lunes...

http://noticiasdesdelaantartida.blogspot.com/2007/05/copias-3.html

Sobre lo de Barbi yo respondo por tí, aunque me temo que el problema es más de disponibilidad de plazas que otra cosa. Es que ella tiene a muchísimos lectores...

Bich: no me faltó, pero esperé a que se fuera para hacerlo. Es que con él delante me pareció feo...

Biónica: me daba miedo que la historia perdiera al contarla, porque cuando pasó se descojonó todo el mundo, pero así escrita no me resulta tan graciosa... Hay veces que me gustaría poder colgar el vídeo directamente cuando algo me ha parecido gracioso...

molinos dijo...

Es impresionante lo que se parecen nuestros trabajos y nuestra actitud ante los "clientes".

Yo he tenido una reclamación de un soltero por no haberle conseguido pareja...

Gárgamel dijo...

Me desconecto una semana y cómo cambia el cuento (esto va por Barbijaputa).

Y tú no cuentes con lo majos que sean tus compañeros antes de conocerlos. Igual tus (sufridos) lectores tenemos suerte y son un atajo de cabrones de mucho cuidado. Te lo deseo más que nada por facilitarte los posts... :-P

Ah! Y enhorabuena por tu nuevo curro (pero esta vez en serio, hombre).

Blanco Humano dijo...

Molinos: si, me parece que tenemos estilos parecidos. Y lo bueno de tener clientes absurdos es que al menos dan para un post...

Gárgamel: Una pena lo de Barbi, si.

Y es verdad ¿Si mi nuevo curro es como Disneylandia , ahora de que hablo yo? Joder, voy a tener que inventarme las anécdotas...

Y gracias, seguramente no lo merezco...