lunes, 13 de septiembre de 2010

Los cordones de los pantalones

El objeto probablemente más absurdo de toda la industria textil son los cordones de los pantalones. Es que es un atraso. Yo recuerdo cuando de pequeño me apuntaron a judo mis padres (si, se ve que pensaron que me venía bien hacer deporte y no se les ocurrió otra cosa que apuntarme a un sitio para que me dieran hostias; para golf no debían de quedar plazas) me preocupó muchísimo ver que los pantalones se ataban con una cuerdecita. Que yo, que ya tenía problemas con los de las zapatillas (ahí me pareció un gran invento el velcro, lo que pasa es que llevar deportivas con velcro era como de pringado; “mira, ese no se sabe atar las zapatillas”; en mi cole es que eran muy chungos, en primaria ya había gente con botas militares) ví en seguida que eso no era un adelanto. Y más teniendo en cuenta que luego te tenías que poner un cinturón encima. Lo que pasa es que era un cinturón de mentiras, que ni tenía hebilla ni agujeros ni nada, había que hacerle un nudo. Que vale, que los japoneses serán muy listos para hacer aparatos electrónicos, pero en lo de la ropa se han quedado claramente atrás. Además, no hay que perder de vista, que en manos de alguien bien entrenado, un cinturón es un arma mucho más terrible que cualquier llave de judo. Que yo creo que a Chuch Norris le llamaba su padre quitándose el cinturón y se cagaba encima...

El caso es que la prueba de que los cordones de los pantalones son absurdos es que solo están en prendas chungas. En pijamas, en chándals, en bañadores... vamos, en ropa con la que no te van a dejar entrar a una discoteca. Que bien mirado, lo mismo por eso no dejan entrar con zapatillas, lo que les molesta a los de seguridad son los cordones. Igual es por si una vez dentro te ponen a King Africa y te dan ganas de ahorcarte con ellos... Bueno, pues los podrían quitar, como cuando entras a la cárcel. Claro, que si ya es ridículo bailar a King Africa en una discoteca, como para que se te caigan los pantalones y se te salga una zapatilla mientras lo haces. Eso ya no hay quien lo supere, después de eso te tienes que ahorcar cuando te los devuelvan al salir. Y más ahora, que los móviles graban vídeo y lo suben a youtube en el acto.

Otra cosa mala de los cordones de los pantalones es cuando se deshace el nudo de la punta. Que hay que ver que cosa más tonta el nudito ese, pero en cuanto se deshace ya no hay manera de volver a hacerlo igual. Se ve que tienen a un montón de marineros en la fábrica de Tailandia donde los hacen para que se queden así. Que bien mirado, no sé si me parece buena idea tener en la misma fábrica a niños y marineros juntos, pero en fin... El caso es que en cuanto se deshace el nudo ya solo pueden pasar dos cosas, que se deshilache o que se meta para dentro. Y que se deshilache pase, que lo único es que le tienes que cortar los flecos de vez en cuando y punto. Es como cortarle el pelo al cordón. Que se lo tienes que cortar, porque si no, corres el peligro de que alguien se crea que es la borla de una cortina y tire para descorrerla. Pero no hay nada más terrible que se meta para dentro el cordoncito. Porque eso ya es imposible de sacar. Bueno, antes las madres tenían ese superpoder, pero a partir de la LOGSE se ve que dejaron de ponerlo en los planes de estudios y ese arte se está perdiendo. Que se te mete para dentro el cordón y tienes que tirar los pantalones. Eso es como si se te pincha una rueda y te tienes que cambiar de coche. Porque claro, a unos pantalones de esos no les puedes poner un cinturón, porque no tienen trabillas. O sea que o los tiras o te los grapas a los michelines... (que bien mirado igual así se deshinchaban, esto tendría que probarlo alguien).

Yo creo que va siendo el momento de poner de moda los tirantes, que con eso ya estaba solucionado. Además, si se pueden llevar tirantes con un frac -que yo esto lo he visto en películas antiguas- un chándal tiene que quedar súper elegante con ellos. Que hasta en las discotecas nos iban a dejar entrar en chándal. Y si nos da la gana, incluso con bañador, porque pareceríamos forzudos de circo y a los de la puerta les iba a dar miedo decirnos nada. Claro, que entonces habría que dejarse bigote a juego, y eso no creo que se ponga de moda...

 

6 comentarios:

Islander ! dijo...

Venga, anímate y sé el primero en usar de nuevo tirantes. Ya nos cuentas qué tal la aceptación.

J. Lozano dijo...

Uyyy... hoy has tocado fibra sensible, macho. Nada menos que los odiados cordones de los tirantes. No sé cómo serás tú, pero yo lo de gordo lo tengo superado hace ya tiempo. Con esto quiero decir que a mí se me pierden los cordones en el limbo de los pantalones (léase la cintura), nada más ponérmelos.

Que digo yo, que con la de ingenieros y genios que habrá a lo largo del mundo (que somos más de seis mil millones de personas), a alguno se le podría haber ocurrido algo un poco mejor para ese tipo de prendas, ¿no? Que sí, que los tirantes es una solución muy chula, si luego no viniera la gente a tocarte los unguis porque los llevas. Y lo digo por experiencia, ya que cada vez que me pongo el traje, siempre hay algún capullo que suelta una carcajada.

Doctora Anchoa dijo...

¿Has tenido en cuenta que los tirantes también son muy peligrosos? Se pueden soltar cuando uno se agacha, con la correspondiente colleja. También me sabía un chiste en el que a un abuelo le enganchaban los tirantes con la puerta de un coche... Y con un poco de imaginación uno también se puede ahorcar con ellos...Casi va a ser peor el remedio que la enfermedad. ¿Qué te parece sujetarte los pantalones con una cuerda, a lo Barragán?

papacangrejo dijo...

Me parto, con chandal y tirantes, a lo Callejeros.Jajajaja
Yo recuerdo un hombre, en el pueblo de mis abuelos, que se ataba una cuerda por fuera de las trabillas, para sujetarse los pantalones. Jajaja. Con ese sistema no se te meterán para dentro los cordones.También podrían, por lo de la era tecnológica y eso, ponerles un chip para que te avise cuando haya peligro de que se cuelen.
Que cosas se te ocurren.

Speedygirl dijo...

¡Aja! Así que lo que no les gusta en las discotecas son los cordones, en general, no un tipo en concreto de zapatos o de prendas de vestir... Oye, pues bueno es saberlo, voy a correr la voz, que yo creo que la gente está desinformada en este punto en concreto..XDDDDDDDDDD

Nina París dijo...

Cuántas veces me habré despertado sin riego en la mitad inferior de mi cuerpo por la puñetera cuerdecita de un pantalón de pijama...