martes, 29 de junio de 2010

Mis problemas con Telefónica (y van...)

-He tenido una pesadilla horrible: me perdían el equipaje los de Iberia y yo lo tenía que buscar utilizando el servicio de atención al cliente de Telefónica.
-dremiadelamorhermoso…

Forges, (experto en atención al cliente)



Sé que en otra vida he sido malo. Quizás no fui alguien terriblemente malvado como Hitler o el tipo que inventó móviles en los que podía sonar reggaeton a todo volumen. Pero malo tuve que ser, porque en esta vida me lo está haciendo pagar el servicio de atención al cliente de Telefónica.

Bien, yo no odio a Telefónica. Eso sería absurdo, porque no es más que una empresa y no se puede odiar a una empresa. Es posible que me gustara quemar todas sus sedes hasta los cimientos y matar con mis propias manos a toda su plantilla directiva, pero eso no es odio, es instinto de supervivencia.

Yo he trabajado para ellos, así que sé como funcionan. Bien, no cobraba directamente de ellos, creo que hay que ser del gobierno para recibir dinero de Telefónica. Yo trabajaba para una subcontrata, como todo el mundo (de hecho hace tiempo que Telefónica no tiene empleados, solo directivos; creo es la única empresa sin empleados que da beneficios, si exceptuamos al Vaticano -los curas no cuentan como empleados, creo que no hace falta que explique esto, ¿no?). En cualquier caso, cuando yo cogía el teléfono decía que era de Telefónica, igual que hacen los pobres empleados mal formados que me atienden ahora. Por ese motivo trato de no ser desagradable con ellos. No es culpa suya que sepan menos que yo, es culpa de los padres, que los visten como p de los que pagan a sus jefes. Y probablemente de sus  jefes también.

Por todo esto, yo, antes de llamar al 1004, me armo de paciencia. Me repito “hoy no va a morir nadie” respiro tres veces y marco. Cuando el tercer teleoperador pasa mi llamada a otro sin haber conseguido entender mi problema, empiezo a pensar “bueno, igual mato a uno; pero solo por desahogarme”.

Para los que no estén familiarizados con mi complicada vida, yo me conecto a internet a través de un módem (y no es por mi voluntad, que conste, es que pasan de traerme el ADSL a casa, que se ve que les pilla mal; es lo que tiene vivir en una estación científica abandonada en la Antártida). Para los que nacieran después del mundial de naranjito, un módem es un cacharro antiguo que sirve para conectarse a internet a través de la línea Telefónica. A 56ks, por cierto, ni a veinte megas, ni a diez, ni a tres. Bueno, eso con suerte, que yo no suelo sacarle al mío más de 40 (y normalmente son 32; sí, cuando alguien me da el link para ver un vídeo me da la risa floja). El domingo por la noche me costó un poco conseguir línea, así que supuse que algo pasaba. Ayer ya no pude en absoluto.

Este es el aspecto que tiene el porno en mi ordenador. Pero no os preocupéis por mí, yo tengo mucha imaginación...

Vale, he currado para ellos, se cómo va esto. En primer lugar, en verano las líneas se saturan (especialmente las de la gente que vive donde otros veranean). En segundo, cuando un teleoperador bien formado no tiene ni idea de cual es el problema, sus respuestas son "saturación en la red" o "estamos realizando unos trabajos de mejora [en la red]" (¿os suena alguna de las dos? Era yo, que no tenía ni idea del problema… -es una pena, pero no dejaban decir "no tengo ni pajolera idea" o "no me pagan para saber eso"). Me dije, "voy a tirarme media hora al teléfono para que al final alguien me diga que es un problema de saturación y a mí me entre la risa porque sabré que no tiene ni idea de lo que pasa. Pero vale, probablemente será cierto de todas formas, y total, no tengo Internet, así que tengo un rato libre hasta que me entre sueño…". Error. Cabrearse no entretiene nada. A mí al menos, no.

La primera operadora no era capaz ni siquiera de entender mi problema (cuando oyó módem preguntó "¿módem usb?" Y al responderle, “no, módem normal, de 56; te he dicho que tengo una tarifa plana, de fijo, no de móvil”, me respondió con un desmoralizador "no le comprendo, caballero"). Una adorable chica de acento sudamericano (lamento no saber de donde, no entiendo tanto de acentos; igual incluso era centroamericana) que me pasó amablemente a otro operador de acento similar (y que nadie crea que me molestan los acentos; ahora, que a mí me despidieran con una mierda de indemnización por despido procedente debido a una supuesta "bajada del tráfico de llamadas" cuando lo que hicieron fue llevarse el tráfico a un país sin tratado de extradición en el que pagan menos de la mierda que me pagaban a mí, si que me cabrea un poco) que me dijo "me informan de que no puede usted realizar llamadas de voz". Resistí la tentación de contestar "y esto que estoy haciendo ahora ¿que coño es?". Porque si mi línea estuviera estropeada realmente no se lo iba a comunicar por señales de humo, claro. Eso sí, le dije "no, no es eso en absoluto" y noté en mi tono como me estaban entrando ganas de matar a mi primer teleoperador. Este aparentemente si que me entendía, pero lamentablemente no me podía ayudar, porque era el que atendía a los que se quedaban sin línea, así que me rebotó a la casilla de salida.

La segunda chica de encantador acento latinoamericano tardó un rato, pero finalmente pareció entenderme (al menos me preguntó que número estaba marcando para comprobarlo). En cualquier caso tampoco me podía ayudar, porque tenía que llamar a ADSL (¡!). Eso sí, debió notarme ligeramente irritado ya, porque me informó antes de darme tiempo a asesinarla que también se ocupaban de los problemas de banda estrecha (A.K.A. lineasdemierda) y se disculpó un montón por algo que no era culpa suya (ella fue la primera que me había atendido bien, después de todo).

Cuando llamé a ADSL, un contestador muy amable me indicó que no detectaba que mi línea tuviera ADSL, y se calló como un puta esperando que yo colgara. Pero yo como me conozco estos trucos aguanté en la línea sabiendo que al final me pasarían a un operador ("si lo que quiere es configurar su ADSL..." continuó).

Cuando el experto en Internet bandaestrecha me preguntó por mi sistema operativo, me mosqueé. “Si quieres te digo también la marca de mi coche”, me entraron ganas de contestar. Pero no, yo quería ser súper amable con ellos. Cuando me dijo que en mi nodo ("¡aleluya! alguien que sabe lo que es un nodo") debía estar bien y que el problema estaría en mi línea, me empecé a irritar ligeramente. "¿Te refieres a ésta desde la que estoy hablando contigo, quizás? (“Es que si fuera el nodo estarían llamando todos los usuarios” respondió; bien jugado cabrón, pero ¿cuánta gente crees que todavía se conecta a Internet por módem? Además, igual sí que estamos todos llamando, lo que pasa es que nos vamos a la cama hartos de que nadie nos entienda… bueno, esto solo lo pensé, ya digo que estaba en modo superamable). Me preguntó cuantos teléfonos tenía en casa y me resistí a decir "dos, uno en la cocina y otro en el dormitorio ¿o cuentan también los móviles? Porque entonces voy a tener que ir al cajón a ver, que yo nunca tiro nada…" y en lugar de eso respondí "si te refieres a líneas de teléfono, solo una; ésta desde la que te hablo". Esto pareció turbarle. Bien, lo entiendo. El concepto de alguien que se queda sin teléfono cuando se conecta a internet puede ser extraño para gente que viene de la era del ADSL o de antes de la invención de los móviles ("hijo, te llamé ayer, pero comunicabas todo el rato" fue la frase de presentación de mi madre durante unos tres meses, hasta que memorizó mi respuesta de "para eso tengo móvil mamá, el fijo es para Internet, a ver cuando te lo aprendes"). Como vi que la conversación no iba a ningún sitio, decidí volver a explicárselo todo.

-A ver, te lo voy a explicar despacito porque me parece que no estoy siendo suficientemente didáctico. Me conecto a Internet a través de un módem. Mi ordenador –dijo, hablando muy despacito como a un niño de seis años- para conectarse a internet, tiene que llamar a un número de teléfono de Telefónica. Un número que no contesta. He llamado yo mismo para comprobarlo, y no da ni tono…

-pero claro señor es que es un nodo, no tiene que llamar usted. No espere que nadie le conteste allí... 

-lñakjfñdlaskjflasdl… vamos a ver… -pacienciapacienciapaciencia-  ¿cómo esperas que mi ordenador reciba datos si no establece línea con vosotros? 

-claro señor, por eso lo que tiene es un problema en la línea. Por eso tiene que llamar a averías. Tome nota señor, el teléfono es el uno, cero, cer…

-¿¿QUÉ TENGO UNA AVERÍA EN EL TELÉFONO DESDE EL QUE TE LLAMO?? -sensación de déjà vu- ¿Y me puedes explicar otra vez cómo coño estoy hablando contigo?

-Y no, es en la configurasión entonses. Por eso tendría que revisar su configurasión de Internet… Vaya a la carpeta…

Ahí vi que era inútil, claro. Le hubiera dicho, “mira, solo marca el número de mi nodo y dime si te sale un ordenador al otro lado, para saber si la saturación es local, o general” pero sé que no hubiera conseguido que me entendiera. Yo en otra vida –o es posible que incluso en esta- había sido muy malo y al parecer no había pagado suficiente siendo teleoperador yo mismo. El karma me castigaba mandándome hordas de teleoperadores que no hubieran pasado el curso de formación que yo daba, -el mío era para otra cosa, pero en las tres conversaciones había detectado fallos suficientes como para cargármelos a los tres, pobrecitos míos. A sus coordinadores los hubiera fusilado directamente. Le contesté algo vagamente ofensivo como "mira, déjalo; voy a colgar antes de que me digas que apague y vuelva a encender el router” y colgué.

Al final, claro, me limité a seguir intentándolo y terminé conectando a Internet.

Seguramente no era más que saturación en la red, después de todo… Sin duda están realizando unas tareas de mejora en la red…

10 comentarios:

molinos dijo...

Lo mejor va a ser mudarte....

Anónimo dijo...

No entiendo porque le has puesto la etiqueta de Forges

Bichejo dijo...

Eres troglodita!! Supongo que los juegos los cargas en casette, para ir a juego con tu conexión, no??

David Frost dijo...

No me toméis por racista ni polladas de esas, pero odio llamar a cualquier servicio de atención al cliente (que Jazztel y Vodafone nos lo hicieron igual) y que salga un panch... un oriundo de más al sur de Texas. En serio, me revienta, no sé por qué.

Si todavía fueran agradables o fueran de alguna utilidad, vale. Pero generalmente no, como ilustras, querido BH.

La Ira se apodera de ti cuando te responde uno de estos.

B.B. dijo...

Yo tambien odio que me atienda un sudamericano, lo siento, hablamos el mismo idioma, pero no nos entendemos. El otro dia estuve 20 minutos y ocho teleoperadores para cambiar un contrato, al final lo solucione de otra forma, y eso que yo tengo paciencia infinita para estas cosas.

Blanco Humano dijo...

molinos: no te creas que no lo he pensado. Lo que pasa es que los perros se han acostumbrado ya, y a ver ahora quien los mete en un piso...

Anónimo: pues... porque hay un chiste de Forges al principio... Lo que pasa es que está en modo texto, claro. Sé que es injusto privar a la gente del virtuosismo gráfico de Forges, pero no quería que me quitara protagonismo. No serás de esos que se menten en blogs solo por las fotos ¿verdad? Porque te aviso que las de este no suelen ser muy buenas...

Bich: no, los dibujo con tizas de colores en el suelo. Tengo que decir, que el Call of Duty pierde bastante jugado así...

DF: a mi no me molesta tanto que sean de fuera (es cosa de acostumbrarse, ya quedan pocos camareros que no sean de allí) como que no sepan hacer su trabajo. Pero ya digo que no es culpa suya, no son ni mas listos ni mas tontos que los de aquí, seguramente solo trabajan en peores condiciones...

B.B.: Quiero insistir en que no creo que sea culpa de ellos, seguramente no les forman adecuadamente. Pero si, es un engorro y las grandes empresas deberían darse cuenta que reducir costes en eso es contraproducente.

Claro que lo compensan en que como lo hacen TODAS no hay más cojones que aguantarse. Globalización, le llaman. Luego se preguntan por qué no nos gusta...

Barbijaputa dijo...

Qué fresquito y rápido de leer te ha quedao el post, niño. He cenado y he tomado el postre y aún no lo había terminado.

¿Tienes ya internet en la base secreta? eso no me ha quedao claro.

Barbijaputa dijo...

Seguimiento.

CRD dijo...

anda, has cambiado la plantilla!
Es lo que tiene el greader que te pierdes muchas cosas.
Los servicios de atención al cliente ya ejecutan su plan para dominar el mundo, ten cuidado que se te adelantan.

Blanco Humano dijo...

Barbi: eso es porque lees despacio ;P

>>¿Tienes ya internet en la base secreta? eso no me ha quedao claro.

Y no vale mangarme chistes, cabrita.

CRD: ¿A que es mona? Si es que el reader es maligno, siempre lo digo...

Y sí, me temo que ya se me han adelantado. Cuando domine el mundo la gente me adorará por librarles del yugo de las telefonicas...