viernes, 24 de julio de 2009

Cosas que hacer en verano cuando estás muerto (de calor)

Los más despiertos de mis lectores quizás hayan advertido un cierto aumento de las temperaturas (bueno para los que sean despistados nivel hardcore como yo, aclararles que no pasa nada, que es una cosa normal, que se llama verano y se ve que pasa todos los años; lo digo por que yo al principio pensaba que era lo del calentamiento global ese que dicen, pero se ve que no).

De un tiempo a esta parte, la sensación térmica viene a ser como la de meter la cabeza en un horno. Es lo que los expertos denominan anticiclón 'besugo al horno' (unos 45 minutos a 160 grados, salpimentar al gusto). La explicación es sencilla. Al parecer un frente cálido está pasando sobre la península enviándonos viento directamente desde las puertas del infierno. Ante tal situación, Noticias Desde La Antártida, en su vocación de servicio público, viene a dar unos consejos para ayudar a sobrellevar la presente situación:

1. Comprar una nevera grande y meterse dentro. Igual te parece una medida cara, pero te aviso que hacerse una piscina es mucho más caro y encima luego hay que limpiarla, que es un coñazo. Además, así la cerveza te pilla muchísimo más a mano.

2. Huir al extranjero. A ser posible a un país sin extradición. Eso si, asegúrate antes de que vas a uno frío. A ver si te vas a ir a Mongolia justo en la única época del año que no están a 30 bajo cero, melón.

3. Beber muchos líquidos. Aquí el Ministerio de Sanidad y yo estamos en un ligero desacuerdo, porque aunque ellos recomiendan que sean sin alcohol, yo encuentro que la cerveza y la sangría alivian mucho más el sufrimiento. Cualquier tipo de sufrimiento, de hecho. Además, no has probado un buen limón granizado hasta que no le has echado un chorrito de whiskey.

4. Ir en bolas. No aseguro que alivie el calor completamente, pero seguro que va bien para conocer gente. Por favor, si utilizas esta medida mándame fotos. Es que estoy haciendo una estadística, no es por otra cosa.

5. Decir todo el rato: 'Si aquí hace este calor, la que tiene que estar cayendo en Madrid'. No sé si funciona, pero tengo entendido que los Madrileños que veranean en Benidorm lo dicen todo el rato. Ah, si estás actualmente en Madrid no te sirve, lo siento (en ese caso puedes intentar decirlo al revés, pero ya te aviso de que la gente te va a mirar raro).

6. Extirparse todas las glándulas sudoríparas del cuerpo. No estoy seguro de que sea sano, pero seguro que los que cogen el autobús contigo lo agradecen. Como medida complementaria te puedes anular el sentido del olfato. Otra buena idea sería no coger el bus hasta que refresque. O coger sólo los que tengan aire acondicionado que funcione, claro.

7. Salir de casa solo de noche. Parece una tontería, pero cuando no hay sol baja bastante la temperatura, y de noche no suele haber sol, con lo que se soluciona bastante lo del calor. Ahora, quizás sea un poco más difícil compaginarlo con el trabajo, pero todo es hablarlo con el jefe, que igual te deja ir de noche.

8. Pasar el mayor tiempo posible en el trabajo. En los trabajos suele haber aire acondicionado y se está fresquito. Puede que tengas también en casa, pero de ese pagas tú la factura y al final es peor... Además, si te ve mucho por allí el jefe, lo mismo piensa que trabajas y te asciende. Para tus compañeros seguramente pasarás a la categoría de gilipollas rastrero y dejen de hablarte, pero oye, no se puede hacer una tortilla sin machacarle los huevos a alguien. Mmm... espera, creo que esta frase no era así.

9. (Éste es de relleno). Es que no se me ocurría nada más y quería llegar a diez.

10. Joderse. Es verano, es lo que hay. Luego llega el frío y la lluvia y también nos quejamos. Yo es que me indigno...

Ala, pues ya está. Espero haber sido de ayuda. En caso contrario al menos tampoco os he costado dinero...

13 comentarios:

Ixchel dijo...

Yo soy manchega, y aquí no tenemos mucha agua, así que eso de beber líquidos...lo eliminamos. Lo de decir que cómo estará Madrid, tampoco me vale. Voy cada quince días, sufro dos horas de autobús ruinoso y media de metro. Cuando llego, uso el método de ir desnuda, pero acabo siendo acosada y sudando (ya no por culpa justa del verano).Para la nevera no hay sitio (malditos pisos de treinta metros) y huir no se cómo, con la crisis. Creo que ya me he cargado cinco de tus puntos... extirparse las glándulas no me apetece, creo que me quedan bien, me dan un toque de distinción. Pasar tiempo en el trabajo, no puedo, porque no trabajo, y salir de casa de noche, tampoco puedo (es lo que tiene tener que estudiar y que dormir). De tus diez puntos, me quedo con el de relleno y el de joderse. Y pensaré que ya mismo llega el invierno y resurgirá la vida, al menos, la mía.

P.D. Me encantas (blogueramentehablandojoder)

Un saludo

ender dijo...

Totalmente de acuerdo con muchos de tus puntos, pero sobretodo con tu punto 8. El trabajo es un lugar de p.m. para estar si trabajas en oficina. No tienes tanta faena como otros meses, puedes relajar, y tienes aire acondicionado.

Por eso yo me pillo las vacaciones en Octubre. Además, en Agosto, cualquier sitio está petao de gente... menos tu oficina.

Cattz dijo...

En varios de mis curros no teníamos A/A o se estropeaban cada 2 por 3. En otro me pasé un verano vendiendo aires acondicionados, con lo que en horario laboral estaba a 17ºC y en casa a 46. Ideal.

Bichejo dijo...

También puedes disfrutar del calor...algunos lo hacemos!!!

ender dijo...

Se me hace difícil llegar a disfrutar del calor a 47 grados de día y 42 de noche. También cuando sales a la calle y podrías freír un huevo en tu cabeza.

Pero oye, todo es cuestión de gustos y de cuanta agua tengas rodeandote.

Bichejo dijo...

Vale, cierto, llega un momento en el que es imposible disfrutar del calor...tienes toda la razón.

Personalmente, prefiero calor a frío, pero no contaba con taaaanto calor...

ender dijo...

No me entiendas mal, bichejo, no pretendía ir contra ti ni nada, simplemente tengo demasiado "frescos" el jueves y el viernes de la semana pasada. Si eso se llega a convertir en una semana pido la baja al médico y me voy a Groenlandia a desintoxicarme.

Bichejo dijo...

Para nada me lo he tomado a mal...:)

Blanco Humano dijo...

Ixchel: Mis felicitaciones por lo de ser acosada. No estoy seguro de que ayude con lo del calor, pero seguro que distrae un montón (por cierto, que se me ha ocurrido pasarme por tu blog y tampoco me ha ayudado mucho con lo del calor; en cuanto tenga un rato me tengo repasar los archivos).

Y me encanta encantarte aunque sea blogeramente. Que le vamos a hacer, no le puedo gustar a todo el mundo por mi físico prodigioso...

Ender: es cierto que currar en verano tiene sus ventajas... El fresquito, que hay menos trabajo, que los jefes no te tocan las bolas... yo el año pasado me traje el disco duro de casa (uno externo) y me dediqué a ordenar mis archivos de lo aburrido que estaba.

Cattz: y seguro que a todo el mundo le decías 'llévese éste, yo tengo el mismo en casa y va estupendo' XD... Ahora, bien mirado la temperatura media no te salía mal...

Bichejo: ¿Disfrutar el calor? Eso es demasiado Zen hasta para mí...

Ender: hombre, precisamente tú no tienes el agua muy lejos. De hecho de normal ella la tiene a bastante más kilómetros... y seguramente soporta temperaturas peores, así que no le chulees...

Bichejo, Ender: ¡buscaros un hotel, hombreyá!

Barbijaputa dijo...

Esto es para que no dejes de dirigirme la palabra. Luego te comento al de los karts, que ahora voy a dormir. (Estoy muy cansada por el día de piscina que llevo, ayns...)

Blanco Humano dijo...

¬¬

Crystal dijo...

Juraría que este lo había leido y comentado hace tiempo, pero me he debido equivocar. Pues ya es raro, porque me encantó y me reí un montón. En fin, cosas que pasan...

Blanco Humano dijo...

Pues si, está feo que yo lo diga, pero me quedó un post bastante majo. Si es que cuando se es bueno...