miércoles, 15 de julio de 2009

En contra de la piratería

Aclaración: La presente entrada es un efecto colateral de una rara enfermedad que tengo a la que llamo 'el síndrome del queso de bola' y que algún día explicaré (es cuestión de tiempo que se me acaben las ideas y termine contando toda mi vida). Con esto quiero decir que no estoy haciendo un ejercicio de sofismo, por si alguien lo estaba pensando.

Aclaración de la aclaración: Si alguien no conoce el significado de la palabra sofista tampoco pasa nada, lo más probable es que pueda llevar su vida con normalidad y nadie lo note nunca...

Aclaración de la aclaración de la aclaración: Eeer... no, ya está bien con la tontería.

Imagen vagamente relacionada con el texto del post. Si amigos, el mono de la documentación contraataca. Bueno, al menos esta vez no es la foto de un plátano...

Recientemente mi jefe, una de esas personas despreciables que se bajan películas de internet para no pagar a la SGAE y luego obliga a los niños a verlas, me dejó unas cuantas películas para que las consumiera yo mismo. La verdad es que reconozco que acepté porque soy un ser apocado y con baja autoestima. Seguramente si me dijera que me tirara por la ventana, también lo haría. De nuevo. Además tengo que decir en mi defensa que por motivos que no me apetece explicar -más que nada porque no me da la gana- me esperaba un largo fin de semana delante de la tele y como el grueso de mi videoteca sigue en VHS a pesar de que mi video pasó a mejor vida, no tengo mucho para ver. Con esto no quiero que parezca que me estoy justificando, lo que pasa es que me temo que se nota mucho, ¿no? Pues vale, me estoy justificando. Es cierto que lo hice, pero solo una vez y no lo pienso hacer más, se lo juro señor juez.
Ala, ya está.

Bueno, os pongo en situación. Llego el viernes, cargo cuatro películas en el TDT, que tiene disco duro, a través del puerto USB (¿os acordáis cuando antes una historia podía resumirse con 'metí la cinta en el vídeo'?) y me dispongo a ver la primera. Ya aviso que no tenía grandes esperanzas con ninguna, porque mi jefe es muy de ver cualquier cosa que se estrene y yo últimamente estoy intentando ser más selectivo porque empiezo a pensar que el 80% de lo que se estrena es basura -que esto también sería un tema para comentarlo algún día- pero la verdad es que tenía un día tonto y no estaba de humor para ver nada de Kurosawa (supongo que todo el mundo tiene días asi; de hecho creo que para la mayoría de la gente todos los días son así). Ahora, que empecé con una peli de Nicholas Cage. Me parece que ahí me pasé un pelín bajando el nivel. Pero bueno da igual.

La cosa es que nada más puse la peli me llamó la atención que parecía empezar de repente y con Nicholas Cage con cara de agobio. Bueno, esto me llamó más bien poco, porque Nicholas Cage siempre tiene cara de agobio, pero me extrañó que ya empezara así en el minuto uno. Después de unos diez minutos de película me empezó a mosquear no estar entendiendo nada. Que yo no es que sea muy listo, pero para este tipo de pelis suelo alcanzar (vale, Primer no la entendí, pero no la entendió nadie, así que no cuenta -de hecho alguien se curró un esquema para explicarla y sigue sin entenderse nada- pero vamos, que normalmente soy bastante espabilado, aunque no lo parezca). Al final llegué a la conclusión de que a la película le faltaba el principio (más que nada porque no vi títulos de crédito), y renuncié a verla. De todas formas estaba en 4:3 y parecía un telefilme, así que me dió igual.

Quizás debería explicar esto. En algún momento del pasado, después de Casablanca y antes de Star Wars -y si alguno de mis lectores no ha visto alguna de las dos, ya está corriendo al videoclub (o al emule) para conseguir algo de cultura mínima- alguien decidió que las películas se veían mejor en un formato más ancho (sé que podría explicarlo en más detalle, pero para eso creó Dios la wikipedia, no?). Mi televisor, como el de casi todo el mundo que tiene que pagar una hipoteca, es todavía en formato 4:3, por lo que puedo distinguir inmediatamente cuando veo un telefilme de una película de cine de verdad, por las franjas negras horizontales. Sin embargo, cuando veo una película, aprecio sinceramente que se respete la relación de aspecto, para poder ver todos los personajes que aparecen en la imagen y no solo los del centro (a no ser que la película sea de Woody Allen, que prepárate para escuchar gente hablando fuera de plano). Encuentro pocas cosas más irritantes que un formato capado a 4:3.

Bueno, hay otra cosa que me molesta más. Que suene como si el técnico de sonido hubiera grabado toda la película desde su cuarto de baño. Sé que la mayoría de la gente tiene el mismo oído que un ladrillo y solo es capaz de distinguir la calidad de un equipo de sonido por su precio. Personalmente me fastidia bastante que hace un tiempo se pusieran de moda los home cinemas porque estoy convencido de que para la mayoría de sus orgullosos propietarios no era más que una manera cara de saber la dirección del sonido -lo que, en mi opinión, no hace que cualquier cosa de Ben Stiller mejore demasiado- pero yo si que aprecio realmente la calidad del sonido. No lloré nada la pérdida del VHS, los formatos magnéticos tienen un sonido pésimo que aguanta fatal el paso del tiempo. El DVD supuso una gran mejora en esto. Una mejora de diez minutos, eso si, porque en seguida a alguien se le ocurrió que era buena idea comprimir un DVD en DivX para que cupiera en un CD y de paso conseguir que todo volviera a sonar horrible.

Y la imagen. Madremía, no me hagáis hablar de la imagen.Es imposible ver una película bajada de internet sin ver píxeles. Por el amor de dios, mi teléfono tiene 16 millones de colores ¿tan difícil es bajar una película con resolución suficiente para no ver los cuadritos? La memoria cada vez es cada vez más barata, y -excepto en mi base secreta- el ancho de banda más ancho. Bueno, a mí me parece que no vale la pena comprimir tanto el archivo, pero es una opinión. También podríamos grabarlas en audio y escucharlas en el ipod, si la imagen no es tan importante. De hecho podríamos hacer que alguien nos las contara, no sé que necesidad hay de pasarse dos horas o más mirando una pantalla...

Bueno, y luego están los extras. No se a vosotros, pero a mí me pareció maravilloso cuando descubrí que después de ver 'Fantasmas de Marte' podía ver a Carpenter contando como la había hecho. Se que no vería 'Los Bingueros' con los comentarios del director -bueno, o bien mirado puede fuera una risa- pero hay ciertas películas en las que vale muchísimo la pena ver los extras. Bueno, pues si te las compras en el manta, es posible que no hayan, así que te quedas con las ganas.

En fin, no quiero extenderme demasiado con el tema. Probé las cuatro películas. Todas en formato 4:3 y todas con un sonido lamentable. Terminé viendo el último Batman, y cabréandome cada vez que media cara se salía de plano en un plano corto (de hecho no terminé de verla).

Mirad, no se los demás, pero si esto es la piratería, yo me bajo. No necesito tener tarrinas de 500 de Verbatim con un montón de películas mal grabadas que ya no recuerdo de que eran como le pasa a los obsesos del ADSL. No hay tantas películas buenas. Cien, Doscientas... tal vez doscientas cincuenta, y como la mayoría además son viejas, seguro que están de oferta en la Fnac.

Y que conste que me la trufa la SGAE. Y que conste que no estoy defendiendo el cine español, el iraní, el gafapasta o lo que sea. Solo digo que si un tío se gasta un dineral en hacer que una explosión suene creíble, yo quiero escuchar como lo hicieron, así que prefiero escucharlo en DVD.

Y en Blue Ray tiene que ser ya la hostia. Ya verás como alguien se inventa algo para que tampoco mole...

10 comentarios:

ender dijo...

Ays, como te echábamos de menos por estos lares, oh, human, despotricador de todo lo despotricable.

Pues tienes que ver la ultima de batman, eh, sobre todo si has visto la penúltima, que también está muy bien. Y la que si tienes que ver, es una del señor murciélago combatiendo al goberneitor de California vestido de azul princesa y con cara de tener un frio cojonciano.

He dicho.

Pimkie dijo...

Porque tu jefe es un cutre que se baja las pelis gratis y mira que pesen poco para tenerlas antes. Personalmente, sí que pago por una suscripción premium al mega, y no me bajo prácticamente nada que lleve la etiqueta HDTV, que si pagamos un pastizal por el plasma quiero amortizarlo :D

Pimkie dijo...

Ups! Quise decir no me bajo prácticamente nada que _NO_ lleve la etiqueta HDTV, claro.

Bichejo dijo...

Merece la pena tener un poco de paciencia y bajarte la peli cuando ya está en DVD.

No te tenía por cinéfilo...ya hablaremos tú y yo de pelis!!

Crystal dijo...

Pues eso, lo que ya te han dicho: uno se espera a la versión ripeada y no hay necesidad de sufrir... Además siempre hay alguien que se molesta en compartir los extras también. La gente generosa me cae bien.
Por otra parte, lo del 80% es totalmente cierto. Creo que Radagast va por ahí aplicando el porcentaje para otra cosa, pero aquí se ajusta bastante a la realidad.

Jo, ahora me han entrado ganas de ver Primer, que a mí esas pelis raras y retorcidas me encantan. Aunque las entienda a medias :)

Radagast dijo...

No sé de qué va Primer, y sólo con ver el esquemita ya me ha entrado dolor de cabeza. Tengo que pillármela (la peli, malpensaos).

Crystal, el 80% vale para todo, o para casi todo. Respecto al cine, yo ya no espero nada de nada de los nuevos estrenos ésos supermegaguays que anuncian a bombo y platillo (joder, algo que se venda con un "de los productores de..." no debe ser muy bueno), así que cuando voy al cine normalmente no me decepciona lo que veo.
Es más, fui con Lanarch y Jezabel a ver Sunshine. Ellos esperaban algo ultragenial. Yo no me fío de las películas que "intentan" ser de Sci-Fi pseudodura. Ellos salieron cagándose en todo. Yo me lo pasé muy bien con la fotografía, pues ya me olía que no era más que un refrito de los tópicos típicos de la Sci-Fi.

Blanco Humano dijo...

ender: no, si las he visto las dos en cine, por supuesto; en realidad pensaba que era la primera, que hace más que no la veo...

Y de la que dices la pillé el otro día un rato por la tele y casi se me caen los ojos al suelo. Madremía con el Schumacher.

Pimkie: mmm... HDTV... gracias por la información, tendré que mirarlo.

Bichejo: completamente de acuerdo, no vale la pena bajarla tan pronto si se va a ver fatal.

Y bueno, cinéfilo tampoco, pero algo entiendo. Aunque mis gustos son más bien lamentables, ya te lo aviso (aunque Kurosawa si que me gusta)

Crystal: no pensaba que hubiera con extras, fijate. No, si tendré que colgar otra entrada volviendo a cambiar de opinión...

Y Primer me terminó gustando a pesar de no entenderla, así que algo tiene. Ahora, no es una peli que recomendaría a todo el mundo...

Rad: ala, otro pervertido. Pues nada, mirátela y ya me dices que te ha parecido. Ahora, a mi no me pidas que te la explique...

Y Sunshine no tenía buena pinta, pero la verdad es que también la vería. Estoy desconectadísimo, a ver si me pongo al día...

Es cierto que lo que te gusta una peli depende bastante de las espectativas, es curioso. Bueno pasa con todo, pero de la mayoría de cosas no ves críticas o trailers antes...

Josélez dijo...

Pues yo estoy contigo con lo de la calidad de sonido e imagen... no me gusta nada esa moda de recopilar películas en CD que no se ven nada bien. Prefiero bajármelas en formato DVD, claro que tampoco suelen tener extras. Así que al final (y aprovechando que ahora soy pudiente (o al menos más que antes) algunas (que ya he visto y ya sé que me gustan y vale la pena tener) me las compro. Y eso que no tengo una TV de esas de un trillón de pulgadas, ni plana, la mía también es 4:3. Y sí, seguramente lo del Blue-ray será la hostia.

Por cier, me he apuntado algunos títulos, que yo sí que estoy desconectado... (Distrito 9 sí me gustó, y me gustaron mucho los extras).

anasisterdiablo dijo...

Tres cosas:
1-No sé que significa la palabra sofista.
2-Ni se te ocurra tirarte por la ventana si te lo pidiera tu jefe.
Y 3..no me creo que tengas baja autoestima...tienes un blog,que además me gusta.

Blanco Humano dijo...

Josélez: dvd es lo mínimo desde luego. Y hay cosas que merece la pena comprar.

Y si te gustan las listas tengo por ahí un listado de películas imprescindibles, aunque claro, todo esto es tan personal...

anasisterdiablo:

1-yo tampoco. Pero puse un link a la wikipedia donde seguro que lo explican (no, yo tampoco leo mis links)

2-en realidad ya no es mi jefe, asi que no importa. En cualquier caso currábamos en la planta baja, así que todo el riesgo era que cayera encima de mi moto. Ahora curro en un quinto, así que ya te digo que a mi jefe actual no le voy a deber tanta fidelidad...

3-vale, me has pillado, esto es mentira. Tengo un ego del tamaño de Australia. Bueno, algunos días, al menos.