jueves, 28 de mayo de 2009

Camino del Saló

Una entrada reciente de Bichejo (concretamente esta) me a hecho descubrir que no soy el único que hace listas antes de hacer un viaje. Quizás mi diferencia con Bichejo es que yo no me estreso. Me gustaría decir que es debido a mis largos años de entrenamiento en el camino del Zen, pero parece ser más bien debido a mi metabolismo ralentizado. De hecho tengo que tomar abundantes cantidades de café para parecer una persona normal -ejem, al menos en ese aspecto- y no una vaca que se ha pasado fumando porros. Tengo un metabolismo lento, que le vamos a hacer. Al final puede que me entre el pánico del último minuto, pero en mi caso se parece más a 'ya verás como al final seguro que se me olvida algo, hay que joderse'.

Si, parece que mole, pero la contrapartida de tener el metabolismo de una tortuga gigante es que una patata frita me engorda unas tres veces su peso (algo por otro lado físicamente imposible), lo que hace que tenga que controlar cuidadosamente mi dieta. No se puede tener un cuerpo que invite a la lujuria y consumir ganchitos sabor ketchup como si fueran a prohibirlos, esto es un principio universal. Y yo si tengo que elegir, prefiero entregarme a la lujuria que a la gula, que da muchas más satisfacciones... vale, igual nadie se ha dado cuenta, pero parece que me estoy saliendo del tema. Retomo.

Antes hacía mi listas de viaje en un simple folio, pero eso es demasiado from the past para alguien como yo. Actualmente utilizo una aplicación de Microsoft -si, una gratuita, je, je...- que te permite escribir a mano desde una tableta digitalizadora como si fuera un folio normal. Las ventajas de esto son... que no lo puedes llevar en el bolsillo y que si se va la luz, lo pierdes todo? Espera, eso no son las ventajas. De hecho no se cuales son las ventajas. Vale, si no entiendes por qué lo hago es que eres normal, yo no puedo evitar hacer estas cosas.

En la lista suelo hacer una columna para anotar las cosas que tengo que hacer antes del viaje (cosas como cargar la batería de la cámara, sacar pasta o lavar la ropa que me quiero llevar) y dejo el resto del papel para las propias cosas que me quiero llevar. Este apartado se divide asimismo en subapartados como 'ropa de diario', 'ropa de salir', 'ropa interior', 'productos de higiene', 'ocio' y cosas así. Esta clasificación es especialmente útil para viajes medianamente largos en los que vas a hacer muchas cosas, aunque reconozco que para una salida de fin de semana tiene poco sentido porque la lista puede terminar teniendo casi tantos apartados como artículos, pero una clasificación es una clasificación. Se que mucha gente va a sus cajones y se limita a coger cosas, pero supongo que esa gente tiene una cabeza normal que impide que salga de viaje sin calzoncillos o mucho peor, sin calcetines (bueno, la gente no suele darse cuenta de que no llevas calzoncillos; de hecho si alguien se da cuenta es que ya has tenido suerte y lo mismo te da igual que lo noten...).

En cada punto de la lista detallo los elementos que supongo que me van ha hacer falta. A veces se limita a 'camisetas manga corta, (2)', aunque habitualmente suele incluir descripciones del tipo 'camiseta azul con letras blancas', que yo soy muy sistemático (procuro tener ropa que encaje con la descripción, claro, si no la lista no tendría ninguna utilidad). Digamos que para termino la lista otra persona podría hacer mi maleta por mí. Que ya me gustaría.

Todo este procedimiento es para asegurarme de que no me olvido nada fundamental, aunque sospecho que alarga innecesariamente el proceso. O no, porque antes cuando tenia toda la ropa metida en la bolsa solía preguntarme '¿habré metido las camisetas ya?' y me tocaba volver a sacarlo todo para asegurarme. Solía terminar llevándolo todo, pero hecho un asco a base de sacarlo y meterlo. Es verdad que quizás sea un poco extraño que hacer una maleta me tenga más tiempo delante del ordenador que mirando cajones, pero cada uno es como es. Es posible que a un observador externo le costara saber si estoy preparando una maleta o un dossier informativo sobre un museo...

En el caso de mi próximo viaje todo esto parece innecesario básicamente porque solo va a durar un fin de semana y mis actividades van a dedicarse enteramente al frikismo. Que supongo que ya sabe todo el mundo que voy al Saló del Cómic de Barcelona este fin de semana. No quiero insistir demasiado en ello porque al final va a parecer que lo hago para ver si se anima alguna lectora y tengo algo interesante que hacer cuando vuelva al hotel después de frikear (como por ejemplo... no se, tener sexo hasta el amanecer). Me temo que este no es el caso, porque ya comparto la habitación con mi amigo Jota, que me paga la mitad de la gasolina y me parecería feo mantener relaciones sexuales con otras personas delante de él. Con él tampoco pienso tener sexo, ya os lo digo antes de que alguien lo pregunte, que la gasolina está cara, pero no estoy tan necesitado...

De todas formas, este año el Saló promete más bien poco. Entre que con lo de la crisis mi presupuesto de gastos ha mermado bastante y que mi amigo me ha prohibido ponerme en las colas de firmas de autores extranjeros (es que con Adam Hugues hice 6 horas de cola, y a mucha gente eso igual le parece un poco demasiado; cuando pase cerca de la cola de Mignola va a tener que atarme) mis actividades me parece que se van a limitar a pasear por los stands y a hacer fotos. A la vuelta es posible que haga crónica, pero ya os aviso de que va a ser en mi linea, así que no esperéis enteraros de algo...

De todas formas he estado mirando el listado de novedades y solo he visto una cosa que me llame la atención:

(**)-Hanzo, El camino del asesino, de Kazuo Koike. Libro rústica, 320 págs. blanco y negro. PVP:8,95 €

Que como los más frikis habrán supuesto, trata de la vida de Hattori Hanzo. Aunque seguramente solo los frikis nivel superguerrero sepan que no era un fabricante de espadas como se cuenta en Kill Bill, sino un ninja mítico, al parecer inventor del truco de esconderse en un lago respirando con una cañita. Yo no soy mucho de manga, pero este es del tipo que hace Lone Wolf and Cub (Lobo solitario y su cachorro), así que puede que esté bien. Por supuesto todo esto lo digo solo para convencerme, luego seguro que hay doscientas novedades que necesito tener...

Y os dejo, porque con lo del post, al final no me hecho la dichosa lista y luego todo son las prisas. Con permiso.

Veamos:

-máscara
Asi podré pasear sin llamar la atención por el Saló...

-kit antivampiros
Es que la última vez que fui estaba plagado de góticas y no quiero líos

-kit antizombis
Nunca sabes cuando va a comenzar un holocausto zombi

Buff... esto me va a llevar un ratito, ustedes perdonen.

8 comentarios:

Jezabel dijo...

Acuérdate de dejar media maleta vacía para poder llenarla de cosas allí. ¡Y no mangues las toallas del hotel!


PD: Espero que metas mi .wav en el ipod y lo uses cada vez que quieras acordarte de mí.

Radagast dijo...

Para qué mangar las toallas del hotel cuando puede mangar la capa de algún superhéroe?

Traenos algo de allí. Como un buen reportaje fotográfico...

Jezabel dijo...

La capa o los calzoncillos, eh.

Bichejo dijo...

Jo, tampoco me estreso tanto...me quejo mucho pero luego sigo empijamada todo el día!!!

Aunque me queda una semana y ni siquiera he hecho LA LISTA!!! aaaaah!!!

Blanco Humano dijo...

Jez: bah, no pensaba comprar muchas cosas... de todas formas era un buen consejo, luego me he dado cuenta. Las toallas ya no me han cabido.

Y estás en mi teléfono, que está mucho más a mano siempre.

Rad: unas 370 fotos. Lo dificil va ha ser ahora ver cuales no pongo...

Jez: (al final no hizo falta, no se me olvidaron...)

Bichejo: y yo pensando que lo estabas pasando mal... Ahora nada puede evitar que te odie por lo bien que lo vas a pasar allí...

Bichejo dijo...

Ídolo de las masas alimañiles: no me odies, que todavía no he hecho la LISTA...y estoy agobiada a tope por el accidente de ayer!!!

Bichejo dijo...

Hala, pues ya me he encontrado conmigo misma, así que supongo que ya me lo he leído todo!!

Lo que cunde una noche cuando no puedes dormir del puro terror!!!

Blanco Humano dijo...

Pues no sabía yo que este blog servía para encontrarse a uno mismo... y yo pensando que solo contaba chorradas.

Ánimo guapa, que en un par de viajes más se te pasa el miedo a los aviones y te veo de azafata con Barbi...