miércoles, 20 de mayo de 2009

Sobre la violencia

Esta mañana mi compañera -de la que ya hablé- que es un cielo y ayer se tomó el día libre para tocarse las bolas para resolver unos asuntos, aprovechando que había un curro de tres pares de cojones ya estaba yo para encargarme de todo lo demás, ha llegado tocando las bolas con sacando a debate el tema de las vacaciones, porque este año le toca pringar agosto a ella y dice que le ha salido un viaje. Después de un cordial intercambio de impresiones, que no voy a transcribir para no aburrir a mis lectores, decidí zanjar el asunto con un educado "mira, agosto te toca a ti porque yo ya lo hice el año pasado; ahora, si no te parece bien, salimos fuera y lo solucionamos a hostias" (y no preguntéis, os puedo asegurar que era una respuesta mesurada; que la que yo quería decir de verdad es "ten en cuenta que igual te hago yo este año agosto y va y el año que viene tú te has muerto, que joven no eres y hay muchos accidentes...").

Esto me ha hecho reflexionar sobre el tema de la violencia. Y más concretamente con el hecho de resolver las diferencias de opinión a puñetazos. ¿Que le pasa a la gente con eso? Yo la verdad es que no me he metido en una pelea en mi vida (bueno, la educación básica no cuenta, claro). Y eso que como se imaginarán aquellos que visiten este blog, yo soy bastante de estar en desacuerdo con la gente y mucho de dar respuestas como para que me partan la boca. También es cierto que la naturaleza me ha dotado con una caja torácica como la de un toro con esteroides, lo que es posible que disuada a la gente de plantearse hacerme ver los fallos en mi razonamiento a base de yoyas. Bueno, eso y que como tengo cara de tonto, les debo de dar penica.

Siempre he tenido curiosidad por saber como me desenvolvería yo en una pelea, pero es que no me ha hecho nunca falta, la verdad. Pienso que seguramente mis largos años de entrenamiento con el Street Fighter suplirían con creces mi falta de experiencia, aunque eso si, soy consciente de que seguramente para conseguir un hadouken en condiciones hay que ir a un gimnasio. Ahora mismo lo mas cercano que recuerdo a una pelea, fue una vez que un amigo de un amigo se empezó a poner tierno con la chica con la que yo iba entonces. La cosa no llegó a mayores, me limité a utilizar mi mirada de producir tumores cerebrales (no sabría explicarla; valga decir que puedo calentar un vaso de leche pequeño con ella; es útil cuando no tienes microondas, la verdad) para que reconociera que se había pasado. Visto con perspectiva, ahora creo que le tendría que haber dejado quedarse con ella y que se jodiera. Claro, que igual eso hubiera sido demasiado cruel...

En otra ocasión, en una discoteca de pueblo, al parecer unos paletos pintorescos lugareños (no pretendo ser ofensivo con la gente que ha nacido en un pueblo, éstos hubieran sido tontos también de haber nacido en Nueva York) decidieron que haber bailado con unas chicas locales nos hacia merecedores de una paliza. Me temo que mis amigos y yo que nos encontrábamos en el exterior del local de tertulia y bebiendo, no estábamos demasiado interesados en ese tipo de actividad física (en el otro si, pero las chicas no habían querido llegar tan lejos) así que los desarmamos a base de bromas. No hay nada más patético que ver a unos tipos pretendiendo parecer amenazadores mientras se aguantan la risa...

Seria fácil achacar esta agresividad a un exceso de testosterona, pero he presenciado peleas de mujeres que me hacen pensar que esto no es algo exclusivo del género tonto. Digo masculino. Siempre que presencio esto pienso que el movimiento feminista ha perdido el rumbo en algún lugar del camino de alcanzar la igualdad. La verdad, no creo que las primeras sufragistas cuando luchaban por el ejercicio de sus derechos tuvieran en mente poder llevar pollas en la cabeza en las despedidas de soltera. Ahora, que lo mismo ese fue el objetivo real desde el principio, que nunca se sabe. También es posible que esto lo lleven ramas distintas del feminismo, que no hay más que echar un vistazo a un cosmopolitan para darse cuenta que hay más de una forma de ver el tema (por cierto ¿alguien me puede aclarar si el artículo 'sexo anal: las mujeres al poder' es un consejo para mejorar la vida laboral o la otra? Es que me parece que en mi trabajo anterior cuando hablaban de 'promoción interna' se referían a eso ...). Ahora bien, estoy seguro que ninguna de las ramas del feminismo defiende la violencia física...

Yo personalmente me inclino a pensar que esta tensión acumulada es más deudora de la falta de sexo (a quién no le hace falta un buen polvo; a mi ahora mismo no me molestaría tener uno... ). En cualquier caso estoy seguro de que si la gente dedicara más energía al sexo (a ser posible con otras personas) estarían menos dispuestos a partir la cara de cualquiera que se cruce en su camino. Y no es que considere que la violencia no pueda llegar a ser necesaria en ciertos casos. Tendría que verlo, pero sospecho que 'Terminator' perdería bastante sin los tiros y las explosiones. En cualquier caso podría parecer una película francesa, lo que no siempre es bueno.

Además, creo que vale la pena advertir que cuando se rifan tortas, alguna toca seguro. De hecho me he estado documentando con films violentos toda mi vida (si, yo es que me preparo los posts un montón) y puedo garantizar que la primera siempre la da el malo. Lo mismo luego el bueno le troncha el cuello (que esto de bueno quizás tendríamos que planteárnoslo de un tipo que va por ahí tronchando cuellos) pero calentito se va a casa seguro. Es decir, si a Van Damme le dejan la cara como un mapa en cada pelea, ¿que le hace pensar a un tipo que todo el deporte que hace es cambiar de canal en los anuncios del fútbol que no es peligroso para su salud bajarse del coche hecho una furia porque otro conductor ha hecho lo que sea? Es que está pidiendo a gritos ser el secundario cómico y que le den la paliza a él...

El mono de la documentación, que ya ha vuelto de Kenia. Ahora, se ve que al señorito poner a Chuck Norris dando una patada voladora no le venía bien... No, si al final en último mono aquí voy a ser yo...

En fin, si a pesar de todos mis argumentos, todavía hay alguien que se ve metido en una situación en la que la única salida es pelear, me gustaría darle algunos consejos:

1) si has llegado hasta ahí es que te has equivocado en alguna parte; y un montón, además. Vuelve al último cruce y pregúntale a alguien.

2) aún se puede llegar a un arreglo; en caso extremo siempre puedes tirarte al suelo y sollozar. Es muy difícil seguir queriendo pegarle una paliza a alguien que da vergüenza ajena...

3) si todavía quieres seguir adelante, ten en cuenta que no quieres cabrear más a tu adversario: un enemigo cabreado pega más fuerte y se cansa menos. Para evitar esto lo mejor es neutralizarlo de un modo rápido y efectivo. No te importe utilizar golpes sucios, es poco probable que este combate puntúe para el título mundial.

Y con esto me parece que ya estaría este alegato contra la violencia. Ahora si me perdonáis un momento voy a explicarle un par de cosas a mi compañera, que me parece que todavía no lo ha acabado de coger...

7 comentarios:

Barbijaputa dijo...

NO a la violencia

Min dijo...

¿Vas a necesitar tiritas? Porque si tal puedo pasar por la farmacia y comprarte unas, nunca se sabe lo que puede llevar una maruja... digo... señora en el bolso.

Bichejo dijo...

Hablas de tantas cosas, y yo vengo de currar tan empanada, que creo que mejor me lo leo luego otra vez y vuelvo a ver si pongo algo más coherente!!

Jezabel dijo...

>>a quién no le hace falta un buen polvo; a mi ahora mismo no me molestaría tener uno...

¡Será por falta de candidatas!

Cattz dijo...

En realidad es por falta de datos, las candidatas no saben dónde ir.
Esto... ejem.

Blanco Humano dijo...

Barbi: Jo, éste es de mis trozos favoritos, me pone supertierno... mucho mejor esto que la violencia, desde luego.

Mira, ya me han salido corazoncitos en los ojos, yo que me quería poner en plan serio y enérgico para esta entrada...

Min: lo mínimo un AK-47 seguramente... Gracias, pero si algún día me peleo físicamente con ella las explosiones se escucharán desde todas partes como en los combates de Dragon Ball, necesitaré algo más que tiritas. Esparadrapo, quizás.

Bichejo: si,este me ha salido un pelín largo, se ve que me he emocionado. Ánda date un bañito y se te pasa todo. Te haría un resumen, pero temo que se pierda la gracia de los chistes...

Jez: ¡pues precisamente por eso! Tanto amor y tanto amor, al final me pongo tenso...

Blanco Humano dijo...

Jajaja... muy bueno, Cattz...