martes, 28 de octubre de 2008

Divagaciones varias.

  • Si el cambio de hora de verano te tiene dos o tres días trastornado, ¿como es que el de invierno no te quita el sueño para dos o tres días?. Es que no lo entiendo. ¿Qué les costaría poner una hora y dejarla puesta para siempre? Si puede ser la de verano, que me da muchísima rabia que se haga de noche tan pronto (cosa que no me puedo explicar, yo soy nocturno por naturaleza)
  • Para los afortunados que vivan/provengan/trabajen/lo que sea en una de las ciudades que ya han sido escaneadas por Google Street View™ el entretenimiento ahora es buscar conocidos por la calle. Yo ya he encontrado aparcado el coche de mi madre ¡corre a buscar por tu barrio!. Lo he comentado en mi oficina y los tengo a todos entretenidísimos... (supongo que pasado un rato lo siguiente será pasear por Nueva York o por París, no sé; yo ya me he pasado a Tokio, que para eso soy friki)
Google Street View. He intentado encontrar una imagen en la que no saliera una colegiala japonesa, pero es que no hay manera, se ve que por allí las hay a patadas. Aunque creo que ellos las llaman solo colegialas.
  • Finalmente, hay un blog que visito hace algún tiempo y del que no había hablado en profundidad todavía: mi mesa cojea. Tiene un montón de post memorables (aunque aún no los he leído todos), si bien es cierto que tiene un humor de ésos que si no lo acabas de pillar puede que te moleste a veces (sobre todo si eres vasco y nacionalista o españolista, no sé). Lo que me ha hecho decidirme a hablar hoy de él, aparte de que me pillaba bien hoy, en una entrada que no va sobre nada en concreto, ha sido que me ha hecho gracia la idea de hacer un calendario de guionistas. Ya se que las lectoras de este blog, para ver macizos en ropa interior todo lo que tienen que hacer es localizarlos y pedírselo amablemente (o dejarse hacer, que cada una tiene su estilo en esto), pero quería mencionar esta iniciativa porque promociona la idea de que los tipos divertidos e ingeniosos también pueden estar macizos y no tienen por qué ser unos orcos. No, por nada en concreto, es que es una causa que me gusta apoyar. Para aquellos lectores que no tengan interés en ver guionistas ligeros de ropa o que les apetezca pasar un buen rato... de una forma distinta -vale, ya me he tenido que meter en un jardín- recomiendo especialmente el post sobre lo que le tienes que decir a alguien que te enseña una foto de su hijo (aunque él le llama de otra manera) y también la serie física teórica para gente corriente. Luego a partir de ahí ya es cuestión de ir revisando.
Si, ya se que tengo un post pendiente sobre otra cosa, pero es que hoy no me apetecía, que se le va ha hacer. Además, mucho mejor darle algo de intriga a la cosa, ¿no? Es este dichoso tiempo lluvioso, que me pone melancólico, no me lo tengáis en cuenta...

8 comentarios:

Calpurnia dijo...

lo que faltaba, cotillear sin asomarte siquiera a la ventana...
por cierto, cuando hagas tu un calendario de esos avisame, ese si me le compro.

Anónimo dijo...

Yo también lo compraría, pero sólo si sales disfrazado de Naruto... (aunque no se por qué yo te veo más de Sailormoon)

Blanco Humano dijo...

calpurnia: Eres un encanto, que haría mi autoestima sin tí.
(Un calendario de blogeros... se me está ocurriendo una idea...)

anónimo: no se quién eres, pero sospecho la presencia de un ente maligno detrás de ese anonimato... ¿disfrazado de Naruto? En serio, hay que ser muy perverso/a para sugerir eso.. Y lo de sailormoon ni lo sueñes.
Cuanta perversión hay en este mundo, señor...

calpurnialrike dijo...

>>(Un calendario de blogeros... se me está ocurriendo una idea...)

ehm, no pagaría por ver desnudo al Samurai entiende.. si es lo que planeas.
lo de la autoestima no te preocupes, yo te voy apuntando la cuenta.

Blanco Humano dijo...

¡Arrgghh...! ¡Mis ojos! ¡¡Mis ojos!! Vale, idea descartada...

Anónimo dijo...

A cualquier cosa le llamas perversión... Con lo monísimo q estarías en minifalda y con coletas... El anónimo soy yo, por cierto, Gárgamel (mi ordenata me odia)

Blanco Humano dijo...

anónimo: Me gusta pensar que yo con minifalda y coletas me parecería más a un dios nórdico que a una colegiala japonesa, aunque admito que como no lo he probado nunca, no puedo tener la completa certeza. De todos modos, no tengo intenciones de comprobarlo por ahora.

Y en vista de los ordenadores te odian tanto como a mí, admitiré a título provisional que eres Gárgamel de aquí en adelante. Eso si, ya te advierto que a partir de ahora vas a ser autor intelectual de todos los comentarios indocumentados que lo sepas

Certi uan dijo...

Lo sabía, sabía que eras un celebro privilegiado encerrado en el cuerpo de un macizorro, si es que te se ve.