martes, 14 de octubre de 2008

C) Coger una enfermedad letal (3 de 3).

Advertencia: este post ha sido realizado bajo los efectos de varios medicamentos. El autor no se responsabiliza de los resultados. Avisados estáis.

A ver... ¿por donde empiezo?. Ah si, el resfriado. Como ya adelanté, me encuentro aquejado de una enfermedad mortal denominada habitualmente 'resfriado común'. Esta enfermedad es sin duda parte de un plan maléfico para destruir la humanidad. Tiene que ser eso, porque si no no me explico que tenga la capacidad de fastidiar lo justo como para que desees exterminar a toda la humanidad o al menos, librarte de su contacto directo, pero no la suficiente como para que te puedas dar de baja. Con lo bien que estaría yo en mi camita delirando tan ricamente. Antes pensaba que tener la regla debía de ser algo así, aunque luego vi varios anuncios de compresas y ahora tengo más bien la impresión de que menstruar es algo así como comer peyote. Pero estoy divagando. En cualquier caso sospecho que esta vez no voy a morir, porque recuerdo haber pasado por esto antes, así que supongo que al final sobreviví (o he muerto y todo lo que me ha sucedido desde entonces lo ha soñado una tortuga gigante, pero parece más probable pensar que estoy vivo y leo demasiado a Pratchett). Gracias a Dios, mi sistema inmunitario ha perfeccionado de tal manera la cara de 'estoy enfermito, ¿no te doy pena?' que cuando toso se escucha un violín de fondo. Esto hace que la gente se apiade de mí y evite acercarse demasiado a darme trabajo. Más que nada para no contagiarse, supongo.

Los primeros síntomas aparecieron el domingo por la tarde. Lo que pasa es que ese día era el final de un puente que dediqué a cultivar algunos de mis hobbies, es decir, beber en exceso (casi cualquier cosa escepto agua), comer en exceso (evitando cuidadosamente cualquier contacto con verduras, frutas y en general, cualquier alimento que no perjudique la salud), fumar en exceso y juntarme con unos amigos para jugar a una consola (concretamente la Wii, que tiene la virtud de no ser deporte de verdad, por lo que no beneficia tu salud, pero por contra te deja molido de agujetas). Es decir, que durante bastante tiempo no estuve seguro de si lo que tenía era un extraño trastorno autoinmune o los síntomas normales que acompañan a un domingo cualquiera. Por suerte, como sabe cualquiera que siga a House, nunca es lupus.

Imagen mangada por todo el morro amablemente cedida por Xabi Gómez.
Lo que pasa es que él no lo sabe.

Y hasta aquí la primera parte (que en realidad es la tercera). Se que no es mucho, pero teniendo en cuenta como tengo la cabeza ahora mismo, me doy con un canto en los dientes si no he formateado accidentalmente el PC tratando de subir esta entrada.

-cof, cof-

Ustedes disculpen, me retiro a tomar mi medicación.

11 comentarios:

Calpurnia dijo...

hummm no,lo he pensado y no me das pena.
Tomate una sopa anda

Blanco Humano dijo...

Bueno, vale. Pero reconoce que algo de gracia te ha hecho.

Barbijaputa dijo...

Un violín de fondo, jjijiji.

Calpurnia dijo...

si hombre eso si. Pero hasta que no me pagues por horas no pienso volver a subirte el ego.
claro lo queremos todo gratis eh!

valiada dijo...

hola!!! he dado de casualidad con tu blog a través de otro blog, que encontré, a su vez, a través de otro,... vamos, que no se cuál fue el primero...
el caso es que me has enganchado y aquí estoy, y aunque no aparezca siempre, seguro que te leo...
pues eso, que te mejores (o no, si con eso vas a hacernos reir tanto)...

gárgamel dijo...

Yo, la verdad, para que no te cueste tanto encontrar cosas nuevas que contar estoy por desearte un deshaucio, que te roben el coche, que tengas una plaga de chinches en casa (previa al deshaucio)... Sí, sería una putada pero ¿Y lo que nos íbamos a reir después?

gárgamel dijo...

Ah, y un zumito de limón con miel también ayuda (pal catarro, digo)

Blanco Humano dijo...

barbijaputa: (guardáme el secreto, pero el chiste se lo mangué a lorzagirl, que lo uso hace tiempo y me hizo gracia:

http://lorzagirl.blogspot.com/2007_02_01_archive.html

me hubiera gustado atribuirme el mérito, pero los virus me están dejando la maldad a la altura del betún)

calpurnia 2: pues tengo yo la cuenta como para pagar jornales. Si eso puedo ir ahorrando para ver si un día te puedo invitar a una caña, eso si...

valiada: la blogosfera es como un plato de cerezas, que tiras de una, y como te manches, puedes dar la prenda por perdida, porque eso no sale... no espera, no era así.

Bueno, que nos alegramos de tenerte por aquí. Tú comenta un par de veces más y ya te tengo en cuenta en la próxima mención de sospechosos habituales (TM)

gárgamel: hombre, gracias por desearme nuevos temas para el blog. De todas maneras también puedes desearme que me toque la primitiva y me enrolle con supermodelos. Es que quiero enfrentarme a nuevos desafíos humorísticos. Tengo una idea para un post titulado 'tener 42 coches no es tan divertido como parece', pero necesito bastantes fondos para desarrollarlo. Y otro 'sexo con supermodelos: ese gran desconocido'. En fin, creo que coges la idea...

Lo del limón con miel no lo he probado pero puede que lo intente, porque la verdad, las medicinas me están ayudando lo justito.

Calpurnia dijo...

una caña? me lo creeré cuando la vea...

Blanco Humano dijo...

Mujer de poca fe...

Calpurnia dijo...

es que me tienes a cal y arena, no me fio :P