martes, 11 de diciembre de 2007

Reseñas: Tránsito, de Connie Willis

Aprovechando que tengo un montón de cosas que estudiar y algo de trabajo voy ha hacer el post de hoy. Yo soy así, imbécil inquieto. Y además, ¿porqué insiste la gente en que tienes que almorzar/comer/loquesea con alguien? Tengo poco tiempo libre, soy un hombre ocupado. Que se lleven un libro. Yo lo hago. Y además tengo ganas de terminarlo. Ah si, el libro. Ya sé de qué quería hablar hoy.

Estoy leyendo un libro que me tiene interesadísimo y me apetecía hacer una reseña. Ya sé que lo habitual es hacer una reseña de algo que te has leído o de algo que no te piensas leer -mucho más frecuente de lo que se suele pensar-, pero nunca de algo que te estás leyendo. Para mí los que hacen eso se equivocan. Lo interesante de un libro es que te lo pases bien leyéndolo. Si te esperas al final corres el peligro de que la resolución no sea lo que tú esperabas. Es como si te encantara ver Perdidos -Lost- pero cuando llegas al final te quedas chafado porque resulta que SPOILER están todos muertos desde el principio FIN DEL SPOILER. Lo que cuenta es que has disfrutado durante el proceso, no? Bueno, es una opinión (por cierto, lo del spoiler era mentira, no tengo ni idea de como termina Lost). Claro que como toda opinión -mía- es variable -mucho- y sujeta a excepciones. Un buen ejemplo sería 'Next' (una película protagonizada por Nicholas Cage, para acabar de arreglarlo) en la que el final es la mejor manera de estafar al público que he visto en tiempo. Además tienen la cara dura de decir que es una adaptación de un cuento estupendo de Philip K. Dick (El Hombre Dorado), cuando en realidad es más parecido a un remake de la novena temporada de Dallas. Lo siento pero no puedo explicar por qué sin destripar ninguna de las dos. Paradógicamente no estaría destripando para nada el cuento original, lo que da una idea de lo poco que se parecen. Pero creo que estoy batiendo un record en pensamiento desordenado, así que voy a retomar el hilo.

El libro en cuestión es Tránsito, una novela de ciencia-ficción de Connie Willis (título original Passage, edición de 2004 por Ediciones B , traducción de Rafael Marín, finalista premio Hugo y ganadora del Locus, ambos en 2002) una autora a la que yo recordaba básicamente por Luna Azulada, un cuento divertidísimo que me encantó y por Empotrados, que no me gustó nada. Luego descubrí que Empotrados era de Ian Watson, así que supongo que no cuenta ('basada en las ideas de Noam Chomsky' pfff... menudo peñazo ¿qué se se puede esperar de un tipo que odia Matrix?). Es que tengo una memoria horrible, y un montón de nombres mezclados en la cabeza por haber coleccionado el Isaak Asimov Magazine. El caso es que encontré esta novela muy baratita un día en la Fnac (4'75€) y se me ocurrió cogerla a pesar de su extensión. No es que me den miedo los libros largos, pero tienden a resultar pesados y a menudo la trama no justifica la extensión. Supongo que pensé que si tenía más de 1000 páginas y se habían atrevido a publicarlo tenía que estar bien -vaya m**rd* de argumento, no?. O puede que pensara que por malo que fuera el libro, la relación calidad precio era estupenda. La verdad es que tendría que calcular a cuanto sale la página, pero sale baratísima seguro (vale, lo he calculado y sale a 0,0046€ la página, no me diréis que no es una ganga).

Bueno, pues la verdad es que la historia engancha y está contada de una manera lo suficientemente amena como para que no se atragante, a pesar de tener que empezar con una cierta lentitud para justificar que pasen ciertas cosas que de otro modo no pasarían. Los personajes son interesantes y la trama avanza casi exponencialmente, en el sentido de que empieza poco a poco para preparar la situación y el ritmo va acelerándose hasta ser casi vertiginoso. Actualmente estoy en la página 600 y no puede estar más interesante, que más puedo decir. Bueno, a lo mejor podría decir de que va.

Veamos... Joana Lander es una psicóloga que investiga las ECM (experiencias cercanas a la muerte). Si, lo del túnel y la luz y todo eso. Lo que pasa es que ella lo quiere estudiar de un modo científico para encontrar una causa no esotérica y se ve interferida por otro investigador, mucho más creyente, autor de un libro sobre el tema. En este punto es muy interesante ver como se puede manipular un estudio para demostrar lo que sea y cómo hay que ser muy serio para hacer una investigación de una manera rigurosa. También se tratan tangencialmente lo difuso de la percepción subjetiva y la volatilidad de la memoria. Por cierto, que el otro investigador supongo que parodia al autor del libro 'Vida después de la vida' de Raymond A. Moody, libro que se hizo muy popular hace años y que leí en su momento, aunque ya casi no recuerdo (solo puedo decir que lo encontré infantil, y eso que lo leí de niño). Su contrapartida literaria se llama Mandrake, lo que define muy bien a un personaje que trata de ser un investigador científico, pero en realidad tiene un seudónimo pomposo que suena más a mentalista de feria (en realidad, un mago de cómic).

En fin, que no quiero contar más para no destripar la historia. Si a alguien le interesa puede consultar reseñas, seguramente mucho más rigurosas que la mía, -aquí, aquí y aquí- y que no pienso leer, no vaya a ser que me destripen el final. Como en alguna ponga 'el libro está bien pero pierde fuelle hacia el final y está terriblemente mal resuelto' me corto las piernas.

Que ustedes lo pasen bien.

(Igual no es una reseña muy normal, pero al menos no la he llenado de fotos que no vienen a cuento; aunque con los vínculos lo mismo me he emocionado, cualquier día hago una entrada toda rosa)

5 comentarios:

Gárgamel dijo...

Yo he leído cuatro libros de ella y es muy divertida. Los argumentos están siempre muy bien desarrollados aunque, eso sí, todos con final feliz. Debe ser muy optimista ella

Blanco Humano dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Blanco Humano dijo...

gárgamel: A mi este me está encantando, me tengo que coger alguno más. Y me gustan los finales felices. Ya hay bastante sufrimiento en el mundo.

Crystal dijo...

Pues me has picado la curiosidad, porque tus recomendaciones literarias siempre me han gustado.

Y yo no podría hacer una reseña de estas porque cada vez que me engancha un libro, soy incapaz de parar hasta que lo acabo. Compulsiva que es una.

Blanco Humano dijo...

crystal: a mí me pasa una cosa rara, que a medida que se me acaba el libro empiezo a leer más despacio para que me dure más. En cualquier caso ya lo he terminado y puedo asegurar que me ha encantado.