jueves, 20 de diciembre de 2007

Grandes temas musicales de ayer y de hoy II

Aprovechando que una ola de nostalgia recorre la blogosfera por culpa de la aparición de cierto libro de gusto discutible, voy a hacer una confesión. Pero luego.

Hace un tiempo un anuncio en la televisión me puso la piel de gallina. Y no porque quiera una consola. Que no la quiero. La necesito. Mataría por una consola. Vendería a mi madre si no la hubiera vendido ya. Pero me estoy desviando. No fue por eso. Fue por el tema.




Que no hay manera, todo el vello de punta cada vez que la escucho.

Cómo, ¿que no os suena? Hay corderilios, pero que poco pasado tenéis. Al contrario que yo, que tengo un pasado. Y uno bien lamentable, por cierto.

Pero bueno, a mí al menos no me gustaban Ratt, Whitesnake o Deff Leppard.

Ratt, Whitesnake y Deff Leppard; un gallifante para que sepa quién es quién. Dos para quien sepa lo que es un gallifante. Pensaba poner también a White Lion, pero ya me parecía ensañamiento. Los ochenta fueron una gran década para los fabricantes de laca.

No. Yo era un tío con clase. A mí me gustaban éstos.



Con ustedes, Poison. Mucho más elegantes, dónde va a parar. Para los amantes de los datos se trata del tema 'Nothin' But a Good Time' de su segundo disco 'Open Up and Say... Ahh!'... que no se lo que quiere decir, pero seguro que es una cochinada. Al vocalista Bret Michaels quizás lo recordéis de otros videos musicales como 'Every Rose has its Thorn' o uno con Pamela Anderson, éste último sin música (creo).

Por cierto, en la investigación para realizar este post -que bueno, no la hago yo mismo, sino unos monos amaestrados, pero para el caso es lo mismo- he descubierto un vídeo alucinante.



La versión es un poco peor, pero sólo de pensar en la posibilidad de tocar yo mismo ese solo de guitarra (para los más impacientes, el solo empieza en el minuto 2:27) me pone palote. Para los no iniciados explicaré que se trata del Guitar Hero, un juego de videoconsola en el que con una guitarra de plástico con cinco botones -creo- puedes tocar versiones (no temas originales, no sea que nos esté mirando la SGAE) de temas variados de ayer y de hoy. Yo lo probé en una tienda y flipé. Y eso que la canción ni la conocía, lo que tiene que ser tocar un tema que te gusta de toda la vida. Yo es que me estoy viendo la mañana de reyes, en pijama, con mis zapatillas de ositos y con mi guitarra de plástico todo emocionado delante de la tele. Que lástima no llevar ya melenas para hacer bien el cuadro. ¿Os he dicho que necesito una consola?. Pues la necesito mucho.

...

Por cierto, se acerca la navidad, luego no digáis que no lo he avisado. Bueno, a lo mejor ya lo sabíais.

...

Ahora igual parece que lo he dicho por algo, pero que conste que las cuatro últimas frases no tienen nada que ver con nada. Que a ver si vais a creer que nosequé y nosecuántos.

Pero ya que hablamos de ello, también me gustan los juegos de tiros y los de coches.

Pero esto último tampoco lo digo por nada.

Feliz navidad a todos.

4 comentarios:

Crystal dijo...

¡Qué tío, qué clase, qué discreción! El arte de la sutileza está contigo, BH, si consigues la dichosa consola el siguiente paso (conquistar el mundo) será pan comido. Los tienes en el bote fijo.

Blanco Humano dijo...

crystal: si es que la sutileza es lo mío, todo el mundo lo sabe. A veces soy tan sutil, que ni yo mismo se lo que quiero decir.

Bichejo dijo...

Cuando vengas a verme jugaremos al Guitar Hero hasta que te sangren los dedos!!!

Luego cantaremos en el Sing Star...

Blanco Humano dijo...

Por mi perfecto las dos. Ahora no he jugado en mi vida, es posible que me vapulees...