miércoles, 20 de octubre de 2010

Pactando con el diablo.

Ayer casi vendo mi alma al diablo. Sé que parecerá extraño, pero a mí estas cosas me pasan.

Andaba yo paseando por un cruce de caminos -que es una cosa que yo hago mucho- cuando de repente se apareció delante de mí un tipo de mediana edad, rechonchete y tirando a calvo, vestido de tuno. Tengo que reconocer que este detalle me pareció extraño incluso a mí.

-¿Sabes quién soy? -preguntó.

-Hombre, pues tengo mala memoria para las caras, pero a un tío que se aparece de la nada vestido de tuno creo que lo recordaría.

-Soy el demonio, insolente.

-Ah, vale. Si, había leído que te aparecías en los cruces de caminos solitarios. Pero tenía entendido que era con el aspecto de un bluesman.

-Ah, eso. Si, ha sido una idea de uno de los de marketing. Estrategia de localización, creo que le llaman. Es que ¿tú conoces alguien que toque blues por aquí?

-Hombre, no muchos. Aunque la verdad es que también hacía tiempo que no veía un tuno. De todas formas es verdad que siempre he pensado que la tuna fue un invento de Satán...

-Pues gracias, pero el mérito no es mío, yo estoy más en otras cosas. Bueno, a lo que vamos ¿sabes a qué he venido?

-Ni idea, la verdad. ¿Me vas a pedir dinero para el bús?

-Pero que poco respeto... pues no ignorante, vengo a comprar tu alma.

-¿Mi alma? Hombre, pues no es mala idea. Total, yo no la estoy usando para nada...* Supongo que a cambio me vas a ofrecer riquezas sin límite, poder, éxito con las mujeres...

-Alto, alto, alto. ¿Tú sabes algo de marketing? ¿Te suena el concepto de oferta y demanda?

-¿Es eso de que el banco te presta pasta cuando no la necesitas, pero cuando de verdad te hace falta no te da ni un duro?

-No, pero parecido. Por cierto, los bancos si que los inventé yo. A ver, a lo que iba: ¿tú ves a alguien más por aquí, piltrafilla?

-Pues no.

-Entonces no parece que haya hostias por comprar tu alma, ¿no?

-¡Pero si has venido tú a comprármela! Vale, vale... ya veo cómo va esto. A ver, ¿qué ofreces?

-Bueno, por un alma como la tuya, que no parece que tenga mucha salida... te puedo ofrecer un diez por ciento más de visitas en tu blog.

-Menuda mierda. ¡Si cada vez que me linka Barbi me suben un 200 por cien! Además, teniendo en cuenta que no llego a diez lectores de media, sospecho que mi subida iba a ser el decimal de un lector. Paso. Propón otra cosa.

-Vale, gloria nada. Probemos con el dinero. Te puedo ofrecer un 20% de aumento en tus ingresos. Tendrías que currar los fines de semana, eso sí, pero yo te consigo la entrevista. ¿Te apetece currar de segurata por las noches en un polígono industrial?

-Buff... vale, estoy viendo que mi alma vale más bien tirando a poquito. Es tentador, pero creo que voy a tener que decirte que no. Es que las noches de los fines de semana las suelo dedicar a dormir o no, según la suerte que tenga. A ver si tienes alguna otra cosa...

-Vale, dinero tampoco. Veo que eres duro negociando. Probemos con el sexo...

-No, mira déjalo. Que viendo el nivel de tus ofertas ya sé lo que me vas a ofrecer y me las puedo buscar yo mismo, que sé en que carretera se ponen...

-Que no, tonto, que esto es bueno. Mira, te ofrezco que todas tus lectoras deseen tener sexo contigo.

-¿Ah? Bueno, pues no sé. Pero ¿copularé con ellas?

-No, eso no. Ya te he dicho que tu alma cotiza poco. Igual si alguien te hace una oferta sobre ella, te la puedo mejorar..

-Sí, ya veo. Como los bancos. Pero ¿tú no tenías el monopolio sobre esto?

-Claro. Es que es mucho más rentable.

-Ajá. Déjame que lo piense un momento...

-Piensa, piensa. Al final vas a picar. Todos pican...

-O sea que si te vendo mi alma pasaría a depender de vosotros...

-Bueno, eso sí. Quizás no en seguida...

-Una empresa joven pero con mucho empuje.

-Bueno, joven joven tampoco, que estamos aquí desde el principio.

-Sí, es cierto. De hecho tienes el monopolio de tu producto y la mayoría de usuarios ni siquiera creen en ti.

-¿Eh?

-Sí, quiero decir. Al final ateos no hay tantos, que casi todo el mundo cree en algo. Pero en ti, aparte del papa...

-No sé a dónde vas a ir a parar...

-Que quiero decir, para el tiempo que llevas con esto no parece que te vaya muy bien, ¿no?

-Oye, tú eres un poquito cabrón, ¿no?

-No oye, que yo no me meto en tus cosas. Ahora, si quieres alguien en tu organización que te maneje lo del posicionamiento me puedes hacer una oferta, que igual me lo pienso...

-¡Que hijodeputa! Bueno, tendré que pensarlo... ¿En qué condiciones estabas pensando?





Bueno, yo siempre he sabido dónde acabaría, pero es bueno saber que yo al menos entraré con secretaria y coche de empresa. Si alguien necesita un amigo en el infierno que me pegue un toque, que al parecer tengo mano. Y por cierto, ir haciendo cosas malas, que tengo bonus por objetivos...

Me hubiera gustado ambientar esta entrada con una imagen del diablo vestido de tuno, pero dice el mono de la documentación que no hay. En su  lugar... esto. A lo mejor os preguntáis que criterio utiliza el mono para elegir las imágenes. Yo no. Yo hace rato que ya no. De verdad, que hartito me tiene...



*Chiste mangado por todo el morro. De Oh, Brother, creo.

11 comentarios:

Speedygirl dijo...

jajajaja, buenísimo, me ha encantado.Tendrías que poner una academia para enseñar tu técnica de negociación... ¡porque funciona!

papacangrejo dijo...

Aplica esa negociación al resto de tu vida, así no estarás donde estás y tu alma se revalorizará. Aunque deberías haberle dicho que dios tambiéne staba interesado a lo mejor habria subido unpar de paquetes de pipas.jeje

ender dijo...

Si vas a vender tu alma, que sea por un muy buen pellizco, por una tipa como la de Transformers o por... o no la vendas, que estas cosas en cuanto no las tienes, las necesitas.

Nada menos que el diablo en persona, yo esperaba que apareciera alguna diablesa cualquiera rollo Ruby de Supernatural o semejante.

En fin...

Anabel dijo...

Jajaja, me ha gustado, si al final en el infierno se está tan calentito...

Yo soy atea convencida desde la cuna y una vez una profesora que era religiosa a más no poder me dijo (con verdadera pena, porque me tenía cariño) que sentía mucho que yo tuviera que ir al infierno. Así, sin más, en mitad de la clase. Y casi tuve que levantarme a consolarla yo a ella de la pena que le estaba dando a la pobre mujer. En fin, que nos veremos por allí, tú por lo menos tendrás coche de empresa :)

Biónica dijo...

Jajaja! Te has vendido! xD. Vale, ahora ya puedo decir que tengo amigos hasta en el infierno xDDD. Qué buena la entrada, como siempre! :D

Barbijaputa dijo...

Jo BH, y encima eres guapo... qué rabia das!

~√V''^√~√V^√V'^~---Neurótika---~√V''^√~√V^√V'^~ dijo...

Jajajajaja, qué bueno..!!!
Ha sido como revivir la entrevista que hice antes de entrar a currar aquí! jajajjaa

B.B. dijo...

¿que desayunas?

Anónimo dijo...

somos una media de diez lectores??...no creo. Me gusta tu post. Monique

Anusky66 dijo...

lectores somos más de 10 ,pero algunos somos perezosos para comentar .
Muy buena negociación !!!
Un besazo

Blanco Humano dijo...

Speedygirl: pues se utiliza más de lo que crees... Pero yo no puedo enseñarla porque no soy más que un aprendiz. Quizás más adelante...

papacangrejo: lo pensé, pero es que lo de que dios está interesado en mi alma no cuela nada. Es que es obvio que yo soy carne infierno...

ender: Ah, la Megan, tienes buen ojo, tú tambien. Lo que no se es que puede haber hecho ella tan malo para que le toque conmigo...

Y no es que yo sea muy importante, es que con lo de la crisis ha tenido que tirar a mucha gente y lo hace él mismo casi todo. Menos mal que luego se recolocan en programas del corazón, y eso...

Anabel: me has dejado sin habla. Me fascina la gente que cree con esa fe cosas así. Pues si, nos veremos, porque yo soy ateo también y eso creo que es pecado. Si te veo por allí te daré una vuelta en mi coche...

Biónica: Claro, todos tenemos un precio. Yo hubiera jurado que el mio eran 50€ en efectivo, pero se ve que sé negociar bien...

Barbi: Bah, pero eso no es mérito mio, es producto de la lotería genética. Tiene mucho más mérito ser bueno en la cama, que eso requiere esfuerzo. Lo de ser guapo lo puede hacer cualquiera.

Neurótica -siento acortarte el nick, es que tiene letras que no están en mi teclado: ah, entonces igual estás currando en el infierno. Pues mira, eso que llevas adelantado...

B.B.: No sé, según el día ¿Por qué, me vas a hacer el desayuno? Entonces me gustan los croissants rellenos de york y queso. Pero no me pongas tripis, eso es solo para postear. Ah... ya veo a donde ibas a parar...

Anónimo (Monique): bah, no muchos más. Doce, si a caso. Y gracias.

Anusky66: entonces va a ser eso, porque el tuyo es el comentario 10. Gracias, guapa.