viernes, 7 de diciembre de 2012

1.500 almas

Recientemente he cumplido los mil quinientos followers en twitter. La verdad es que trato de no dar demasiada importancia a esta cantidad igual que a ninguna (dinero, años, centímetros, cantidad de pechos1... lo que sea). No dejan de ser números.

Y trato de no darle importancia por varios motivos. En primer lugar, los números no son más que el invento de unos señores muy antiguos -sospecho que funcionarios del gobierno seguramente- para poder contar sus riquezas, pero no algo que haga tanta falta para vivir (para los bosquimanos, por ejemplo, el término para cualquier cosa por encima de 4 es 'muchos', según tengo entendido). Una cantidad en sí misma no tiene mucho sentido a no ser que la compares con otra. Y a este respecto yo tengo que comentar que tengo una amiga desde los tiempos en que a ninguno de los dos nos conocía nadie, que actualmente tiene como un millón de followers o así2 (y juro que se merece cada uno de ellos, lo raro es que ellos se hayan dado cuenta de eso). Y esto más o menos es como ir a mear y que te toque en el urinario de al lado Nacho Vidal. Vamos, que te pone un poco en tu sitio3.

Además ¿qué sentido tiene cualquier cantidad de seguidores? Quiero decir ¿es más digna de admiración Lady Gaga que Texas Hippie Coalition4 por el mero hecho de tener más fans? ¿Más la saga Crepúsculo que Los siete samuráis? ¿Más 50 Sombras de Grey que El Corazón de las Tinieblas? ¿Más Sálvame Deluxe que Redes? Obviamente no. Al menos, no si solo tomamos en cuenta el número de seguidores (otra cosa es el gusto personal, que ahí no me meto). Yo en cualquier caso estoy seguro de que no escribo mejores tuits ahora que cuando tenía menos followers, solo los lee más gente.

Más no quiere decir mejor. Ni tiene por qué significar nada bueno. Es tristemente conocido que Van Gogh vendió un solo cuadro en su vida (y tengo que decir que no fue uno de los mejores) mientras que autores que no conocemos porque no han pasado a la historia disfrutaron de gran popularidad en su momento. De hecho en la actualidad, tener mucho éxito parece más síntoma de vulgaridad que de calidad. Esto no siempre ha sido así. Shakespeare fue un autor popular en su momento, y las películas populares de los años 50 tenían un estándar de calidad que no alcanza la media de las actuales. Esto daría para un ensayo sobre el empobrecimiento de la cultura popular, me temo, pero en cualquier caso, sospecho que actualmente, salvo raras excepciones, hay en algún sitio una línea a partir de la cual si tienes más éxito implica que algo estás haciendo mal (llamadme indie, si queréis).

Por otro lado, es cierto que tener seguidores en twitter tampoco significa tanto. Hay gente que sigue a 500, 800 o incluso más personas (no consigo entender como, la verdad; supongo que no hacen nada más en todo el día). Antes, cuando alguien era muy fan de un grupo (digamos por ejemplo AC/DC), significaba que tenía todos sus discos, llevaba sus camisetas y acudía a sus conciertos. Alguien así se sabía todas las canciones, las distintas formaciones del grupo, e incluso a lo mejor quién había producido cada uno de sus discos (yo al menos, conozco gente así). El equivalente en twitter sería más como alguien que dijera que sigue 30 series de televisión, pero solo ve algunos trozos sueltos mientras hace zapping.

Con todo, yo tengo tendencia a traducir todo a términos fáciles de entender para mí. Durante todo el tiempo en tuiter he tratado de imaginarme a la gente que me sigue en un espacio físico. Esto fue fácil mientras me seguían 50, 100 o 150, pero se terminó complicando. Para mí es difícil imaginarme a más de 300 personas en un mismo sitio (como no he estado nunca en un campo de fútbol no soy capaz de representarme grandes cantidades de gente5). Y  este es precisamente el motivo por el que llegué a la conclusión de que 300 followers era una cantidad más que razonable de followers para cualquiera, fuera lo bueno que fuera. Cualquier cantidad por encima de eso para mí carece de sentido ¿Quién conoce a más de 300 personas? Yo no, al menos (y si lo hiciera, no creo que recordara las caras de más de la mitad). Por encima esta cantidad, cualquier intento de comprensión  para mí es absurdo (como el 'muchos' de los bosquimanos).

Sin embargo twitter (como cualquier otra cosa) se ha convertido en un videojuego donde lo que cuenta es sacar más puntos que los demás. Para mucha gente, tener dos mil followers es el doble de bueno que tener mil. Para mí este es el tipo de razonamiento que hace que haya tantas películas malas en la cartelera actual.

Pues bien, dicho todo esto, yo quiero dar las gracias. Pero gracias, no por ser muchos (de eso no creo que se pueda considerar responsable a nadie individualmente). Gracias, por ser majos. Porque por lo que sea -y confieso que ignoro totalmente el motivo- la gente que me sigue a mí es agradable incluso aunque probablemente no lo merezca. Porque yo escribo lo primero que se me ocurre y porque me apetece, no por agradar (a veces incluso confieso que por molestar un poco) y a menudo se me cuelan faltas de ortografía y erratas (lo que considero totalmente imperdonable, lo admito). Y a pesar de todo, tengo buen puñado de personas estupendas que se leen las mierdas que escribo y se ríen con ellas y a menudo me lo hacen saber. Y a mí esto me hace sertir calorcito por dentro. En serio, gracias. Juro que desde que empecé a tener seguidores en esto no hay nada que me diera más miedo que empezar a tener un montón de haters de esos que siguen a gente solo por ofender y trolear (y no, yo soy de los que no entiendo que alguien siga a Amaia Montero o a Antritxol solo para meterse con ellos). Pero al menos por ahora parece que me libro.

Los que me conozcan de más tiempo sabrán que no tengo realmente espíritu de estrella (y me negaré siempre a que se me aplique el término por mucho que un día llegue a los 20.000 followers6) y que me siento mucho más cómodo considerándome un autor de culto (signifique ello lo que signifique). Es decir, que prefiero mil veces que me siga poca gente pero de calidad. Y explico esto ahora precisamente que tiene sentido, porque tener 1500 followers en twitter no es realmente nada (y que nadie con menos followers se me ofenda, que lo digo en ese sentido). Hay por ahí un montón de gente con 5000, 10000, 20000 e incluso followers. Y eso no implica que sean mejores que nadie con 150 followers. Solo más populares.

Así, escribo esto para que sepáis que en serio significáis mucho para mí.

Al menos hasta que tenga cincuenta mil followers más y ya pueda pasar de vosotros y actuar como una tuitstar de verdad, claro. Porque vamos a ver ¿cómo voy a ir de estrella si todavía cabemos todos juntos en un bar para comer? Es que ni aunque quiera, vamos...


El mono de la documentación -en una de sus escasas actuaciones en las que la foto que sube tiene relación con el post- insiste en que en este McDonald's caben 1.500 personas. Lo que no significa que os esté invitando a comer, claro...

1Aunque en principio sigo insistiendo en que dos sería una cantidad más que razonable de pechos. Por persona, al menos.

2Me niego a poner la cantidad exacta porque sube cada vez que miro. Calculo que esta será la correcta para cuando termine este post.

3Bueno, a mí eso no me ha pasado, pero seguro que si me pasaba pensaba 'mira, pues sí que hay más como la mía por ahí'.

4No les conocéis. Buenísimos.

5Ni distancias, tengo que decir.

6Va a ser que no, ya os lo digo yo antes de que me lo digáis.

12 comentarios:

Sr.Pérez dijo...

Quizá mi comentario esté fuera de lugar, pero oye, me parece que alguien tiene que decir lo que voy a apuntar a continuación:

Siempre me pasa lo mismo, voy siguiendo el post tranquilamente, cómodo, intentando entender todas las palabras consultando la RAE las menos veces posibles, fluídamente, bien... hasta que en un momento dado a la derecha de la pantalla, bajo el título "Entradas populares" veo la foto de la moza del estupendo culo y tanga azul. Esto me desconcentra.

Mi sugerencia es: ¿podrías hacer el favor de escribir una entrada tan buena tan buena tan buena que se convirtiera en la más popular y librarme, de esa manera, de elementos que entorpezcan mi atención?
Gracias.

Yo tengo 20 seguidores en twitter, y me temo que la mayoría lo son sólo por el oscuro interés de ser a su vez seguidos por mí.

Qué fracaso.

Abisal dijo...

Jo, yo que soy chica ni había visto a la del tanga.

Cuando me hice la cuenta en twitter empecé a seguirte y a los dos días te hice unfollow. Porque escribías muchos tuits y oye, agobiabas (muy diva yo, sí). Luego me dí cuenta que echaba de menos tus tuits (las mujeres somos así, ejem) y volví a seguirte de nuevo. Y hasta hoy, que te has puesto blando y por ahí sí que no paso.

Es broma.

Gracias a ti por las sonrisas que nos sacas.

Blanco Humano dijo...

Sr. Pérez: tengo que decir que me encantaría, pero me temo que ninguna entrada que yo escriba será mejor que un culo en tanga. Esto es así, y cuanto antes lo asumamos todos, mucho mejor. Otra cosa sería que este blog tuviera tanto éxito que pesaran más las visitas de lectores que las de los que buscan fotos de culos por google. Y no, tranquilo que eso tampoco va a pasar...

Abisal: jajaja... mucha gracia lo de que me hicieras unfollow por escribir mucho. Lo entiendo completamente, la verdad ;)

Bruja Naranja dijo...

De nada :-) #mongoreply

S. dijo...

Lo de los followers en Twitter da para una tesis doctoral...
Pero tienes más razón que un santo en lo de que lo que importa es la calidad y no la cantidad de ellos.

La verdad es que nunca he comprendido la obsesión que tienen algunas personas con el número de followers. Aunque tuvieras sólo 100 seguirías teniendo este blog tan guay y la gente te leería igual. (Vale, también he de reconocer que llevo leyéndote ya varios años -en la sombra- y soy fan de tus posts, por lo que no cuento). Pero aún así.

Sólo esperemos que si llegas a los 50000 no te vuelvas demasiado tuitstar y descuides ésto por estar yéndote de copas con otros tuitstars a algún bar de tuitstars (que seguro que existen... aunque como yo no lo soy, pues nunca los he visto).

westfalia dijo...

A veces el día amanece regular..y uno de tus tuits, es capaz de hacerme sonreír..sólo por eso...vale la pena seguirte...

Puto Maiden dijo...

Qué bonita entrada, BH. Se agradece ver que todavía hay bloggers que por el mero hecho de disfrutar escribiendo en su blog siguen haciéndolo crecer. Y que twittean por el mero hecho de encontrarlo como un pasatiempo más con el que compartir, digamos, dilemas e imbecilidades personales.
Y ya te digo yo, que te sigo desde que nuestros número de followers más o menos eran parejos (ahora me quintuplicas, lo que me convierte en más indie que tú, chúpate esa), que sigues igualito, se te ve igual de sanote, de jóven, y de buen mozo,...

PD: Yo tampoco me había fijado en la del tanga hasta que ha sido mencionada por ahí.

esaotra dijo...

Perdona ¿qué decías? Me he despistado con el tanga yo también... ^^ Recuerdo perfectamente cuando te empecé a seguir. Me pareciste grande y creí que debías ser como famoso en Twitter o algo así (aún no sabía que existían los tuistars esos). Tanto tiempo después y sin saber sí tienes más seguidores o menos, me lo sigues pareciendo. Eres grande. Blanco Humano lo es, y más aún la persona que se adivina detrás. Gracias por todas las risas.

ender dijo...

Pues yo ya no recuerdo como llegué a tu página, la verdad es que no. Simplemente llegué, me reí con uno de tus posts, y entonces vi a la cabra que se enamoraría de un héroe si no escribía, y ahí fue mi perdición.

Y no se cuantos años hace ya de esto, dos o tres, quizá.

Así que ya que tu nos agradeces que te sigamos en twitter, pues nosotros te agradecemos, como han dicho más arriba, que sigas escribiendo y haciéndonos reír con tus tuits.

Y sobre todo, yo al menos, agradezco muchísimo que aun sigas contestando cuando te escribimos.

Para todo lo demás, Master****

Gordi dijo...

Yo ya te seguía cuando no tenía que buscar media hora una palabra de verificación identificable :p

giaBri dijo...

Si es que eres un solete ;-)

Blanco Humano dijo...

Bruja Naranja: Me has dejado sin réplica ¿qué se contesta al 'de nada'? ¿'De nada tú'? #mongoreplyalmongoreply

S.: La verdad es que yo también espero que eso no pase nunca, pero si pasa tienes mi permiso para decirme 'Tú antes molabas' y hacerme unfollow. Pero vamos, que no me gustaría convertirme en ese tío por mucho que fuera más famoso. No compensa.

westfalia: ¿ves como sois majos? Si es que tengo que quereros. Ains...

Putop Maiden: JAJAJAJA... es verdad, empezamos más o menos juntos y ahora eres mucho más indie que yo. Qué cabrón, me has hecho sentir mainstream. Voy a comprarme el Rockdelux a ver si ya hablan de ti... ;P

esaotra: muchas gracias, tú si que eres grande, que me descubriste cuando todavía no me conocía casi nadie. Estás en mi lista chiquitita de tuiteros a los que leo prácticamente cada tuit, que lo sepas.

ender: supongo que llegaste desde el de Barbi, como casi todo el mundo (menos ella, que curiosamente llegó desde el de otra que me leía a mí). Pues te alegrará saber que tengo pensado volver a escribir regularmente. A ver si saco tiempo... (cruzo los dedos).

Lo de responder lo voy a seguir haciendo mientras pueda, aunque como ves, a veces sea con algo de retraso ;)

Gordi: conste que yo también odio la dichosa verificación, lo que pasa es que lo que sí que me siguen son un montón de bots y yo odio el spam.

giaBri: gracias, y tú un amor.