viernes, 15 de enero de 2010

Colega, ¿que has hecho con mi Coca Cola?

Entrada precocinada (pero no hace mucho; del miércoles, creo. Es que el miércoles ya tenía otra entrada, creo que la preparé el martes. Bueno, tampoco quiero aburriros con mi vida. ¿Alguien sabe si se pueden poner puntos dentro de un paréntesis? Porque yo acabo de hacerlo... Y tres veces, además. Cuatro. Cinq... ¿los suspensivos cuentan? Porque entonces son... vale, ya lo dejo).
Bueno, ya sabéis lo que toca, tres minutos al microondas y listo.


Hoy estaba no estaba prevista entrada, pero un columnista tiene que estar ahí donde salta la noticia y la noticia está donde menos te lo esperas (por si alguien se lo pregunta, soy columnista porque hago columnas en mis ratos libres; jónicas, mayormente).
La noticia hoy estaba en la comida. Mmm... bueno, en la bebida, más bien.

Por motivos que no vienen al caso, hoy no me he preparado comida para el curro y he tenido que adquirirla en un bar próximo. Mi menú, por si alguien se lo pregunta ha consistido en un bocadillo frío y una Coca Cola caliente (nota mental: la próxima vez ir a otro bar).

Al ir a degustar mi refrigerio, me he encontrado esto:

Imagen de archivo. No tengo cámara en el curro, pero si alguien tiene mucho interés, le puedo mandar la lata a casa como prueba (portes a su cargo)

¿No notáis nada raro? Pero qué poca Coca Cola tomáis. Bueno, a ver si por detrás se ve ve mejor...

Misma lata de antes pero por detrás. Con perdón.

Qué. ¿Que no se ve? Pues yo más no puedo hacer.

A ver, adjunto otra lata con el efecto dramático ligeramente exagerado para simplificar la exposición...

¿Mejor así? Si es que os lo tengo que dar todo más mascadito...

Bueno, la mía no era tan exótica. Pero el caso es que resultaba obvio que no era nacional.

Entonces recordé una campaña publicitaria que había visto en la tele el pasado verano (más información aquí). Me llamó la atención porque era como un anuncio pero en raro. Advertía de que exigiéramos a nuestro camarero que la coca cola que nos sirviera fuera una embotellada aquí (no recuerdo si aquí era en nuestro municipio, en nuestra provincia o en nuestro planeta; probablemente lo último, no). Recuerdo que pensé 'feo'. Y es que los trapos sucios se lavan en casa. Yo como consumidor acepto que una marca me diga 'compra mi producto', pero que me diga 'mira bien la etiqueta porque quiero que bebas la Coca Cola que yo te diga exactamente', me parece absurdo. Y hace que me den ganas de pasarme a Pepsi (¿alguien bebe Pepsi todavía? Voluntariamente, digo; cuando pides Coca y te dicen 'No, tenemos Pepsi', no cuenta). Total, que no le presté más atención, porque me pareció que eran los líos de unos señores muy ricos peleándose con otros señores muy ricos por una parte más grande del pastel. Además, yo soy mucho más de cerveza y whisky agua y zumos naturales.
'No es mi problema', pensé.

Gran error.

Hoy cuando le he dado el primer trago a ese líquido misterioso venido del extranjero (concretamente de un país imaginario donde escriben raro llamado Danmark -o quizás Trade Mark, no estoy seguro) noté que aquella no era mi Coca Cola de siempre. Era un líquido aguado sin apenas gas y con un toque de limón desagradable. Había escuchado decir que la Coca Cola sabe distinto en cada lugar del mundo y que adaptan el sabor ligeramente a los gustos locales (es lo primero que cuentan los que van a los USA, junto con lo de que está lleno de gordos) pero sinceramente, siempre pensé que era un bulo.

Amigos, los cimientos de la idiosincrasia nacional se tambalean ¿Esto es lo que queremos? ¿Nos vamos a quedar de brazos cruzados mientas nos imponen gustos extranjeros a un sabor tan nuestro como el de la Coca Cola? ¿Esto es lo que significa la globalización? Porque oye, que cierren empresas aquí para llevárselas a Tailandia y que niños de doce años hagan la ropa de Zara me parece mal, pero esto ya me parece pasarse. Yo creo que aquí tendría que intervenir la Unión Europea, la OTAN o alguien. Sinceramente, estoy indignado. No sé lo que esperan los grupos antiglobalización para empezar a hacer manifestaciones de protesta ante las embajadas americanas y montar disturbios. Espera, eso creo que ya lo hacen.

Claro, que lo mismo se me ha ido la pinza.

La próxima vez me pido una cerveza y en paz.

10 comentarios:

Jezabel dijo...

Zumo de manteca. Es la solución a tus problemas.

Barbijaputa dijo...

Deberías probar la de Uganda, llegué a pensar que se habían confundido y me habían entendido un café, porque aquello no podía ser coca cola.

Este comentario es post-famoseo, así jamás podrás decir que desde que me forré por ser famosa no quise saber nada más de ti.

Fotos no.

David Frost dijo...

OMG ¡Una cocacola con la cosa de atrás en alemán!

Ahora que me estoy haciendo políglota podría traducirlo. Muahahaha!

Bichejo dijo...

Superenseriotelodigo, vuelve a medicarte!!!

Cattz dijo...

Yo siempre pregunto en los bares si tienen cocacola, odio la pepsi.
No comprendo cómo hay personas que piensan que es lo mismo.

ender dijo...

Realmente la cuestión del post es: ¿Hay alguien en este país que voluntariamente beba Pepsi?

En fin, es un poco como lo de la fanta de distintos sabores, en otros países no hay solo de naranja y limón, hay de frambuesa, fresa, manzana, etc, pero por lo que sea, aquí no triunfa nada de eso. ¿Alguien se acuerda de la Cherry Coke?

Cattz dijo...

En Canarias existe la Fanta de fresa con un éxito relativo, ya que tenemos refresco propio de ese sabor llamado Clipper. Y uno de manzana... si es que somos unos innovadores.

Jezabel dijo...

Como ya sabía Colón, ¡las Canarias son un universo a parte!

Blanco Humano dijo...

Jez: mmm... suena delicioso. Espera, haría falta una palabra nueva para eso ¿Colesterelicioso?

Barbi: ¡Hey, todo el mundo en pie, tenemos una famosa entre nosotros! Y sé que cuando te retires a tu propia isla en el Egeo me segirás acosando, no te preocupes.

Y sobre lo otro... mira, a mi que haya coca cola en Uganda ya me parece bastante raro (y me escandaliza un poco, aunque no sabría decir por qué) Si sabe a boñiga de rinoceronte casi les tengo que admitir que al menos la han sabido localizar bien. Sospecho que el agua allí debe saber parecido...

David Frost: reconozco que no se mucho de literatura alemana, pero personalmente te recomiendo mucho más a Goethe. Es mejor que la coca cola (literalmente).

En esta en concreto creo que ponía lo normal de todas maneras: ingredientes: agua, edulcorantes artificiales, gatitos exprimidos, clembuterol; contiene una fuente de fenilalanina. Dosis diaria recomendada: 0.25.

Bichejo: ¿La coca cola no sirve como medicación ? Pues yo me encuentro estupendamente.

Cattz: A nadie le gusta la Pepsi. Creo que solo la hacen para que la coca cola sepa mejor...

Ender: como de costumbre, has dado con el meollo del asunto. ¿Quién monta un bar y decide que va a servir pepsi? Seguro que hay una mafia detrás de todo esto, alguien debería investigarlo...

Ah... la cherry coke, que recuerdos. La primera lata no estaba mal. Bueno, el primer trago. Luego era como: ¿pero a que coño sabe esto?

Cattz: ¿refrescos de fresa? ¿pero esto no es como jugar a dios? ¿que será lo próximo, chicles de naranja?

Ahora que lo pienso... ¿por qué hay refrescos de naranja y chicles de fresa y no al revés? Bueno, seguro que me dices que en Canarias si, pero allí sois raros, estáis en otro huso horario...

Jez: (!psst! ¡Que las Canarias no las descubrió Colón! Las descubrió... mmm... otro tío. Uno distinto) No, espera, ya estaban allí, no hizo falta descubrirlas ¿no ves que salían en el mapa del tiempo...?

Anónimo dijo...

酒店經紀 酒店兼職
台北酒店 打工兼職 酒店應徵
酒店打工
酒店 酒店PT 酒店上班 酒店兼差 酒店工作