jueves, 19 de junio de 2008

El maravilloso mundo de la informática

La informática es algo maravilloso. Bueno, a veces también pienso que los ordenadores son parte de un plan malvado para destruir a la humanidad, pero eso solo lo pienso a veces.

Hace unos días empezó a salirme un mensaje de error en el ordenador. Además era un error un poco molesto porque no dejaba de salir. Venía a ser algo así:

Reconstrucción de los hechos:
'Noooooooooo...'


'Exception processing message c0000013
Parameters 75b1bf9c 4 75b1bf9c'


Y luego unos botones en la parte inferior para aceptar, cancelar o reintentar, pero de escasa utilidad, porque todos tenían como efecto la aparición de nuevo del mensaje. Que al final lo que hacía era apartar la ventanita en alguna esquina y seguir con lo mío, que yo pensaba 'si puedo seguir haciendo lo mismo que estaba haciendo antes, no parece que sea un problema muy grave'. De hecho lo curioso es que el problema era el error, no lo que fuera que pasara, pero bueno. Supongo que esto pasa mucho en informática.

Otra cosa que pasa mucho en informática es que la gente no está preparada. Porque tú te compras un coche y antes de ponerte a conducir te sacas un permiso y te lees el manual, ¿no?. Hasta cuando te compras una cafetera (una exprés, quiero decir) antes de gastarla te lees las instrucciones para ver como funciona. Lo que pasa con los ordenadores es que uno va a una tienda, se compra uno y ¡hala! a manejarlo como si tal cosa, sin sacarse una ingeniería en telecomunicaciones ni nada. Porque vamos, yo porque no tengo estudios (bueno, no unos estudios útiles, al menos) pero seguro que si entiendes un poco, el mensaje es clarísimo.

El caso es que yo soy mucho del método científico, igual que Galileo (aunque lo gastamos para cosas distintas, la verdad), y como el error sólo me salía después de abrir el itunes, asumí una relación causa efecto y pensé que ya buscaría en algún sitio un parche para solucionarlo porque seguro que le pasaba a más gente. De hecho había actualizado hacía poco tanto el itunes como el Windows, y supuse que el problema era ese (niños hacedme caso ¡no actualicéis nunca!). Se que para ser científico de verdad, tendría que haber demostrado mi hipótesis con unos cuantos ordenadores más, digamos de cincuenta para arriba, y con un diseño experimental de doble ciego y todo eso, pero no me pareció necesario. Lo que pasa es que el error ayer me salió antes de abrir el itunes, y eso ya me mosqueó más (además de tumbar completamente mi hipótesis).

El caso es que este problema me suena que me lo he tenido ya, lo que pasa es hace mucho tiempo y no recuerdo como lo solucioné. Creo que mudándome de casa, pero es que ahora no me viene bien. No pasa nada, Google mola, Google es tu amigo. Bueno, a mi me mola porque salgo yo. Vale, salgo casi al final, pero salir salgo. Lo malo que tiene Google es que igual que salgo yo, sale todo el mundo. Y la mayoría delante de mí, pero ese sería otro tema. El caso es que buscas una información y salen doscientos zillones de resultados, pero ahí mal ordenados sin ningún criterio. Que lo mismo en el primer millón de resultados solo sale gente que tiene la misma idea de informática que yo. De hecho para cuando me cansé de buscar, tenía unas cuarenta soluciones distintas al problema que iban desde 'te vas a tal sitio y borras nosequé archivo' (que lo va ha hacer tú madre, a ver si luego no me arranca el windows, que hay mucho gracioso por ahí) hasta 'agitar un gato muerto sobre tu cabeza mientras reinicias el ordenador (que esta me la pensé, pero es que solo tengo un gato y a base de limpiarle el cajón de arena he terminado por cogerle cariño). Finalmente me decidí por una del tipo 'te vas a nosedonde y cambias éste número por otro y ya está', básicamente porque me pareció sencilla y elegante. Las opciones del tipo 'desinstala todo, reinstala, formatea' directamente las deseché todas. Así cualquiera, hombre ¿qué gracia tiene eso?.

Ayer por la noche hice el arreglo. Me mosqueó que cuando le di a la opción que tenía que darle, me salió una ventanita que me dijo algo así como 'para hacer esto le tienes que dar poder absoluto a cierta aplicación sobre nosequé', aunque al final le dije que sí. A fin de cuentas no darle permiso a mi ordenador para que hiciera algo para arreglarse a si mismo me parecía un poco tonto.

Cuando le di a 'reiniciar' y el ordenador me preguntó '¿soñaré?' me preocupé un poco.

Al parecer el problema se ha resuelto. Al menos el error ha dejado de salir, lo que es de agradecer. Aunque ahora se comporta de un modo extraño. Esta mañana cuando he ido a verlo me ha preguntado si quería jugar a algo llamado 'Guerra Mundial Termonuclear', pero le he dicho que yo soy más de parchis. Por la noche le escuchaba murmurar en sueños 'matar humanos... matar a todos los humanos'.

A lo mejor si que tenía que haber formateado. ¿Alguien sabe el teléfono de Terminator?

4 comentarios:

gargamel dijo...

Creo que se te ha instalado el ULTRON versión 2008 en tu ordenata. Métele una avispa por la disquetera a ver que pasa

Blanco Humano dijo...

Pues mira, eso no se me había ocurrido. Espera ¿¿mi ordenador tiene disquetera?? No tenía ni idea. Yo es que lo que gasto más es el cassette, aunque últimamente me está costando encontrar software en ese soporte, no se por qué será...

Jezabel dijo...

Yo te refomendaría llamar a un amigo informático, engatusarle con dulces y llevártelo a tu cabaña del bosque. Y cuando no pueda huir, zas, le plantas el mensaje.

Y si aún así no quiere arreglarlo,utiliza psicología femenina. Dile: "no, si ya suponía que tampoco sabrías..." Su orgullo de macho no podrá con eso. Se quedará pegado a tu ordenador intentando arreglarlo aunque le vaya la vida en ello.

Blanco Humano dijo...

Yo tenía un amigo informático (snif!)... y una mala mujer lo arrancó de mi lado (sob!). Me arreglaba el ordenador a cambio de café y un par de cervezas...(buaaaa) lo hecho bucho de benos...(snif)... ¿quién formateará ahora mi pobre ordenador...?

Ya estoy mejor, ha sido un rapto de emoción.

Bueno, en realidad no era informático, pero se le daba bien. Era químico. Yo no sabía que los químicos se emparejaran, la verdad.