jueves, 23 de enero de 2014

Sobre los paquetes y los envíos

Me ha llegado la noticia recientemente de que ha aparecido un comparador de empresas de paquetería para envío de paquetes (envios internacionales y también nacionales) y se me ha ocurrido que el tema de las empresas de paquetería es algo que merece de mi aguda mirada y profundo análisis

Las empresas de paquetería es lo que antes llamábamos con el engañoso nombre de mensajeros. Pues bien, no mandaban mensajes (que para eso están los móviles, y antes de eso las palomas) lo que han mandado siempre son paquetes. Que quizás haya costado acostumbrarnos al nombre porque lo de paquete suena raro en castellano (y ya me entendéis, guiño-guiño) pero vamos, un poco de rigor con las denominaciones no está de más.

Estas empresas surgen como tales en Italia durante el renacimiento (igual que la imprenta, el telescopio y el crimen organizado) cuando se establece por primera vez un canal institucionalizado para el envío de paquetes y mercancías*. Si bien es cierto que en aquel momento los que movían el cotarro eran los Borgia y gente similar, por lo que la mayoría de envíos consistían en dedos cortados o frascos pequeñitos de veneno acompañados de una breve nota (“Oye mira a ver qué te parece esta salsa para el aliño del cordero, anda. Besis”). Antes de esto ya se enviaban cosas, pero se le llamaba más bien ‘mandar a un recao’ y se solía encargar el pequeño de la casa. Luego había otra modalidad de envíos, pero en este caso se parecía más a lo que hacen las agencias de noticias (tengamos en cuenta que en aquellos tiempos los medios de comunicación estaban muy en sus comienzos e incluso twitter todavía iba por su primera versión, esa que solo permitía hacer retuits manuales) para el envío de comunicados. Aquí ya, dependiendo del tipo de comunicado se podía esperar que hubiera respuesta o no, por lo que se solía mandar al más pringado que hubiera a mano. Los mensajes típicos eran del tipo ‘Hemos luchado denodadamente pero nos están dando pal pelo. Rogamos envío de más tropas o en su defecto, de un par de helicópteros Apache si es que se han inventado ya, porque vaya tela con los Turcos’ o ‘Querido primo, aprovechando que te encuentras en las cruzadas he matado a toda tu familia y echado sal a tus campos; no te molestes en volver, que ya te llevo ahora yo esto’, por lo que no es de extrañar que se originara aquí un bonito deporte llamado ‘matar al mensajero’ que por lo que sea se ha perdido bastante (con lo bien que quedaría esto en unas olimpiadas).

Las empresas de paquetería han sufrido una evolución importante desde su creación hasta ahora con la invención de los vehículos automóviles (que quiere decir que se mueven a sí mismos, o sea todos los que no van tirados por animales o empujados por el viento). Las etapas por las que han pasado son:

-Tracción animal-persona – Utilizada como alternativa barata (puesto que los animales ya existían, no es que hubiera que inventarlos, pero claro, salían más caros) o para recorridos cortos, salvo en el caso de los griegos que en una de estas inventaron el maratón, que ya hay que ser bestia (y un día tenemos que hablar de ese afán de inventar de los griegos, especialmente en cosas de sexo, porque madremía).

-Tracción animal-caballo – Muy importante desde los orígenes de la mensajería hasta la creación del motor de explosión. Si bien era bastante práctico lo dejaba todo lleno de boñigas.

-Locomotora de vapor – Pareció una buena alternativa al caballo hasta que se dieron cuenta de que costaba una pasta poner y quitar las vías para llegar a la puerta del destinatario, por lo que cayó rápidamente en desuso y volvieron al caballo mientras que se les ocurría otra cosa.

-Vehículo automóvil denominado vulgarmente fragoneta – Mucho más práctico para el transporte de paquetes, tiene la capacidad de aparcar prácticamente en cualquier sitio estorbando en todos lados.

-Vehículo automóvil de desplazamiento unipersonal del tipo vespino trucao – Momento de auge del transporte de paquetes en vías urbanas. Este tipo de vehículos tienen la capacidad de ir a altas velocidades a pesar de sus pequeños motores, lo que los hace magníficos para convertir el tráfico urbano en un caos total (se han dado casos de coches que han sido adelantados por uno de estos vehículos por los dos lados a la vez). La mayoría de estos pilotos siguieron ascendiendo en su carrera profesional hasta alcanzar las categorías superiores del mundial de motociclismo (los que no murieron jóvenes, quiero decir). Con posterioridad el vehículo evolucionó en una suerte de váter con ruedas llamado scooter con el que siguen yendo como locos pero como que suena menos y parece que no te enteras tanto.

-Vehículo automóvil de gran tonelaje denominado vulgarmente camión – su invención permitió el auge del transporte por carretera y paralelamente (EJEM) de los bares de carretera, sin que se sepa con exactitud la razón (ejem, ejem). Dice la cultura popular que si en un bar de carretera hay muchos camiones aparcados es que se come bien (ejem, ejem, ejem). O algo así.

-Vehículo automóvil volante denominado vulgarmente avión – Gracias a su llegada se consiguió el gran desarrollo del transporte internacional si bien no es menos cierto que por su culpa nos tuvimos que tragar Naufrago (y lo siento Zemeckis, te pongas como te pongas, 143 minutos de Tom Hanks hablando con un balón, no es admisible) y seis temporadas de Perdidos con un final regulero, que no sé si al final ha compensado la cosa o hubiera sido mejor seguir viajando en autobús.

Portada del álbum Sticky Fingers de los Rolling Stones
Total que voy y le digo al mono de la documentación ‘oye, mira a ver si me puedes buscar una foto de un paquete para el post. Y eso. Pues todavía doy gracias, que visto lo visto podía haber sido mucho peor ¿sabes?


Y con esto yo creo que ya estaría todo. Que no digo que el tema este agotado con esto, ojo. El que estoy agotado soy yo, que oye, hay que ver lo que cansa inventarse mierdas. Venga, a cascarla.


*Dato completamente inventado. Si alguien quiere rigor, que vaya a la Wikipedia.

8 comentarios:

molinos dijo...

jajajajajajajaja...lloro de la risa con lo del vespino que adelanta por los dos lados.

¿VES COMO TIENES QUE ESCRIBIR EL BLOG PUTO VAGO DE TWITTER?

naintin dijo...

Me encanta cuando terminas tus post con un categórico: "Bueno, pues yo creo que con esto ya estaría todo".

Existe acaso en el mundo una mejor conclusión posible?? Yo pienso DEQUE no. Pero claro, no soy objetiva.

Y no doy más pistassssssssss ...

pijacosadora dijo...

Lo que me puedo reir con tu blog!
Me ha encantado lo de vehículo automóvil de desplazamiento unipersonal del tipo vespino trucao. Jajaja
Si es que no se por qué no actualizas más a menudo!
Tanto tuiter y tantas moderneces, joder!
Besos!

Gordipé dijo...

Voto a Molinos.

¡¡¡ESCRIBE MÁS!!!

ender dijo...

Bien, bien, me gusta leer tu blog. Yo también voto por que sigas escribiendo aquí y ... bueno, vale, en twitter también eres gracioso, la verdad.

Blanco Humano dijo...

Monilos: Bueno, como ves me lo estoy tomando más en serio. Y que conste que sigo manteniendo que es falta de tiempo, tuiter lo puedo llevar con medio cerebro mientras curro, esto me quita más tiempo...

Y gracias, me estás obligando a volver, que lo sepas ;)

naintin: ¿No eres objetiva? Intrigado me tienes, la verdad. Como si no tuviera bastante con lo del nick...

pijacosadora: bueno, estoy volviendo, un poco de paciencia. Gracias, guapa.

Gordipé: voy a ver si puedo conseguir una entrada semanal de aquí en adelante. Ahora, al primero que diga que mis posts eran mejor antes, le caneo, aviso.

ender: gracias por partida doble. Es verdad que son cosas distintas, voy a ver si soy capaz de mantener las dos y conseguir que no me echen del trabajo.

ender dijo...

Ya sabes, BH, que también puedes escribir en tu tiempo lib... jajaja, no, perdón, que se me acaba de ocurrir un chiste y ....

Blanco Humano dijo...

En mi tiempo libre, por favor, pero qué cosas dices. Yo no tengo de eso.