martes, 21 de abril de 2015

En el ambulatorio

Cada vez que estoy en el ambulatorio me acuerdo del experimento de la jaula de monos.

La cosa va más o menos así (y me vais a perdonar que hable de memoria). Se mete a un montón de monos en una jaula. Se coloca un plátano arriba, pero de tal forma que encaramándose a algo, un mono pueda llegar. Luego se electrifica el suelo, para que cuando uno lo intente, todos sufran una descarga eléctrica (me gusta pensar que este tipo de estudios los hacen científicos que trabajan para los malos de Bond en sus ratos libres). Los monos lo intentan varias veces hasta que aprenden que tratar de coger el plátano es una mala idea. De vez en cuando se saca a un mono y se mete a otro nuevo que, como no sabe, nada trata de alcanzar el plátano; pero lo único que consigue es que le den una paliza el resto para evitar la descarga. El juego sigue así hasta que llega un momento que todos los monos son nuevos, porque han terminado sacando a los originales, pero la costumbre sigue aunque ninguno sepa ya el motivo. Cada nuevo mono que trata de tocar el plátano recibe una paliza, a pesar de que ya nadie sabe por qué. Es el "esto siempre se ha hecho así" de los monos (este experimento se puede aplicar a muchas tradiciones humanas y al funcionamiento de algunas empresas, por cierto).

Ir al ambulatorio es un poco así. Es un universo extraño, con sus propias reglas, y cada uno que llega se plantea un montón de dudas. Hay gente que no, que va todas las semanas y se entera de cada norma en el momento que la cambian. Pero la gente normal (moderadamente joven, moderadamente sana, moderadamente ocupada como para perder la mañana en el ambulatorio) no va más que de uvas a peras, por lo que nunca sabe como funciona todo).

Hay dudas que son previas. En plan: ¿Tengo que pedir hora por teléfono? ¿Puedo pedir hora por internet? Si estoy malo y no puedo ir a trabajar ¿puedo ir ahora mismo a por un justificante, o me vale si llamo para pedir hora y me dan cita para dentro de mes y medio? Cosas así. Pero luego hay otras ya de cuando llegas allí. En plan ¿me presento en administración para decir que estoy aquí, o simplemente me planto en la puerta de la consulta? ¿Me llamarán cuando toque mi hora o tengo que pedir turno? ¿Habrá salido una enfermera para ordenar la cola como en el sketch de Martes y Trece y yo me lo he perdido por no llegar en ese momento? Si llego tarde ¿puedo entrar el siguiente o pierdo ya mi turno y me castigan a entrar al final? Ese tipo de cosas.

Y esto nos pasa a casi todos, o sea que allí el que lleva más tiempo es el amo. A mí a veces me gusta ir sin cita, sólo por sembrar el caos. Cuando llevo un rato allí, todos asumen que sé más que el resto, por lo que puedo desinformar a placer. "-¿La doctora Matilde está? -No, pero la está sustituyendo un bedel. Creo que sabe bastante porque estuvo liado con una enfermera". "-¿Por qué hora van? -No sé, pero yo tenía hora para las ocho y media y todavía no me han llamado, o sea que llevan un retraso gordo. Si lleva prisa yo volvería otro día". "Soy María Benítez ¿me han llamado ya? -Tres veces. La doctora ha dicho que si venía le dijéramos que volviera mañana a las ocho. Con un justificante de su médico". Y así. Ha habido casos en los que he conseguido montar peleas entre viejos, que son muy divertidas "No oiga, a usted no le toca, que han llamado a este señor antes, yo lo he oído".

Cuando pasa la hora del almuerzo y vuelven la doctoras, cierro el periódico y me voy dejando la consulta sumida en un caos. "-Oiga, ¿usted no tenía cita? -No, yo es que vengo aquí a leer porque hay muy buena luz. Si algún día no me ven venir al médico es que estoy malo ¿saben?".

Si es que no falla, justo cuando creo que voy a adivinar lo que pone el mono de la documentación, va y me sorprende. Porque mira que he nombrado monos y me veía venir un grupo de chimpancés. Pues nada, el plátano de Warhol. Ojo, que no me parece mal. Yo hubiera preferido unas enfermeras sepsis, pero en fin...


6 comentarios:

La Baronesa dijo...

Me has hecho reír con eso de ir a leer el periódico por la buena luz! :D

Saludos

ender dijo...

Ahí te veo, sumiendo las consultas de los médicos en el terror que son las peleas de ancianitos con bastón.

Maravilloso me parece, oye, digno de un lider maligno como tu.

Enebea dijo...

El post es muy gracioso, pero a mí me ha dado una pena que pa qué.

En mi pueblo, cuando estás malo vas al médico y te atiende ese mismo día. Seis horas más tarde, sí, pero ese día. Si tienes gripe, si te duele algo, si no te encuentras fino...

Mi hija vive en la ciudad, pilló un febrón y le dieron hora para "de aquí a dos semanas". Coño, para entonces me habré curado o muerto. Tampoco se atreve uno a ir a urgencias. ¿Y si no es TAN grave y acabas estorbando? ¿Y si sí? Si es que sí y no hemos ido, cuando nos hagan la autopsia ya se lo comunicarán a la familia.

Se quieren cargar la sanidad pública para que tomemos la decisión de apuntarnos a una mútua. Primero lo rompes todo, y la gente ya verá que "lo bueno" es lo de pago. Mierda-país que permite que los altos cargos de lo público tengan intereses en lo privado.
Asco todo, oiga.


De todos modos, pagaría por ver una de tus actuaciones en la sala de espera, ja ja ja.


vizcondesadesaintluc dijo...

Hola,
no sé si vives en Madrid pero hoy día 11 y mañana día 12 ponen dos películas de Javier Aguirre en la Acedemia del Cine calle zurbano,3 a las 19'00 hrs. La de mañana es zero/infinito y está rodada en un solo plano.
Un saludo,
La Vizcondesa de Saint-Luc

NáN dijo...

¿Tú has leído a los Situacionistas? No, claro, porque eres muy joven y desaparecieron de la historia.

Pues bien, más o menos se dedicaban a "eso" que tú haces en el ambulatorio: a crear "situaciones" desde las que se puede pensar al perder el contacto con el hábito. Vale, situaciones más tochas y menos divertidas, pero por lo que cuentas el resultado es el mismo.

Blanco Humano dijo...

La Baronesa: me alegro. Un saludo :)

ender: y hago estas cosas solo por entrenarme. Que conste que soy capaz de cosas peores.

Enebea: Quieren eso exactamente. Y la verdad es que a mí también me da pena porque se escudan en que no hay dinero y se lo gastan en dárselo a los bancos. En fin, son tiempos difíciles para los que creemos en los servicios públicos.

vizoncesadedaintluc: ¿Gracias? Si en algún momento he dado la impresión de que me gustan las películas rodadas en un solo plano o los ejercicios de estilo es que no me he debido de explicar bien. En cualquier caso, gracias por la información.

NáN: no les conocía, lo estoy investigando ahora. He visto cosas parecidas por internet, pero supongo que cuando el fin es obtener visitas en youtube deja de tener sentido ¿no? Es prostituirlo un poco.