jueves, 27 de octubre de 2011

Operación bikini.

Desde tiempos inmemoriales, el hombre se ha hecho una pregunta. Y es: ¿follaré más si me quito las lorzas? Y la respuesta es: sí amigo, no solo follarás más, sino que será más satisfactorio. Una mujer cuando se encuentra con unos abdominales como los de Cristiano Ronaldo ya viene preparada de casa y casi que ni te tienes que parar en preliminares. Ya sé que las mujeres dicen que solo se fijan en los ojos y en las manos y que les gustan los hombres detallistas y con sentido del humor, pero mienten como bellacas, si quieres poner cachonda de verdad a una mujer, enséñale unos glúteos capaces de partir una nuez, a ser posible depilados y cubiertos de aceite (si los cubres de chocolate ya es que no hace falta llegar a practicar el coito para que lleguen al orgasmo, es suficiente con que lo piensen). Otra opción es un Mercedes SLK, pero sale un poco más caro1.

Bien. Esto que parece tan sencillo, plantea un problema (lo de los abdominales, digo, no el Mercedes SLK; eso, con tener pasta, suficiente). Y es que claro, nos gustan las croquetas y la cerveza. Y sé que hay gente que sostiene que la cerveza no engorda. Lo que pasa es que toda esa gente tiene barriga cervecera, lo que es cuanto menos, sospechoso. De hecho todo el tema de la dietética esté rodeado de misterios. Parece que es muy sencillo hacer dieta, pero si esto fuera así, no se escribirían libros de dietas todas las semanas. Que si la dieta Atkins, que si la dieta Dukan, que si la dieta del cucurucho2.... Que si el aceite crudo no engorda, que si no se puede mezclar la pasta con arroz, que si la fruta nosequé... (sospecho que si juntas a tres nutricionistas en una habitación terminan pegándose). Para que veáis lo majo que soy, voy a contaros el secreto para adelgazar. Y en un post, que no os cuesta un duro.

Pero antes, una pequeña introducción. Yo, a pesar de que actualmente disfruto de un cuerpo apolíneo (que quiere decir con forma de Apolo, que creo que era un cucurucho de helado que había antes, como los de la dieta del cucurucho3) una vez en el pasado tuve una forma que podríamos denominar como más de botijo. Por este motivo empecé a decir a mi madre cuando me decía lo que había para cenar "esto no, que engorda". A lo que ella respondía con una sabiduría muy de madre "hijo, todo engorda". A lo que si yo hubiera sido el hombre sabio que soy ahora, le hubiera dicho "no, todo no; la sacarina por ejemplo no aporta ningún tipo de nutriente, por lo que no engorda; y la fibra ni siquiera se digiere. Chupar piedras no engorda nada ¡no todo engorda! En cualquier caso, incluso admitiendo que casi cualquier tipo de alimento supone un aporte de calorías, estarás de acuerdo conmigo en que la ración de torreznos con patatas y huevos fritos que estás preparando seguramente engordará más que unas verduritas a la plancha ¿no?". Mi madre es que el tipo de cocina mediterránea que cultivaba era bajo la técnica del 'baño de aceite', que tiene la ventaja que consigue que cualquier alimento engorde (incluso la verdura más asquerosa). Por otro lado, con esta técnica cualquier cosa es comestible (se han hecho experimentos con zapatos).

A lo largo de los años he aprendido mucho de dietética y he llegado a una conclusión: lo que engorda no son las grasas, ni los carbohidratos ni las napolitanas con crema (parece fácil pensar que sí, pero si fuera eso, con eliminarlas de la dieta, punto). Lo que engorda es el sabor. Pero el sabor agradable. Lo que podríamos llamar la deliciosidad (una propiedad de cualquier tipo de cocina exceptuando quizás, la inglesa4) La norma básica de cualquier dieta decente, es que sepa a corcho. Si puede estar asqueroso, mucho mejor.

Esto es así, fundamentalmente por dos motivos. El primero es el que denominaremos 'la naturaleza será muy sana pero un poco hijadeputa', que consiste en que las cosas que están buenas engordan más que que están malas. Esto es una constante universal, como la velocidad de la luz y que tu madre te llame siempre en los momentos más inoportunos. Por otro lado, si alguien va a decirme que prefiere las acelgas a una tortilla de patatas, no pienso discutírselo. Eso sí, que haga el favor de irse a cerrar la puerta por fuera, gracias, que aquí gente rara no queremos.

El otro motivo es que obviamente, cuando algo está bueno, comes más. Tengo la teoría de que me podría hacer rico publicando un libro de dietas tipo 'adelgace todo lo que quiera comiendo lo que le apetezca' solo con poner en letra pequeñita 'echando dos kilos de sal a cada comida'. Lo que pasa es que me da pereza luego escribir el libro de dentro.

Hay gente que sostiene que hay otra manera de adelgazar, que es haciendo ejercicio. La teoría de esto es quemar más calorías de las que se consumen. Hay por ahí tablas de calorías para que sepas lo que se consume con cada actividad diaria (incluso mensuales, porque también pone lo que consume el sexo5. Que si me vas a preguntar si follando se queman calorías, te diré: "Nacho Vidal, sí, un montón; ahora tú, con tus cinco minutos de misionero no quemas ni el yoghurt de la merienda, machote". El problema de la vida actual es que es tirando a sedentaria. Antes igual no, porque la gente hacía cosas como cortar árboles y cazar osos, pero como no quedan ya (al menos en mi oficina no, no sé en las vuestras), ahora mismo el trabajo más físico de una oficina es entrar en Facebook. Que ya os lo digo yo, cambiar tu estado doscientas veces, no consume calorías. Ni aunque riegues los tomates de tu granja cada vez.

Y la naturaleza, que como ya he dicho antes, será muy sabia, pero es un poco hijadeputa, hace una cosa que mola mucho, que es que aunque no quemes una caloría ni en respirar, el cuerpo te pida religiosamente todas sus comidas, e incluso si te aburres, alguna más (léase síndrome del domingo por la tarde). Es por esto que para compensar que la natural sedentosidad del ser humano actual (creo que me acabo de inventar una palabra, pero vosotros disimulad) sería necesario hacer aproximadamente hora y media de ejercicio intenso al día, que ya te digo yo que no apetece. Y ni tengo claro que fuera suficiente, la verdad.

Así que, amigos, hacedme caso. Si de verdad queréis adelgazar, eliminar cualquier cosa sabrosa o apetecible de vuestra vida. La sal (que no engorda, pero retiene líquidos), el azúcar (que sí que engorda), el café (que también retiene líquidos), la cerveza (que como todos los alcoholes, engorda)... y así, cualquier cosa que os pueda apetecer. Si tenéis una duda antes de comer algo ('¿esto engordará?') la respuesta es sencilla: si te apetece, engorda (vamos, que los nutricionistas no han prohibido todavía las tetas porque no se les ha ocurrido un motivo, pero solo por eso).

Quizás os parezca una dieta dura, pero pensad que esto solo hay que hacerlo durante toda la vida. ¿Qué? Ya no apetece tanto lo que marcar abdominales ¿verdad? Ya me parecía a mí. Ahora entenderéis por qué las modelos tienen todas esa cara de estreñidas...

Ya está el mono de la documentación tocando los huevos. No podía poner una foto de un brócoli, no. Menudo mamón. Ahora, él dice que no le pone nada esto. Claro, como es vegetariano...


1Todo esto se refiere, por supuesto a una mujer estándar. Las lectoras de este blog son mucho más sensibles a la inteligencia y al ingenio. Que si no, de qué iba a recibir yo tantas proposiciones indecentes...


2Eeer... no, creo que no voy a explicarla.

3QUE NO. He dicho que no la explico, y no la explico. Coñoyá...

4Si la comida inglesa es mala, las mujeres feas y el clima un asco ¿alguien me puede explicar por qué se pusieron a vivir allí los ingleses? Es que no lo entiendo...

5este chiste es para los que no tienen twitter. Si tienes, lee 'anuales', en su caso. Y NO, NO PIENSO EXPLICAR LA DIETA DEL CUCURUCHO, COPÓN YA.

16 comentarios:

Psycho dijo...

Hacía mucho que no me reía tanto con una entrada de blog, en serio BH.

Y las aclaraciones del final, m'han mato del todo.

ender dijo...

Que grande eres, tío, que grande. Y yo aquí riéndome solo. ¡Háganle un monumento, por favor!

exseminarista ye-ye dijo...

Pues la del cucurucho funciona, de verdad de la buena, que ahora estoy como una sílfide. ¿O era sífilis lo que me dijo el médico?

Bueno, no sé, algo de eso. Salud y saludos.

J. Lozano dijo...

Y me dices que la cerveza engorda cuando he empezado a fabricarme la mía propia y tengo 10 litros esperando a ser bebidos. Cojonudo. Bueno, les echaré vinagre para que sepan mal y no engorden.

Pues mira, oye, voy a seguir tu dieta Whitey, a ver qué tal me va. El problema que yo tengo es que me gusta todo, por lo que tendré que pasarme a comer cosas poco convencionales, como el cartón de las cajas de leche, sapos, y quizá alguna farola. Todo sea por poder ponerme el bikini el año que viene.

Bruja Naranja dijo...

En mi oficina hay varios osos, pero aún así...

Anónimo dijo...

Tío, tienes un trauma muy gordo con la comida ¿no?

Lillu dijo...

Jajaja muy bueno :D Estoy muy de acuerdo con todo lo que comentas de que si está bueno y te apetece, seguro que engorda XDD Bueno, con la excepción del sexo, que aunque tampoco adelgace está bueno y apetece XD

saluditos

marieta dijo...

Estaba afilando cuchillos cuando he visto la notita 1 aclaratoria. Ah, vale, porque yo soy de las que me fijo poco en los envoltorios. Vamos, que un macho alfa apetecible da igual que esté en un tractor que en un Mercedes. Son otras las carrocerías. Por cierto, me apunto a tu régimen.

Somófrates dijo...

Basta con compartir las croquetas y la cerveza.

Soñadora. dijo...

Me ha encantado la entrada, me he reido bastante, Gracias. La verdad.. es buen metodo, nunca lo habia pensado, me pondre manos a la obra en cuanto me coma algo que me encante.

Un saludo!

m dijo...

Me he reído un montón, escribe un libro, te forrarás.

Princesa dijo...

Yo la del cucurucho me la sé, chúpate esa!!

Muy buena crack!

sigilosa dijo...

Esto lo has escrito porque ya han salido a la venta los turrones y mazapanes y has reflexionado sobre el poder esconder la barriga entre capas de ropa y no bajarla no?

totalmente de acuerdo lo de los nutricionistas xD yo aun no se si el pan engorda mucho o no! y lo de cuanto mas rico mas engorda tambien... que horror, voy a empezar a llevar una gomita en la muñeca y cuando coma algo bueno tirare de ella para que me haga mal y asocie lo rico con dolor jajaj

los puntazos:
chupar piedras no engorda
gente rara no queremos
lo de nacho vidal y que no quemas nada mas que el yogurt
y cortar arboles y cazar osos
jajaajajaj bueno es que todo es muy bueno

oye que yo acabo de comer palomitas, llevan sal y me las he comido con mas ansia si cabe, he seguido tu truco pero nada, que he hecho mal? quizas deberia cambiarlas por las de sabor a mantequilla???

oye y la dieta del cucurucho? no me ha quedado muy claro como hay que hacerla! :P

he aqui mi comentario un dia tarde jaja pero es que he estado muy estresada! encima es laaaarguete eh... un poco aburrido pero asi hace bulto :D

Aliena dijo...

Jajajaja cuánta sabiduría concentrada en un solo post, BRAVISSIMO!!!!

Blanco Humano dijo...

Buff... palabra que pensaba responder comentarios hoy, pero me he quedado sin pilas. Os debo un comentario ingenioso, apuntádmelo.

Ah, para los que recibáis esto por correo: hay nuevo post. Pondría el link, pero ¿he dicho lo de las pilas? Pues eso.

Besitos.

Blanco Humano dijo...

Bueno, va, que os debo estos comentarios. Desde octubre, madremía, no tengo vergüenza...

Psyco: la verdad es que me he vuelto a repasar la entrada y tiene gracia. ¿Qué me habría comido yo ese día? Porque yo de normal no soy así de gracioso...

ender: no, prefiero que me paguen en jamón, mejor. O en danesas. Soy muy aficionado a las danesas, yo.

exse: Va a ser sífilis, sí. Ahora, si sirve para adelgazar, ya me sirve, también.

J.Lozano: Pues debe funcionar, porque me he quitado seis quilos. Ahora, no te recomiendo, la verdad. Es que se te quitan hasta las ganas de vivir.

Bruja Naranja: ¿Y se pueden cazar, o están protegidos? Porque estaría tener una cabeza de oso de oficina junto la chimenea...

Anónimo: Hombre trauma, trauma no, lo que pasa es que estoy a dieta. De todas maneras, creo que es la primera vez que hablo del tema en mi blog, si a eso le llamas tener un trauma gordo...

Lillu: Tengo la creencia de que los dietistas siguen buscando una excusa para prohibir el sexo. Que da hambre, por ejemplo. Mira, esa sería buena.

marieta: no, si ya tengo experiencia, por eso ya pongo siempre antes la venda que la herida. Pero vamos, no tengo ningún inconveniente en reconocer que a mí las chicas dentro de un coche caro, siempre me parecen más guapas. Otra cosa es que luego me interese ese tipo de chicas...

Somófrates: no te creas. Yo cuando comparto cervezas, tomo más. Es que nos liamos, y claro...

Soñadora: encantado de ser de utilidad. Si este blog es como un servicio público, siempre lo digo. Bueno, menos el olor a meado, claro.

m: pues no te creas que no me lo he planteado, la verdad. Ahora, forrarse en este país creo que es difícil. Escribiendo, al menos.

Princesa: estaba seguro de eso. Lo mismo hasta la practicas... ;P

Muchas gracias, guapa.

sigilosa: Me he comido UN polvorón en todas las navidades. Qué vida más triste...

El pan engorda, ya te lo digo yo. Máximo, una rebanada al día. Sin aceite. Oye, muy bueno el método de la gomita. Un poco bárbaro, pero muy bueno.

Las palomitas también engordan. De todas formas, si te las has comido es que llevaban poca sal. Tienen que estar bañadas totalmente. Así funciona seguro.

Y no te voy a contar lo de la dieta del cucurucho hasta asegurarme de que no eres menor. Cuando lo confirme, ya quedamos y te lo explico en directo... ;P

Aliena: yo es que soy sabio, lo que pasa es que como tengo este físico, no se me valora. Nos pasa mucho a los guapos. Es una maldición.

Blanco Humano: Huy no, si este soy yo. Pues ya.